Nuevo Mazda2.

Nuevo Mazda2, primer Mazda full-hybrid

El Mazda2 Hybrid es un modelo Full Hybrid que combina un motor de gasolina tricilíndrico de 1.490 cc y 93 CV/68 kW con un motor eléctrico de 59 kW para conseguir una potencia total de 116 CV/85 kW.

El híbrido de Mazda acelera de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 175 km/h. Ofrece un consumo de combustible en ciclo combinado WLTP de solo 4,0-3,8 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 93-87 g/km (dependiendo del tamaño de las llantas, 15 o 16 pulgadas).

Al arrancar, el vehículo funciona automáticamente en modo eléctrico, ofreciendo una conducción suave, fluida y silenciosa en entornos urbanos, con cero emisiones de CO2 y NOx.

En circunstancias de conducción normales, la distribución de la potencia se reparte entre el motor de gasolina y el eléctrico para obtener un rendimiento óptimo y la mejor eficiencia posible. En desaceleraciones y frenadas, la energía cinética se recupera como energía eléctrica para almacenarla en una batería de alto rendimiento.

El nivel de energía de la batería se gestiona permanentemente a través de un generador accionado por el motor para eliminar la necesidad de recargar el sistema con una fuente externa.

Nuevo Mazda2.

Aunque se trata de un vehículo compacto del segmento B, la gran distancia entre ejes del Mazda2 Hybrid, de 2.560 mm, ofrece un espacio amplio y cómodo para hasta cuatro adultos, así como 286 litros de maletero. Disponible en cuatro acabados, Pure Plus, Agile, Agile Comfort y Select, el modelo cuenta además con una calificación máxima de cinco estrellas Euro NCAP en materia de seguridad.

El Mazda2 Hybrid es el último resultado de la larga colaboración entre Mazda Motor Corporation y Toyota Motor Corporation. Será un modelo fabricado por Toyota y se incorporará a la actual gama del Mazda2.

Se trata de un coche muy significativo para Mazda en el contexto del compromiso de la compañía de cumplir con los objetivos establecidos en “Zoom-Zoom sostenible 2030”, su plan estratégico de desarrollo tecnológico a largo plazo. En línea con el Acuerdo de París, su objetivo pasa por la reducción de las emisiones medias de CO2 del pozo a la rueda (well-to-whell) en un 50% para 2030 y, acelerando la electrificación de su flota, lograr la neutralidad en carbono para 2050.

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta