Red Bull.

Fiesta de Verstappen y Pérez en México

Red Bull ha dado la vuelta a la tortilla a un GP de México que el sábado se les ponía cuesta arriba y con Mercedes muy bien posicionados. Pero los energéticos han sabido sacar partido de sus coches con las peculiares condiciones del Hermanos Rodríguez. Con la victoria de Verstappen y el tercero de Checo Pérez asestan un buen golpe al Mundial y el neerlandés ve como aumenta su ventaja con un Hamilton lánguido y taciturno que pasó toda la carrera quejándose, algo muy típico del británico cuando no tiene la situación bajo control.

Cuando el semáforo se puso en verde, Verstappen no lo dudó y  aprovechó el rebufo de Bottas para ponerse primero. Ricciardo se llevaba puesto al finlandés de Mercedes que organizaba una buena montonera donde se veían afectados Mick Schumacher y Tsunoda, que abandonaban. Varias vueltas con Safety Car y relanzamiento de carrera. Verstappen primero comenzó a rodar con aire limpio y puso tierra de por medio, mientras que Hamilton no sólo veía como el de Países Bajos se marchaba, sino que Checo Pérez le pisaba los talones. Las paradas en boxes y las estrategias dirimirían el final de la carrera.

Pérez retrasó al máximo su parada y ello le valió para tener más ritmo al final e intentar dar caza a Hamilton, aunque al final se quedó muy cerca pero no pudo rematar la faena. Con todo, en Red Bull todo eran sonrisas por el golpe asestado a Mercedes, que además quedó con un coche fuera de los puntos. Un segundo que dejó a Hamilton con la cara ideal para hacer compañía en un entierro. Mientras, en Foro Sol, la celebración de Red Bull ante el público mexicano causaba el delirio.

Cuarto puesto para un sorprendente y siempre efectivo Pierre Gasly y su Alpha Tauri que ha rendido muy bien. Leclerc, quinto, no tenía ritmo para alcanzarlo y los de Ferrari apostaron por Sainz para que el monegasco le dejase pasar. Lo intentó Carlos y le recortó bastante, pero no fue suficiente y finalmente tuvo que dejar el puesto a Leclerc. No destacaron tanto Ferrari pero se van con 18 puntos y arrebatan a McLaren el tercer puesto de constructores, que es el objetivo al que aspiran. 

Vettel, Raikkonen, Alonso y Norris cierran el top ten. Fernando Alonso ha cumplido su palabra de meter el Alpine en los puntos, en palabras del asturiano, era a lo máximo que podían aspirar. 

Dentro de una semana la F1 regresa a Brasil, a un GP que incluirá también carrera al sprint.

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta