BMW XM, primer M híbrido echufable, avisa de su llegada

Su expresivo diseño aún permanece oculto bajo la lámina de camuflaje, sus atléticas proporciones ya son perceptibles, y las extremas características de rendimiento del nuevo BMW XM hacen que cada prueba de conducción sea una experiencia incluso para los profesionales experimentados. En el marco de las pruebas de dinámica de conducción, el primer coche de altas prestaciones de BMW M GmbH con propulsión eléctrica está completando la fase final de su proceso de desarrollo en serie. Apenas unos meses después de la presentación del BMW Concept XM, los prototipos del modelo de producción están demostrando el alto nivel de madurez de su tecnología de propulsión y suspensión en un intenso programa de pruebas. El BMW XM está listo para redefinir las altas prestaciones, el lujo y la soberanía.

Tras los modelos Performance totalmente eléctricos BMW i4 M50 y BMW iX M60, el BMW XM presenta otra faceta de la electromovilidad dentro del segmento de los coches de altas prestaciones con el primer sistema de propulsión híbrida M. Un motor de gasolina V8 de nuevo desarrollo, combinado con un accionamiento eléctrico, moviliza una potencia del sistema de 480 KW/650 CV. El par motor combinado es de 800 Nm. Con soberanía en todo momento, la potencia se transfiere eficazmente a la carretera a través del primer sistema de tracción a las cuatro ruedas M xDrive específico para híbridos, que es extremadamente espontáneo.

La cuenta atrás para el estreno mundial del BMW XM acompaña perfectamente las actividades de aniversario que marcan el 50º aniversario de BMW M GmbH. En diciembre de 2022 comenzará la producción en serie en la planta estadounidense de BMW Group en Spartanburg. “Con el debut del BMW XM al final de nuestro año de aniversario, miramos hacia el futuro, donde BMW M continuará rompiendo con las convenciones y empujando los límites”, dice Franciscus van Meel, presidente del Consejo de Administración de BMW M GmbH. “La electrificación nos da nuevas oportunidades para demostrar esa inconfundible sensación M de una manera fascinante y trasladarla a la carretera. Independientemente de su tecnología de propulsión, nuestros coches de rendimiento y de altas prestaciones seguirán poseyendo un inconfundible y auténtico carácter M en el futuro.”

Para sus pruebas de conducción en carretera abierta, los ingenieros de desarrollo y pruebas establecieron un perfil de ruta excepcionalmente exigente y variado. De este modo, la interacción inteligentemente controlada del nuevo motor de ocho cilindros y el motor eléctrico especialmente potente puede probarse y perfeccionarse en detalle en una amplia gama de condiciones: desde sprints intermedios en la autopista hasta carreteras rurales sinuosas y tráfico de paradas en la ciudad. Los pasos de montaña empinados y las serpentinas estrechas ofrecen el terreno ideal para demostrar el potencial de la dinámica de conducción del sistema M xDrive, incluido el bloqueo del diferencial controlado electrónicamente en la transmisión del eje trasero.

Con una autonomía eléctrica de unos 80 kilómetros según el WLTP, el nuevo BMW XM también puede conducirse no sólo dentro de núcleos urbanos, sino también en distancias más largas en un modo de crucero prácticamente silencioso y sin emisiones locales. Las reacciones espontáneas del motor eléctrico a cada movimiento del pedal del acelerador son intensamente perceptibles. En el modo eléctrico, su entrega de potencia instantánea garantiza una aceleración dinámica, por ejemplo, al arrancar en un semáforo o al salir de una ciudad.El hecho de que el nuevo BMW XM haya sido concebido como un automóvil puramente BMW M queda patente también en su distribución casi perfecta de la carga sobre el eje 50: 50 y en su tecnología de suspensión. El nuevo BMW XM está equipado de serie con un tren de rodaje M Professional adaptativo. Esto incluye también una versión específica del modelo de los muelles y los amortiguadores controlados electrónicamente, así como -por primera vez en un automóvil BMW M- un sistema electromecánico de estabilización del balanceo con tecnología de 48 voltios. Con la función adicional Active Roll Comfort, reduce los movimientos de balanceo debidos a las irregularidades de la calzada en un lado. Al mismo tiempo, ajusta activamente la altura de la carrocería en el lado correspondiente del vehículo. La dirección activa integral también forma parte del equipamiento de serie de un automóvil BMW M por primera vez y favorece la agilidad y el dinamismo en las curvas, así como la estabilidad de la conducción al cambiar de carril.

Con esta combinación, un sistema de frenos M específico para el modelo y la última generación del sistema de frenos integrado, así como las llantas de aleación ligera M opcionales de hasta 23 pulgadas, el nuevo BMW XM ofrece un manejo que se puede controlar con precisión incluso en situaciones de conducción muy dinámicas. También sobresale por su suprema comodidad en el día a día y en los trayectos largos. El equilibrio óptimo entre las prestaciones y el confort de marcha se consigue en el programa de pruebas intensivas en condiciones cotidianas. Los experimentados desarrolladores a bordo del modelo de preproducción registran con precisión cómo reaccionan los sistemas de suspensión ante las roderas, los baches o los tramos sucios de la carretera y con qué seguridad se dominan los cambios de dirección repentinos, los cambios de carril espontáneos o los largos tramos de bajada con altas exigencias de deceleración. Como parte de la aplicación integrada de todos los sistemas de propulsión y suspensión, su puesta a punto garantiza que el motor de combustión y el motor eléctrico, así como todos los componentes de la suspensión y los sistemas de control del BMW XM, constituyen un paquete global perfectamente coordinado para una nueva forma de prestaciones típicas de M.

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta