Imola con lluvia, puro espectáculo

Imola con lluvia, puro espectáculo

19-04-2021

Análisis de un GP vibrante que antecede un campeonato muy disputado entre Verstappen y Hamilton

  • Imola.

El regreso de Imola al calendario de F1 no hace más que justificar lo necesaria que es la vuelta a los circuitos de siempre y huir de los horribles y aburridos 'Tilkódromos'. La lluvia no hizo más que echar una dosis extra de pimienta y si el Autódromo Enzo y Dino Ferrari es una trazado de piloto que no permite errores, mojado es aún más letal. A continuación analizamos los puntos más destacados del GP Made in Italy della Emilia-Romagna.

Verstappen, una candidatura sólida

Una carrera impecable la de Mad Max, esta vez no estuvo tan bisoño como en Bahrein y desde la misma salida se quitó de en medio a su compañero Pérez y a Hamilton, y ya no se bajó del liderato ni siquiera cuando la prueba tuvo que detenerse. Red Bull ha hecho los deberes y, sobre todo, Honda ha echado el resto con este motor. Firme candidato al título.

Podio de Imola

Hamilton y la suerte del campeón

A Lewis le vino a ver Dios cuando su compañero Bottas y Russell ocasionaron la suspensión de la carrera. Un error lo había dejado casi encallado en la puzolana pero pudo salir, llegar a boxes, poner el morro nuevo, sobreponerse y salir a lograr el segundo y la vuelta rápida. La detención de la carrera fue crucial, si no, o se hubiese retirado o ni siquiera habría llegado a los puntos. Pero la suerte le vino a ver.

Lando Norris

Lando Norris  y McLaren, cada vez mejores

El talento del joven británico sigue evolucionando y aprovecha muy bien todo lo que ha mejorado el coche de McLaren con el motor Mercedes. Superó en pista a los Ferrari, que también han mejorado los suyo y tienen también unos pilotazos, pero los de Woking están un paso por delante, por lo menos con Norris, ya que Ricciardo no tuvo un fin de semana luminoso, y eso que llegó como estrella, pero su joven compañero parece que le lleva la delantera.

Carlos Sainz.

Mejor que progresa adecuadamente en Maranello

En Ferrari tuvieron en la mano un podio en su GP de casa, pero la bandera roja dio al traste con ello. Con todo, el cuarto y quinto puesto de los de Maranello es muy aceptable, sobre todo por cómo estaban el año pasado. Leclerc, rápido y correoso como siempre, se quejó de que el SF21 le falta algo de velocidad punta en recta, porque cuando Norris tenía los neumáticos en las lonas no pudo cogerle. Sainz por su parte, smooth operator total. Gran remontada del 11º al quinto, con fallos, pero yendo tan rápido que no se veía penalizado. En principio están logrando lo que se planteaban, terminar regularmente con los dos coches en los puntos y lo más arriba posible. Van en buen camino los de Maranello, pero deben seguir mejorando para superar a McLaren y no verse alcanzados por un equipo Alpha Tauri muy rápido, pero irregular. La suerte estuvo de su parte ya que los segundos espadas de Mercedes y Red Bull, literalmente, naufragaron.

No estuvieron a la altura

Puede dar para muchas especulaciones el accidente de Bottas y Russell, pero hay algo claro, el finlandés no está en un buen momento y el británico no disimula su ambición de apearlo de Mercedes para subirse él. El golpe fue culpa de ambos, pero la actitud mostrada tras el mismo los deja a la altura del betún, con mucha soberbia de por medio. Tampoco estuvo a la altura Checo Pérez. Muchos errores y una conducción muy errática lo dejó fuera de los puntos. Querían un piloto que trajera el coche a casa con un buen botín de puntos, algo para lo que el azteca parecía el candidato ideal, pero en Imola no fue así. Impropio de él y a buen seguro que se enmendará.

Alonso logra su primer punto

Hace unos meses Daniel Ricciardo lograba con su Renault el podio en este mismo circuito. El mismo coche, pero ahora denominado Alpine Renault terminó 10º y 11º con Ocón y Alonso, respectivamente. El bicampeón español quedó fuera de los puntos, pero una sanción a Raikkonen, noveno, ha mejorado un puesto la clasificación de los de Alpine. Realmente había mucha expectativa con el nuevo equipo Alpine y Alonso, pero parece que se ha enfriado un poco todo. Ellos mantienen que mejoran y evolucionan, pero no se cuantifica. Cierto es que el aficionado medio español ya veía a Fernando subido al podio, pero el podio está más caro que nunca y ni siquiera una alocada carrera en mojado en Imola posibilitó algo de magia de Alonso, que no brilló ni su coche estaba para mucho más. Luca de Meo afirma que se están concentrando en el 2022, pero aún es demasiado pronto para dar esta temporada por perdida.

La nota negativa

Los grandes protagonistas, para mal, del GP Made in Italy della Emilia-Romagna fueron Latifi y Mazepin. Desde los primeros compases el ruso no dio pie con bola, pero es que el primer coche de seguridad fue provocado por el pique entre él y el canadiense de Williams. En fin, dos pilotos que realmente no es perentorio que estén en la parrilla, pero que gracias a su saneada economía pueden tener garantizado su sitio sin necesidad de cumplir el expediente, al más puro estilo Pastor Maldonado.