El nuevo Toyota Papamóvil.

Francisco tiene nuevo Papamóvil, un Toyota Mirai de pila de combustible

Su Santidad el Papa Francisco ha recibido un Toyota Mirai impulsado por hidrógeno y perfectamente adaptado a sus necesidades de movilidad como regalo de la Conferencia Episcopal Católica de Japón —Catholic Bishops’ Conference of Japan (CBCJ)—.

En la ceremonia de entrega, junto a la residencia del Papa Francisco en la Ciudad del Vaticano, estuvieron presentes el Reverendo Padre Domenico Makoto Wada, en representación de la Conferencia Episcopal Católica de Japón, y Su Excelencia Seiji Okada, Embajador de Japón ante la Santa Sede. En representación de Toyota estuvo presente una delegación de seis personas encabezada por Miguel Fonseca, Vicepresidente Senior de Toyota Motor Europe (TME), y Mauro Caruccio, CEO de Toyota Motor Italia.

El nuevo Toyota Papamóvil.

El coche es uno de los dos vehículos Toyota Mirai especialmente fabricados por Toyota y donados a la Conferencia Episcopal Católica de Japón para las necesidades de movilidad del Papa Francisco en la visita que realizó a Japón en noviembre del año pasado.

El nuevo papamóvil tiene una longitud de 5,1 metros y una altura, incluyendo el techo, de 2,7 metros, lo que permite al Papa Francisco pararse y saludar de pie siendo visible para el público. El Toyota Mirai, cuyo nombre en japonés significa ‘futuro’, es la primera berlina alimentada por hidrógeno de producción en serie del mundo.

El Papa Francisco.

El Mirai es el genuino coche cero emisiones, alimentado por un sistema de pila de combustible de hidrógeno, lo que permite una autonomía de alrededor de 500 km con la única emisión de agua por su escape, sin emisiones contaminantes como CO2, Nox y partículas.

El Papa Francisco ha mostrado siempre un profundo interés en los retos medioambientales globales, como ya compartió en su encíclica ‘Laudato si’ en 2015. Este es su llamamiento para salvaguardar la tierra y todo lo que rodea al ser humano, cambiando el estilo de vida para preservar la ‘casa común’. Es por ello que el Toyota Mirai se adapta perfectamente a su visión medioambiental.

Dos limusinas Mercedes 500 SEL W126, uno de los coches más usados oficialmente.

Automóviles excepcionales: Los ‘Papamóvil’ y otros coches del Vaticano

Viajar a conocer La Ciudad del Vaticano o la Santa Sede trasciende el puro sentido religioso. A su increíble patrimonio artístico como la Iglesia de San Pedro, los Museos Vaticanos y la Capilla Sixtina y un sinfín más de atractivos, puede sumarse uno más para los apasionados de las cuatro ruedas: conocer los coches que han estado al servicio de los diferentes Papas de la historia.

Papamóvil Land Rover, realizado sobre la base de un Santana español.

La Santa Sede custodia una de las colecciones de automóviles más valiosa del mundo, bien integrada por vehículos que diferentes fabricantes regalaban al sumo Pontífice o los conocidos como ‘Papamóvil’, vehículos especiales desarrollados y transformados de acuerdo a las necesidades protocolarias del guardián de la Fe católica para poder en sus actos multitudinarios acercarse a los fieles.

Un automóvil de gran calidad y austero, el BMW 733.

Desde que el Papa Pío XI apareciese por vez primera en 1929 sobre un vehículo a motor, han pasado 90 años donde por los garajes de la Santa Sede han desfilado todo tipo de coches que van desde los más lujosos a los más sencillos y austeros.

Mercedes 500 SEL W140 con transformación Landaulette, o sea, con la trasera abierta

Fiat, Land Rover, Toyota, BMW, Ferrari, Lamborghini, Harley Davidson son marcas que constan en el histórico parque móvil del Vaticano: limusinas, grandes berlinas, utilitarios, motos, deportivos de ensueño y, como no, muchas transformaciones especiales en autos para grandes eventos públicos y con los que Santo Padre poder acercarse a sus fieles. Aunque si hay una marca a la que El Vaticano siempre ha sido fiel es Mercedes Benz.

Un Mercedes 300 SEL W109, un coche sobrio y austero, pero efectivo, muy usado en El Vaticano.

La Santa Sede suele exponer sus coches, sobre todo los que más interés público suscitan, en los Museos Vaticanos y ello supone también un gran atractivo para los visitantes. Concretamente, este reportaje de fotos ha sido enviado por unos buenos amigos, Ángela y José Luis, que en su visita a los Museos Vaticanos se encontraron con ello y nos las cedieron amablemente.

Toyota Land Cruiser 1976 empleado por Juan Pablo II

Y si bien todos nos llaman la atención, el que más ha sido el Land Rover Santana 109 Serie III que fuese empleado para actos públicos por el Papa Juan Pablo II, ya que sorprende que sea construido sobre la base de un Land Rover «español». Aunque éste no es el único Papamóvil español, pues cabe recordar que en su visita a España en 1982, Carol Wojtila, empleó un Seat Panda transformado y blindado que hoy se custodia en la célebre Nave 112 de Seat. Resulta curioso que ese Land Rover Santana fabricado en España y blindado lo empleó Juan Pablo II en una visita a Colombia.