Carlos Sainz.

Sobresaliente para Carlos Sainz

El GP de Abu Dhabi fue como una suerte de resumen de lo que ha sido esta emocionante temporada de F1. Entre tanto ruido y alboroto que han organizado Max Verstappen y Lewis Hamilton en su lucha sin cuartel por el título, al ritmo tranquilo del ‘Smooth Operator’ de Sade, un piloto español y su Ferrari se subían a ese podio cargado de tensión vestido de rojo y se colocaba quinto en la clasificación, como el mejor corredor del resto, el primero sin un coche para luchar por el Mundial. Sin aspavientos, sin ruido, sin planes… un logro que parece que no ha hecho el ruido mediático que ello merece, pero da igual, pues aquí estamos para dar obligado cumplimiento a una más que justa reivindicación.

Carlos Sainz ha logrado sin ningún lugar a dudas un sobresaliente como nota final tras su primera temporada con Ferrari. Cuatro podios en su debut con un coche que mejoró en mucho al de 2020, pero que no estaba para ganar, si no que se lo digan a su compañero, Charles Leclerc, y como le pasó Lewis Hamilton en Silverstone cuando iba liderando. Y los resultados de Sainz podrían haber sido mejores de no ser por los fallos propios o de su equipo en paradas y en estrategias, pero bueno, ya es agua pasada y toca mirar hacia delante. 

El Hijo del Matador ha superado en la clasificación de forma directa a dos monstruos, su compañero en Ferrari Charles Leclerc y Lando Norris de McLaren, con quien compartió box el año pasado. Dos pilotos que todo el mundo considera futuros campeones fueron superados por Carlos Sainz, ¿y él no es un futuro campeón?

Sin duda en Ferrari pueden estar bien satisfechos. No sólo han logrado el tercer puesto en el campeonato de constructores, su gran objetivo, si no que uno de sus pilotos ha sido el mejor del resto. Y es que Carlos no sólo ha demostrado ser uno de los mejores pilotos de la actual parrilla. Es también un hombre de equipo y un caballero, y lo ha demostrado en repetidas ocasiones. Ha dado muestras de su exquisita educación, esa que sólo dos personas como su padre y su madre, Carlos y Reyes, le han inculcado a base buenos valores y de seguir el camino recto. 

Queda bien constatado que en Ferrari acertaron con su fichaje. Su adaptación al equipo y al coche ha sido ejemplar, y sólo hay que remitirse a los hechos, y ha formado la que quizás sea la dupla de pilotos más sólida del Mundial. Ahora sólo queda que los de Maranello den el paso adelante que de ellos se espera. Y Carlos estará ahí.

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta