Nuevo Mercedes GLC, electrificado en todas sus versiones

El nuevo GLC encarna lujo moderno y deportivo en cada uno de sus detalles. Es el vehículo más dinámico de la apreciada familia de SUV de Mercedes-Benz. Un atributo que subraya a primera vista el diseño exterior con proporciones singulares, superficies tersas, aristas de rasgos precisos y un diseño interior de alta calidad con una distribución clara de los componentes. El vehículo convence con sus prestaciones y su eficiencia. El GLC está disponible exclusivamente en versión híbrida, sea como modelo híbrido enchufable, sea en una ejecución con propulsión híbrida parcial con técnica de 48 voltios y arrancador alternador integrado. Los híbridos enchufables brindan una autonomía de más de 100 kilómetros (WLTP), la opción ideal para poder afrontar en régimen eléctrico casi todos los trayectos cotidianos. Al mismo tiempo, el GLC se siente en casa sobre cualquier superficie. El SUV convence por su nivel de confort y su agilidad, tanto en carretera como fuera del asfalto. Al mismo tiempo, la nueva dirección del eje trasero aumenta su seguridad y su maniobrabilidad. En la conducción todoterreno convence con numerosos atributos, como la tracción integral 4MATIC de serie, la posibilidad de los híbridos enchufables de conducir campo a través en régimen eléctrico, la pantalla Offroad y el llamado «capó transparente».

El alto nivel de expectativas puestas en el nuevo GLC se revela en cada uno de sus detalles. Por ejemplo, en la generación más reciente del sistema de infoentretenimiento MBUX (Mercedes-Benz User Experience), que lo hace aún más digital y más inteligente gracias al salto de calidad logrado en el hardware y el software. Imágenes brillantes en el visualizador del conductor y en el visualizador central facilitan el control del vehículo y de las funciones de confort. Ambas pantallas LCD propician una vivencia estética cabal con información estructurada y visualizada de forma clara y distintiva. La navegación a pantalla completa transmite la mejor orientación viable al conductor. Como equipo opcional se ofrece el sistema MBUX realidad aumentada para navegación. Este equipo dispone de una cámara que explora el entorno por delante del vehículo. El visualizador central muestra en tiempo real las imágenes de vídeo y superpone objetos virtuales adicionales, informaciones y marcas. Estos objetos pueden ser, por ejemplo, señales de tráfico, indicaciones para girar, recomendaciones para cambiar de carril o el número del edificio buscado. Esta información puede facilitar claramente la navegación, sobre todo al conducir por ciudad.

La capacidad de diálogo y de aprendizaje del sistema de mando fónico Hey Mercedes se basa en algoritmos ultramodernos, y se adapta cada vez mejor a los deseos y las preferencias del usuario. Es posible integrar plenamente en MBUX el servicio de proveedores de música en streaming, de modo que el cliente disfruta también en el vehículo de una vivencia musical personalizada. El conductor está siempre bien informado con las noticias actuales e individuales de la nueva función gratuita «Newsflash»: si lo desea, MBUX lee noticias breves durante un máximo de 2 minutos. Gracias a la función MBUX Smart Home, el GLC se convierte en una central de mando móvil para el propio domicilio. Es posible así supervisar a distancia la temperatura interior y el alumbrado de la casa, o la posición de las persianas, y conectar a distancia algunos electrodomésticos.

Diseño

El nuevo GLC se revela a primera vista como miembro de la familia de SUV de Mercedes-Benz. El equipamiento de serie incluye la línea AVANTGARDE Exterior con paquete cromado, incluyendo marcos de las ventanillas en cromo y una nueva protección de bajos no funcional en efecto cromado. Este último elemento acentúa y revaloriza las singulares proporciones del vehículo. Entre los aspectos más destacados del diseño del GLC se encuentran los nuevos faros, que nacen directamente de la calandra del radiador y acentúan la anchura del frontal, así como la nueva calandra del radiador que forma parte de la línea de equipamiento de serie AVANTGARDE Exterior, incluyendo por primera vez un marco cromado y una lama deportiva en color gris mate con elementos de adorno cromados. La línea AMG-Line incluye una calandra del radiador con Mercedes-Benz Pattern y estrella Mercedes integrada.

Interior

El interior del nuevo GLC con equipamiento de serie, que incluye ahora la línea AVANTGARDE, emite una señal clara a los ocupantes del vehículo: ¡bienvenidos al lujo moderno y deportivo de Mercedes-Benz! El tablero de instrumentos se distingue por una distribución clara de zonas y componentes. La sección superior, con perfil de ala, sirve de soporte a nuevos difusores redondos aplanados, que recuerdan a las barquillas de los propulsores de un avión. La sección inferior con su elemento de adorno de generosa superficie se prolonga armoniosamente en la consola central de forma abombada. La pantalla LCD de alta definición situada en disposición exenta ante el conductor tiene 12,3 pulgadas (31,2 centímetros) de diagonal y parece estar suspendida por delante del perfil de ala y la superficie del elemento de adorno. El visualizador central de 11,9 pulgadas (30,2 centímetros) de diagonal nace sin solución de continuidad y sin juntas visibles de la consola central y da asimismo la sensación de estar suspendido sobre el elemento de adorno. Al igual que sucede con el tablero de instrumentos, la superficie de la pantalla está orientada ligeramente hacia el conductor.

Equipamiento

De conformidad con la estrategia centrada en el lujo de Mercedes-Benz, se ha mejorado sensiblemente el equipamiento de serie del nuevo GLC para ofrecer al cliente un vehículo aún más atractivo, ya desde el modelo básico. Por ejemplo, se incluyen de serie la línea de equipamiento AVANTGARDE y equipos populares como los visualizadores de gran tamaño, la integración de smartphone, la carga inalámbrica o asientos calefactados para el conductor y el acompañante.

A fin de reducir la compleja selección de múltiples opciones individuales, hemos simplificado asimismo en gran medida la estructura de la oferta para los clientes. Equipos funcionales que suelen adquirirse de forma combinada se agrupan ahora en paquetes de equipamiento basados en patrones de compra reales. A esto se suma una serie limitada de opciones funcionales adicionales. Las opciones de diseño, incluyendo colores, tapizados, elementos de adorno y llantas, permiten a nuestros clientes configurar vehículos tan individuales como hasta ahora.

Motores

El nuevo GLC está disponible exclusivamente en versión híbrida, sea como modelo híbrido enchufable, sea en una ejecución con propulsión híbrida parcial con técnica de 48 voltios y arrancador alternador integrado. La gama de propulsores consta de grupos de cuatro cilindros de la actual familia modular de motores de Mercedes-Benz FAME (Family of Modular Engines). De ese modo, la gama de motores aporta una contribución esencial a la flexibilización del régimen global de producción de la marca, y permite conseguir los fines de electrificación en función de la demanda. Los cuatro sistemas de propulsión híbrida parcial disponen de un alternador arrancador integrado (ISG) de segunda generación, que ofrece una potente asistencia en la gama baja de número de revoluciones. Otras tres variantes son grupos de propulsión híbrida enchufable con una potencia eléctrica adicional de 100 kW y una autonomía en régimen eléctrico de más de 100 kilómetros.

La intervención del ISG se traduce ya en un extraordinario despliegue de potencia. Este sistema trabaja en interacción con la red de a bordo parcial de 48 voltios, que permite implementar funciones avanzadas como «planeo», boost o recuperación, y que contribuye a una reducción clara del consumo. Al mismo tiempo, gracias a la ayuda del ISG, los motores arrancan de forma muy rápida y confortable, de modo que el conductor no percibe prácticamente la parada y el arranque del motor, ni la transición del modo de «planeo» con motor apagado a la propulsión mecánica con toda la potencia del propulsor. En el régimen de ralentí, la interacción inteligente del ISG con el motor de combustión interna es la clave de una suavidad de marcha sobresaliente.

El GLC equipa también sistemas de propulsión híbrida enchufable de cuarta generación. Sin necesidad de sustituir los motores básicos, la electrificación permite lograr un progreso importante. Gracias a una potencia eléctrica de propulsión de 100 kW, un par de 440 Nm y una autonomía en régimen exclusivamente eléctrico de más de 100 kilómetros (WLTP), es posible realizar la mayor parte de los recorridos cotidianos sin necesidad de arrancar el motor de combustión. En el programa optimizado de conducción híbrida se opta por la propulsión eléctrica en los tramos en los que resulta más aconsejable. Por ejemplo, el vehículo otorga prioridad a la conducción eléctrica en recorridos de cierta duración en zonas urbanas. Tanto si se elige el motor de gasolina como el diésel, un híbrido enchufable no es solamente eficiente, sino también especialmente dinámico.

El artífice de la elevada densidad de potencia del grupo de propulsión híbrida es un motor eléctrico síncrono de excitación permanente con rotor interior. El par motor máximo del motor eléctrico asciende a 440 Nm y está disponible desde el primer giro del propulsor, lo que se traduce en una elevada agilidad al ponerse en marcha y en un comportamiento dinámico durante la conducción. La potencia eléctrica está disponible hasta una velocidad de 140 km/h. Mercedes-Benz utiliza en el nuevo GLC un servofreno electromecánico que opera sin vacío y controla automáticamente la alternancia flexible entre el freno hidráulico y la recuperación, de acuerdo con la situación de conducción, con el fin de optimizar la recuperación energética. Con su ayuda es posible alcanzar la potencia máxima de recuperación de hasta 100 kW con mayor frecuencia que si se utiliza un sistema de frenos convencional de acción exclusivamente hidráulica.

La batería de alto voltaje es un desarrollo propio de Mercedes-Benz y ofrece una capacidad total de 31,2 kWh. Con el cargador de corriente continua opcional de 60 kW es posible cargar completamente una batería vacía en unos 30 minutos. Para la carga en la red doméstica de corriente alterna se ofrece como equipamiento de serie un cargador de 11 kW (en función del mercado) para conexión a una Wallbox trifásica.

Versiones Mild Hybrid

  GLC 200 4MATICGLC 300 4MATICGLC 220 d 4MATIC
Cilindradacm³1.9991.9991.993
PotenciakW/CV150/204190/258145/197
arpm5.800-6.1005.8003.600
Potencia adicional (boost)kW/CV17/2317/2317/23
Par motor máximoNm320400440
arpm1.800-4.0002.000-3.2001.800-2.800
Par motor adicional (boost)Nm200200200
Consumo de combustible en el ciclo mixto (WLTP)1l/100 km8,2-7,38,2-7,35,9-5,2
Emisiones de CO2 en el ciclo mixto (WLTP)g/km186-167186-167155-136
Aceleración 
0-100 km/h
s7,86,28,0
Velocidad máximakm/h221240219

Híbridos enchufables

  GLC 300 e 4MATICGLC 400 e 4MATICGLC 300 de 4MATIC
  Motores de gasolinaMotores diésel
Cilindradacm³1.9991.9991.993
Potencia nominal del motor de gasolina/diéselkW/CV150/204185/252145/197
arpm6.1005.8003.600
Par motor nominal del motor de gasolina/diéselNm320400440
arpm2.000-4.0002.000-3.2001.800-2.800
Potencia nominal del motor eléctricokW100100100
Par motor nominal motor eléctricoNm440440440
Potencia combinadakW/CV230/313280/381245/335
Par motor combinadoNm550650750
Capacidad nominal de la bateríakWh31,231,231,2
Velocidad máxima km/h218237217
Velocidad máxima en régimen eléctrico km/h140140140
Aceleración 0-100 km/hs6,75,66,4
Consumo ponderado en el ciclo mixto (WLTP) l/100 km0,8-0,60,8-0,60,7-0,5
Emisiones ponderadas de CO2 en el ciclo mixto (WLTP)2g/km19-1419-1417-13
Consumo eléctrico ponderado en el ciclo mixto (WLTP)2,kWh/100 km26,8-24,026,8-24,027,2-24,4
Autonomía en régimen eléctrico (EAER en ciclo mixto) (WLTP)2,3km104-120104-120117-102

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta