Richard Hammond se reúne de nuevo con 'Oliver'

Richard Hammond se reúne de nuevo con 'Oliver'

01-02-2021

El presentador de 'Top Gear' recuerda las duras pruebas a las que sometió al viejo Opel Kadett

  • Hammond y el Opel Kadett 'Oliver'.

¿Has oído hablar del Opel “Oliver”? Así es como el presentador estrella británico Richard Hammond apodó a su Opel Kadett de 1963. Y es que existe un estrecho vínculo entre Hammond y su Opel “Oliver”, un Kadett que compró en Botsuana en 2007 y con el que llevó a cabo un viaje de aventura por África para el programa de televisión “Top Gear”. Ahora, Hammond abre su garaje a Opel y a la plataforma online “DriveTribe” y muestra en un vídeo de YouTube por qué le gusta Opel y qué piensa hacer con “Oliver”. También se atreve a echar un vistazo al nuevo Opel Mokka a través del filtro de Realidad Aumentada desarrollado por el equipo de redes sociales de Opel y se muestra entusiasmado con el Mokka y su potencial en las redes sociales.

Amistad

Richard Hammond es lo que los británicos llaman un “Car Enthusiast”, es decir un verdadero entusiasta de los coches. Es conocido por los aficionados a los coches como el inquieto presentador de televisión de los exitosos programas de coches Top Gear y The Grand Tour, en los que habitualmente pone en marcha alocadas ideas y somete a “sus” vehículos a pruebas realmente duras. Uno de ellos ha sido un Opel Kadett de 1963, con el que Hammond programó recorrer 1.000 millas por el sur de África hace aproximadamente 13 años. Desde el principio se creó un estrecho vínculo entre él y su nuevo compañero, por lo que bautizó al Kadett como “Oliver”. Y “Oliver” nunca le falla, conquista las rutas más duras y muestra las cualidades “que valoramos en las personas”, expone Hammond. “Oliver es valiente. Es tan leal como puede serlo un amigo”, continúa alabando al Opel Kadett A.

Hammond y el Opel Kadett 'Oliver'.

No en vano, el Kadett A continúa siendo hoy un símbolo del “milagro económico alemán”. Entre 1962 y 1965 unas 650.000 unidades salieron de la línea de producción, permitiendo la movilidad a grandes sectores de la población y a familias enteras. De ello se encarga un motor de cuatro cilindros que desarrolla 40 CV, de alegre respuesta y con bajos costes de uso y mantenimiento, un gran maletero y un espacioso interior, que asombraba a los automovilistas de la época. O como decían los anuncios: “Opel Kadett igual a O.K.”.

Pero al cruzar un río en medio de la sabana, hasta “Oliver” comenzó a nadar, y Hammond lanzó un grito de desesperación que pasará a la historia de la televisión. No es de extrañar que no dejara a “Oliver” allí, sino que lo llevara a su garaje en Gran Bretaña. Tras ser restaurado, su Kadett va a recibir otro lavado de cara aquí, pero… ¿cómo será exactamente? Los comentarios y sugerencias en los canales de las redes sociales son bienvenidos.

Hasta ahora, el presentador se ha mostrado entusiasmado y expone que “hay mucho que admirar y nada va mal en el coche, porque tampoco hay nada que pueda ir mal”. En otras palabras, este Kadett tiene los característicos genes de Opel; que se aplican más que nunca a los nuevos modelos con el logotipo del Blitz y a algo en particular: ofrecer exactamente lo que los conductores y pasajeros necesitan para viajar con tranquilidad.

Últimos coches publicados