Los Audi e-Tron S y Sportback, desde 100.350 euros

Los Audi e-Tron S y Sportback, desde 100.350 euros

Ya están a la venta con garantía de la batería y el mantenimiento gratuito 'Entry' durante un periodo de 8 años o 160.000 km

  • Audi e-tron S y e-tron S Sportback.

Audi continúa su ofensiva eléctrica con los nuevos Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback. Ambos modelos S eléctricos utilizan tres motores, dos de ellos situados en el eje trasero. Su sistema de propulsión inteligente eleva la seguridad y la dinámica a un nuevo nivel. Además de la tracción quattro totalmente eléctrica, están equipados con un sistema de vectorización de par que distribuye la fuerza de forma variable y activa entre las ruedas del eje trasero.

Los nuevos Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback exploran una nueva dimensión en cuanto a dinamismo. En el modo S de la transmisión, ambos modelos ofrecen su máximo rendimiento durante 8 segundos, logrando una potencia máxima de 370 kW (503 CV) y un par de 973 Nm. Para acelerar de 0 a 100 km/h apenas necesitan 4,5 segundos; y alcanzan una velocidad máxima de 210 km/h. Los valores nominales con el cambio en la posición D, es decir, sin ese impulso extra, son de 320 kW (435 CV) y 808 Nm.

Los nuevos modelos S cuentan con dos motores eléctricos en el eje trasero y uno en el delantero, lo que los convierte en los primeros coches eléctricos del mundo producidos en serie con tres motores eléctricos. La disposición del sistema de propulsión se basa en el principio de construcción modular. En el eje delantero se instala una versión adaptada del motor eléctrico que acciona el eje trasero en el Audi e-tron 55, en este caso con más potencia. El motor eléctrico delantero del Audi e-tron 55, con una serie de modificaciones, se instala por partida doble en el eje trasero. La batería de alta tensión se encuentra bajo el piso del habitáculo. Tiene una capacidad de 95 kWh, con el 91% (86 kWh) utilizable, y cada uno de sus 36 módulos contiene 12 celdas. Con una única carga de la batería, los Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback alcanzan una autonomía según el ciclo WLTP de 361 y 368 km, respectivamente.

Quattro

Para mejorar la eficiencia, cuando los nuevos modelos S funcionan en modo de conducción normal sólo se activan los dos motores eléctricos traseros. El delantero entra en acción si el conductor exige más rendimiento, o de forma predictiva si disminuye la adherencia. La tracción quattro totalmente eléctrica alcanza un nuevo nivel con la vectorización eléctrica de par: cada uno de los dos motores eléctricos traseros envían el par directamente a la rueda correspondiente, sin necesidad de utilizar un diferencial mecánico, a través de una transmisión de una sola velocidad. El reparto en función de las necesidades apenas lleva unos milisegundos y el sistema puede gestionar pares de tracción muy elevados. Con la vectorización eléctrica de par, Audi eleva el principio de la tracción total a un nivel completamente nuevo, 40 años después de la introducción de la tecnología quattro.

Los conductores experimentan la excelente agilidad y tracción de los modelos S eléctricos particularmente en carreteras de curvas; el carácter del vehículo enfatiza el eje trasero. Si el control de estabilidad ESC está en el modo “sport” y el sistema de conducción dinámica Audi drive select se encuentra en el programa “dynamic”, la programación de la unidad de control facilita un alto nivel 

de dinámica transversal y, si se desea, también de derrapes controlados. Al acercarse al límite que establece la física, la rueda delantera situada en el interior de la curva, que soporta menos carga, se desacelera ligeramente mediante una aplicación selectiva de los frenos para evitar el deslizamiento y mejorar la agilidad. El alto nivel de dinamismo y precisión, y la seguridad sin concesiones, se basan en el funcionamiento en red de todas las unidades de control que gestionan los sistemas de suspensión y de tracción.

Audi e-tron S y e-tron S Sportback.

Conexión en red

La gran batería de alta tensión, instalada en una posición baja comparable a la de los tres motores eléctricos, asegura un reparto equilibrado del peso entre ambos ejes, lo que reduce la altura del centro de gravedad del coche. Esto ofrece grandes ventajas en términos de dinamismo. La dirección progresiva, cuya relación se vuelve cada vez más directa a medida que aumenta el ángulo de la dirección, enfatiza el carácter deportivo. La suspensión cuenta con ajustes específicos para los modelos S. El sistema Audi drive select ofrece siete perfiles de conducción. Actúa, por ejemplo, sobre la suspensión neumática adaptativa deportiva; y puede variar la altura de la carrocería hasta 76 mm, dependiendo de los ajustes elegidos y de la situación de conducción.

Los modelos S eléctricos están equipados de serie con llantas de 20 pulgadas y con neumáticos de 285 mm de ancho. Bajo pedido, se pueden instalar llantas de 21 pulgadas y en el futuro se ofrecerán unas más deportivas de 22 pulgadas. En el eje delantero las pinzas de freno fijas de seis pistones están acabadas de serie en color negro y cuentan con el logotipo S. Opcionalmente pueden ir pintadas en color naranja brillante, decoradas con el logo e-tron.

El sistema de frenos se acciona y se regula a través de un compacto módulo que controla y refuerza la presión acumulada en el circuito de forma electrónica (sin cable), y acciona los frenos hidráulicamente. Un engranaje de husillo accionado eléctricamente actúa sobre el pistón de forma prácticamente instantánea, lo que permite que las pastillas de freno estén en contacto con los discos, ejerciendo su máxima presión después de solo 150 milisegundos. Dependiendo de la situación de conducción, el sistema de control de los frenos decide individualmente para cada eje si el coche se va a desacelerar utilizando los motores eléctricos, los frenos hidráulicos o una combinación de ambos sistemas.

Carga

Los propietarios de los Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback pueden elegir entre numerosas opciones de carga. En el garaje de sus hogares, el sistema de carga compact con tomas de 230V y 400V les permite cargar a un máximo de 11 kW. A través de la aplicación myAudi, desde el smartphone se pueden controlar los procesos de carga y su programación, así como la preclimatización. El sistema de carga opcional connect permite funciones de carga inteligentes en interacción con un sistema de gestión de la energía doméstica.

En Europa, el servicio e-tron Charging Service permite a los clientes acceder a más de 180.000 puntos de carga públicos con una sola tarjeta. Los Audi e-tron S y Audi e-tron S Sportback pueden cargar con hasta 150 kW de corriente continua (DC) en muchas estaciones de carga rápida HPC (High Power Charging). En condiciones ideales, sólo se necesita media hora para cargar del 5 al 80 por ciento. Los clientes con el servicio de carga propio de Audi, el Audi e-tron Charging Service, 

disfrutan de condiciones favorables en la red europea de carga rápida de Ionity. En el primer año, Audi cubre el coste de la suscripción mensual de la tarifa trásit, y los clientes cuentan con un precio reducido por kWh de electricidad

La aerodinámica

Gracias principalmente a los espejos retrovisores virtuales opcionales (cámaras que envían las imágenes que captan a pantallas de alto contraste situadas en el interior), los modelos S logran un excelente coeficiente de resistencia aerodinámica. La optimización del flujo de aire a través de las molduras de los pasos de rueda también contribuye a resolver el conflicto de objetivos entre una aerodinámica excepcional y una apariencia deportiva. Esta tecnología, diseñada y patentada por Audi, se utiliza por primera vez en modelos de la marca de los cuatro aros fabricados a gran escala. Permite que el Audi e-tron S Sportback consiga un coeficiente aerodinámico de solo 0.26 (en el e- tron S es de 0.28), a pesar del ensanchamiento que experimentan los pasos de rueda.

Un segundo elemento importante en el concepto aerodinámico son las entradas de aire controlables con conductos para refrigerar los frenos de las ruedas delanteras. La mayor parte del tiempo se mantienen cerradas para que la corriente de aire fluya sobre el capó casi sin turbulencias. Como parte del eficiente sistema de gestión térmica, cada e-tron está equipado con una bomba de calor de serie que aprovecha la energía térmica del calor residual de los componentes del motor, lo que permite aumentar la autonomía hasta en un 10 por ciento.

Audi e-tron S y e-tron S Sportback.

El sofisticado sistema de recuperación de energía también contribuye a la eficiencia de los SUV eléctricos. El conductor puede elegir entre tres niveles de recuperación; el más alto de ellos permite experimentar la conducción “one pedal feeling”, lo que permite utilizar el pedal del acelerador también para perder velocidad sin necesidad de activar los frenos. A la hora de frenar, por debajo de 0,3 g los motores eléctricos se encargan por sí solos de la deceleración, es decir, en la mayoría de las situaciones de conducción cotidianas. El sistema de frenos hidráulicos sólo entra en juego para deceleraciones mayores. Sin embargo, los motores eléctricos permanecen activos y pueden recuperar hasta 270 kW de potencia de pico en una frenada desde 100 km/h.

Más anchos

Tanto el Audi e-tron S como el Audi e-tron S Sportback revelan su potencia eléctrica a primera vista. Los paragolpes delanteros y traseros cuentan con contornos pronunciados, mientras que las entradas de aire son particularmente grandes y con un llamativo diseño. La inserción en el difusor trasero se extiende casi a lo largo de toda la anchura del vehículo. Los pasos de rueda ensanchados 23 milímetros a cada lado contribuyen a la apariencia deportiva. Las molduras plateadas en la parte delantera y en la trasera, así como las carcasas de los espejos retrovisores de aluminio, son características exclusivas de los modelos S. De forma opcional se puede solicitar un acabado con color de contraste que se aplica a gran parte de la sección inferior de la carrocería.

Ambos vehículos pueden equiparse con los faros Matrix LED digitales como opción; otra primicia mundial de la producción en serie que Audi introdujo con el lanzamiento del e-tron Sportback. Cada haz de luz se divide en 1,3 millones de píxeles y puede ser controlado con gran precisión, lo que permite muchas nuevas funciones. En carreteras estrechas, por ejemplo, muestra la posición del vehículo en el carril, lo que ayuda al conductor a circular de forma segura por el centro del mismo.

El diseño interior de las versiones e-tron S se caracteriza por los tonos oscuros. Los asientos deportivos con ajustes eléctricos forman parte del equipamiento de serie. La tapicería en cuero y Alcantara, así como el pomo de la palanca de cambios, incluyen un rombo en relieve. Las molduras decorativas, realizadas en aluminio cepillado, están disponibles en dos versiones; también se ofrecen de forma opcional en carbono. El paquete de iluminación de contorno/ambiental añade un marcado acento progresivo en la oscuridad.

Completamente digital

Al igual que todos los Audi de los segmentos más altos, los e-tron S están equipados con el sistema de control digital MMI touch response, con dos grandes pantallas táctiles centrales. En el tercer display, el de la instrumentación digital Audi virtual cockpit, el conductor puede seleccionar un modo de visualización especial e-tron que otorga el protagonismo a la información relacionada con el sistema de tracción eléctrica. Como complemento a estas pantallas se ofrece un head-up display. El sistema MMI Navegación plus forma parte del equipamiento de serie. Detrás de sus múltiples funciones se encuentra la tercera generación de la plataforma modular de infotainment (MIB 3), que realiza todas las tareas con una alta capacidad de procesamiento. Coopera con el centro de comunicación, que conecta el coche con el entorno y con los smartphones de los pasajeros.

Audi e-tron S y e-tron S Sportback.

Los servicios online de Audi connect complementan el sistema de navegación, especialmente el planificador de rutas e-tron ampliado, que calcula el camino más rápido incluyendo las paradas óptimas para realizar la recarga de la batería teniendo en cuenta los datos del tráfico, el perfil del conductor y la duración de las paradas de carga. En algunos casos esta estrategia puede incluso sugerir rutas alternativas. El directorio de los puntos de carga, que incluye información adicional relacionada, se actualiza online a diario. Si el conductor lo solicita, al planificar la ruta se puede establecer preferencia por las estaciones de carga en las que se pueda pagar utilizando el servicio de recarga Audi e-tron Charging Service.

Ambos ofrecen en su equipamiento de serie numerosos sistemas de ayuda a la conducción. El asistente de eficiencia, de serie, ayuda a adoptar un estilo de conducción económico gracias a la información predictiva y, si se solicita, la regeneración automática. Junto al asistente de conducción adaptativo, esta tecnología detecta el entorno de tráfico y el trazado de la carretera mediante los datos que obtiene de los sensores y el sistema de navegación, así como de la información Car-to-X. De esta forma, se puede acelerar y desacelerar el coche de forma predictiva. El centro neurálgico para la conducción pilotada utiliza los datos proporcionados por los sensores para calcular continuamente un modelo del entorno del vehículo que pone a disposición de todos los sistemas de asistencia.

Otoño

Los dos modelos S eléctricos se lanzarán en los mercados europeos en otoño de 2020. En España, el precio del Audi e-tron S parte desde 100.350 euros; y desde 102.650 euros para el Audi e-tron S Sportback. En ambos casos, los precios incluyen la garantía de la batería y el mantenimiento gratuito “Entry” durante un periodo de 8 años o 160.000 km.

últimas noticias

El nuevo SUV japonés mide 4,96 metros y su mecánica híbrida eroga 247 CV

21/01/2021

El nuevo C4 es el octavo modelo de la marca francesa fabricado en Villaverde

21/01/2021

Sólo 160 concesiones de entre 4.000 que tiene la marca en todo el mundo han logrado... más

21/01/2021

Acuerdo entre ambas plataformas para ofrecer las dos competiciones a sus abonados

21/01/2021