Charles Leclerc cruza primero la meta del GP de Bahrein 2022

Éxtasis rojo en Bahrein

Las buenas sensaciones vistas durante las pruebas de pretemporada en la Scuderia Ferrari se han confirmado de la mejor forma posible en el primer GP de la temporada. Charles Leclerc se adjudicó la victoria en la carrera inaugural de la temporada 2022 en Bahrein y su compañero, Carlos Sainz, fue segundo. Completó el podio un sonriente Lewis Hamilton que se vio muy beneficiado de la debacle vivida por Red Bull, que vio cómo los motores de sus dos coches dijeron adiós a tres y una vuelta del final. Fernando Alonso por su parte tuvo una carrera bien complicada con un Alpine nervioso en pista y que no gestiona bien los neumáticos, pudiendo sólo ser noveno y superado por su compañero de equipo, Esteban Ocon.

Tras dos años de sequía, tras el GP de Singapur 2019, en Maranello han podido colocar de nuevo una bandera en la entrada de la Gerenzia Sportiva. El SF 75 se confirma como un gran coche: rápido, de buen comportamiento y fiable. La victoria de Leclerc fue absolutamente imperial, logrando el monegasco el ‘hat trick’ -pole, vuelta rápida y victoria-. No pudo adjudicarse el Grand Chelem pues durante algunas vueltas -muy pocas- no lideró la carrera. Leclerc se saca con esta victoria en Bahrein la espina que tenía clavada de aquella fatídica carrera de 2019 en la que perdió la victoria por un fallo en el motor de su coche. El de Montecarlo protagonizó varios duelos vibrantes y a brazo partido con Verstappen, especialmente tras la primera parada, donde se pasaron el uno al otro un total de cinco veces. 

Carlos Sainz fue segundo. Rodó toda la carrera tercero sin poder acercarse a los dos pilotos de cabeza, su compañero y el campeón de Red Bull, pero tras el Coche de Seguridad motivado por el incendio del Alpha Tauri de Gasly, Sainz pudo adelantar a Verstappen en la resalida. Contrasta lo serio que salió del coche. Carlos quería haber luchado por la victoria pero lo cierto es que no encontró las sensaciones con el SF 75 en todo el fin de semana. Hasta Martin Brundle cuando lo entrevistó le reprimió por ser tan autocrítico consigo mismo. Pero que a nadie le queda duda que ‘Smooth Operator’ estará ahí.

Amarga derrota de los campeones

Lo de Red Bull fue un golpe quizás demasiado duro. Max trató en dos ocasiones, tras las dos primeras paradas, de adelantar a Leclerc pero no lo consiguió. La tercera parada estuvo motivada por el abandono de Gasly tras el incendio de la parte eléctrica del motor del Alpha Tauri. Parecía una suerte de premonición. En la relanzada Leclerc cogió a Max con el pie cambiado y lo dejó detrás. Comenzó a reportar problemas de dirección y una vuelta después, tras ser adelantado por Sainz, el holandés abandonaba. Problemas en la bomba de combustible dijeron desde el equipo. Pero el drama no terminó ahí. Checo Pérez perdía su Red Bull al final de la línea de meta a falta de una vuelta con un trompo. Los austriacos inauguran la temporada con cero puntos en su casillero, algo que benefició a un equipo Mercedes con un comienzo muy modesto.

Rodaje discreto de los de Brackley que confirma las malas sensaciones de Hamilton en la pretemporada, por lo que el podio que se encontraron les supo a gloria. Toda la carrera estuvieron por detrás de Ferrari y Red Bull. El W13, un coche de concepto muy radical, aún debe mejorar, para lo que tienen tiempo aún. 

Sin duda alguna hay que quitarse el sombrero con el equipo Haas. De pasar dos años en la cola del pelotón, de una pretemporada cargada de polémica por el despido de su piloto y patrocinador ruso, los americanos han sido el mejor coche del resto en la carrera de Bahrein. ¿Quién iba a decir a Kevin Magnussen que iba a correr en F1 y terminar quinto en la primera carrera cuando se veía haciendo el WEC? Sensacional. El motor Ferrari ha propiciado a Haas un salto adelante importante, aunque quizás Mick Schumacher no lo ha aprovechado del todo bien al quedarse fuera de los puntos por los pelos. 

¿Y qué decir de Alfa Romeo-Sauber? El equipo suizo-italiano también mostró un rendimiento fantástico y, al igual que Haas, llegaron a plantar cara incluso a Mercedes. Bottas estuvo muy inspirado en su debut con los de Hinwill y el chino Zhou puntuó en su carrera de debut al terminar 10º. Es el primer corredor chino en lograr puntos en la Fórmula 1 además de ser el primero en firmar para una temporada completa.

Sobre todo para el público español, si la cara de la moneda fue el segundo Sainz, la cruz el noveno de Alonso. Por ahora, el tan cacareado “Plan” del asturiano es un fracaso. El Alpine A522 es un coche nervioso y con mal ritmo de carrera. Degrada mucho los neumáticos. No es lo mismo hacer una vuelta sólo con poca gasolina que rodar en carrera. Es pronto aún y hay Mundial por delante, pero de ahí a ver a los de Alpine y a Alonso luchar por el Campeonato es ser demasiado optimistas. Como suele pasar, la afición y las buenas manos de Alonso en el marketing crean expectativas poco realistas para lo que termina llegando. No obstante, Alonso es Alonso, y nunca hay que desconfiar de él.

El honor de la estructura Red Bull fue salvado por Tsunoda y su Alpha Tauri, que terminó finalmente en los puntos -8º- con una gran remontada. Y los grandes perdedores: los tres equipos clientes de Mercedes, Aston Martin, Williams y un decepcionante McLaren, que ha pasado de ser el equipo que disputaba el tercer puesto a Ferrari a último. 

La F1 regresa esta misma semana con el GP de Arabia Saudí, en el circuito urbano de Jeddah Corniche.

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta