Tony Brooks cruza su última bandera a cuadros

Ha muerto a los 90 años Charles Anthony Standish Brooks, más conocido como Tony Brooks, el último ganador vivo de GGPP de F1 de los años 50 perteneciente a esa generación de grandes hombres que fueron Stirling Moss, Mike Hawthorn, Peter Collins o el español Alfonso de Portago.

Su salto a la fama la vino cuando ganó el GP de Syracuse de 1955 a bordo de un Connaught apenas tras tres años anteriores haciendo carreras de club con el equipo Aston Martin. Y es que en los planes de Brooks no figuraba ser piloto profesional de coches de competición, sino dentista. Su estilo de conducción rápido y limpio iba a juego con su carácter exquisito y reservado de todo un gentleman driver que nunca buscó sobresalir, y ello se vio reflejado en que casi siempre estuvo a la sombre de otros grandes nombres de su tiempo. Su victoria con el Connaught en 1955 fue la primera de un coche británico en el incipiente Campeonato de F1 que comenzaba.

Tras un breve y tormentoso paso por otro equipo que echaba a andar en esos años, BRM, Brooks se unió a Vanwall, dando lugar a la primer super estructura británica de competición compartiendo box con Stirling Moss y Stuart Lewis-Evans. En 1958, los pilotos de Vanwall lograron el primer campeonato de equipos de F1 pero el de pilotos fue a parar a Mike Hawthorn, de Ferrari, coronándose como el primer campeón británico de F1 de la historia. Brooks se anotó una disputada victoria con los pilotos de Ferrari, Hawthorn y Collins, en el GP de Alemania en Nurburgring. Collins también perdería la vida ese año. La intensa amistad de Brooks con estos corredores le dejó muy marcado ese 1958.

Precisamente, Tony Brooks pasó a conducir para Ferrari a partir de 1959 y fue contendiente directo en la pugna por el título contra Jack Brabham y el Cooper de motor central-trasero. En 1960 se enroló en el equipo privado Yeoman Credit, que corría con los mismos Cooper que el equipo oficial, pero Brooks nunca se mostró cómodo en este tipo de monoplazas, prefiriendo los rápidos motor delantero como el Ferrari. 1961 fue su último año en F1 con el equipo BRM. También corrió en resistencia y turismos. Seis victorias y 10 podios en F1 en 38 carreras son su palmarés. De carácter tranquilo y discreto, y con un pilotaje muy técnico y efectivo, está considerado uno de los mejores pilotos sin campeonato, una auténtica leyenda. DEP

Ad

Artículos relacionados

Deja una respuesta