Toyota GR86: todos sus detalles

Toyota GR86: todos sus detalles

03-12-2021

Destaca su apuesta por un comportamiento más racing y el aumento de potencia de su motor de origen Subaru

  • Toyota GR86.

El nuevo Toyota GR86 es el tercer modelo global GR de Toyota, que remata un “trío único” de deportivos puros, junto con GR Supra y GR Yaris. Como ellos, se beneficia directamente de la participación de Toyota en el automovilismo internacional de máximo nivel con TOYOTA GAZOO Racing, con varios títulos de campeonatos.

El nuevo cupé ofrecerá un nuevo punto de entrada a la gama GR de Toyota, y llevará la pasión de la conducción y el rendimiento deportivo a un público más amplio. Como nuevo paso en la evolución del GT86, el modelo que marcó la apuesta renovada de Toyota por los deportivos, mantiene la configuración clásica de motor frontal y tracción en las ruedas traseras. El motor sigue siendo una unidad boxer de cuatro cilindros y régimen elevado, pero con una mayor cilindrada, que le confiere una potencia y un par notablemente superiores. Los ajustes técnicos del motor y la transmisión garantizan el aprovechamiento de ese potencial adicional con una aceleración suave y potente en todo el rango de revoluciones.

El desarrollo del chasis se ha centrado en reducir el peso y en rebajar aún más el centro de gravedad del vehículo, para conseguir un tacto de conducción más fino y una mayor respuesta. Se usa de manera más generalizada el aluminio y otros materiales ligeros pero resistentes, como estrategia para reforzar el bastidor del vehículo y conseguir una rigidez general superior. Los sistemas de suspensión también incorporan ajustes detallados para optimizar el tacto de la conducción. Además, los diseñadores contaron con el apoyo de sus compañeros del ámbito de la competición para desarrollar nuevas características aerodinámicas de la carrocería.

Presentado por primera vez en abril de 2021, el nuevo GR86 saldrá al mercado europeo en primavera de 2022. 

Toyota GR86.

Un deportivo para el día a día

El nuevo GR86 se presenta como ‘un vehículo analógico para la era digital’, diseñado para amantes del motor, por amantes del motor, prestando una especial atención a los puros placeres de la conducción, una cualidad expresada por la locución japonesa ‘waku doki’. 

Cabe destacar que el GR86 no es un deportivo pensado estrictamente para puristas y personas con mucha experiencia: su conducción resulta gratificante tanto en el día a día por carretera como en el circuito.

Como nueva puerta de entrada a la marca GR, recuperará las cualidades que llevaron al GT86 a captar nuevos fans y a despertar entusiasmo por la cultura automovilística de Toyota, con su participación en competiciones de base y su inspiración a amantes de la personalización y especialistas en el mercado de accesorios. Para quienes desean personalizar su vehículo, el nuevo modelo irá acompañado de un abanico de accesorios TGR originales.

Mecánica

Igual que con el GT86, el motor boxer horizontalmente opuesto es un elemento definitorio del nuevo GR86, el alma que lo propulsa y un factor clave para su bajo centro de gravedad. La unidad de cuatro cilindros DOHC y 16 válvulas monta el mismo bloque de cilindros que antes, pero la cilindrada aumenta de 1.998 a 2.387 cc. Para conseguirlo, se ha incrementado el diámetro interior de 86 a 94 mm.

Aun manteniendo la misma relación de compresión elevada, de 12,5:1, el motor desarrolla más potencia: de hecho, la potencia máxima ha subido alrededor del 17 %, desde los 200 CV DIN/147 kW hasta los 234 DIN/172 kW a 7.000 rpm. 

Como consecuencia, la aceleración de 0 a 100 km/h se ha recortado en más de un segundo, hasta los 6,3 segundos (6,9 segundos en la versión automática). La velocidad punta del GR86 es de 226 km/h con transmisión manual, y de 216 km/h con automática.

El par también se ha incrementado, y el rendimiento se ha ajustado de modo que el valor máximo, de 250 Nm, se alcanza antes, a las 3.700 rpm, frente a los 205 Nm a 6.600 rpm del GT86. El resultado es una aceleración más suave y potente hasta un régimen elevado del motor, que ofrece un rendimiento gratificante, sobre todo al acelerar en la salida de las curvas. El par desarrollado es el mismo tanto con transmisión manual como automática. 

Se han introducido cambios muy precisos para reducir el peso del motor y garantizar el rendimiento adecuado para la gran potencia que genera. Entre ellos, destaca el menor grosor del revestimiento interior de los cilindros, la optimización de la cámara de agua y el cambio del aluminio a un material de resina para la cobertura del balancín, lo que también atenúa las vibraciones. Las bielas también son más resistentes, y se ha optimizado la forma tanto de los cojinetes como de la cámara de combustión.

La inyección de combustible D-4S, tanto directa como de puerto, se ha reajustado para una respuesta más rápida al pedal del acelerador. La inyección directa tiene un efecto refrigerante en los cilindros, reforzada gracias a una elevada relación de compresión; la inyección de puerto funciona con cargas del motor bajas y medias, lo que maximiza la eficiencia.

La ventilación del motor también se ha mejorado cambiando el diámetro y la longitud del puerto del colector de admisión, lo que contribuye a una entrega del par y una aceleración más lineales. La entrada de aire se ha rediseñado para optimizar el caudal. Otro elemento a tener en cuenta es el nuevo diseño de la bomba de combustible, para garantizar un flujo constante en las curvas, y una bomba de agua de alta velocidad más pequeña, diseñada para ofrecer un gran rendimiento a alta velocidad, con un mejor caudal y más fiabilidad. Se ha añadido un nuevo radiador del aceite refrigerado por agua, con una estructura más gruesa que cuenta con ranuras para que pase más aire de refrigeración.

El sistema de escape cuenta con un nuevo tubo central de 5,6 litros que genera un satisfactorio “rugido” al acelerar, aumentado por un sistema de Control de sonido activo que transmite el sonido del motor al habitáculo.

Toyota GR86.

Para combatir el ruido y las vibraciones, el motor del GR86 incorpora unos nuevos soportes de aluminio, rellenos de líquido, y el cárter de aceite presenta una estructura renovada, más rígida, con una nueva forma con refuerzos cruzados.

Las transmisiones manual de seis velocidades y automática del GR86 se han revisado a raíz de los mayores niveles de potencia y par del motor, y para contribuir a la cualidad esencial de placer al volante del vehículo.

El sistema manual cuenta con un nuevo sincronizador de carbono que facilita el engranaje de la cuarta marcha. El uso de un nuevo aceite de baja viscosidad y unos nuevos cojinetes permite mantener la suavidad del cambio con una mayor potencia del motor. Para aprovechar plenamente el potencial del vehículo, el conductor puede recurrir al modo Track –Circuito–, o bien desactivar el Control de Estabilidad. La palanca de cambio se ha rediseñado, y ahora tiene un recorrido más corto y encaja como un guante en la mano del conductor.

La transmisión automática incorpora unos mandos de levas para poder controlar manualmente el cambio de marchas. En modo Sport, la transmisión selecciona automáticamente la marcha óptima en función del uso que haga el conductor del freno y el acelerador y el comportamiento dinámico del vehículo. Para asegurar un buen aprovechamiento de la mayor potencia del motor, se han incorporado más discos en el embrague y un nuevo convertidor del par de alta capacidad.

Chasis 

El tacto de conducción superior fue una de las principales características del GT86, y con el GR86, Toyota quería trasladar la emoción de un vehículo que se mueve exactamente como quiere el conductor.

Para asegurar que la potencia adicional del motor se traduzca en un manejo gratificante y una gran respuesta, el chasis y la carrocería se han renovado con el uso de materiales ligeros pero de alta resistencia, que proporcionan una mayor rigidez al tiempo que reducen el peso, y la incorporación de refuerzos en zonas clave.

En la parte delantera, se han añadido unos travesaños en diagonal a las juntas entre la suspensión y el bastidor del vehículo, que mejoran la transferencia de la carga de los neumáticos delanteros y reducen la flexión lateral. Asimismo, se han introducido unas sujeciones de alta resistencia para conectar el bastidor y los soportes de la suspensión, y el capó cuenta con un nuevo armazón interno diagonal, en lugar del diseño anterior de panal de abeja. Con esas medidas, se ha incrementado la rigidez lateral del frontal de la carrocería un 60%.

Detrás, una estructura anular integral conecta el chasis superior con el inferior y, igual que delante, las nuevas sujeciones entre el bastidor y los soportes de la suspensión ofrecen un mejor tacto de conducción frente a las fuerzas centrífugas generadas en las curvas. Ahora, el panel interior está conectado a la plataforma, lo que da lugar a una estructura continua del bastidor. La rigidez global de la carrocería se ha incrementado un 50%.

La voluntad de reducir el peso y rebajar el centro de gravedad del vehículo se ve reflejada en el uso de materiales resistentes y ligeros en zonas clave. Es el caso, por ejemplo, de los aceros de alta resistencia y estampados en caliente, que ayudan a controlar el desplazamiento y el cabeceo. La aplicación de adhesivos estructurales por toda la parte inferior de la carrocería potencia el carácter resistente y compacto del bastidor del vehículo.

Ahora, además de en el capó, se emplea aluminio en el panel del techo y en las aletas delanteras, lo que se suma a las medidas de reducción del peso en el nuevo asiento delantero, el silenciador y el eje de la transmisión. Todas ellas son esenciales para dotar el GR86 de un equilibrio de peso entre delante y detrás casi perfecto, de 53:47, y convertirlo en uno de los deportivos de cuatro plazas más ligeros del mercado, con el centro de gravedad más bajo. De hecho, el GR86 tiene prácticamente el mismo peso que el GT86, a pesar de la introducción de prestaciones adicionales de seguridad y protección contra colisiones.

Toyota GR86.

Suspensión

El GR86 reproduce los sistemas de suspensión del GT86 –MacPherson independiente delante y doble horquilla trasera–, ajustados para conseguir aún más respuesta y estabilidad de manejo. Un diferencial de deslizamiento limitado Torsen proporciona una tracción más que tranquilizadora en las curvas. 

Las características generales de los amortiguadores y los resortes helicoidales se han optimizado para conferir al vehículo un tacto de conducción firme y predecible. En la parte delantera, se ha añadido un resorte de rebote y un soporte de montaje del motor de aluminio, y se ha incrementado la rigidez de la caja de cambios de la dirección.

Gracias al par superior que genera el motor de 2.4 litros, la suspensión trasera se ha reforzado con una barra estabilizadora que, ahora, está conectada directamente al bastidor auxiliar para maximizar la estabilidad. 

Dirección

El nuevo sistema de dirección asistida eléctrica presenta una relación 13,5:1, y requiere tan solo dos giros y medio del volante de tres radios del GR86 para llegar de tope a tope, lo que facilita la maniobrabilidad. El sistema cuenta con un nuevo motor integrado en la columna de dirección que reduce el peso y ocupa menos espacio. El montaje de la caja de cambios también es ahora más rígido (ver arriba), con un cojinete de goma dura y una arandela de montaje de nuevo diseño.

Frenos

Se han instalado frenos de disco ventilado tanto delante como detrás, con 294 y 290 mm de diámetro, respectivamente. Los sistemas de control de los frenos –ABS, Asistencia de frenado, Control de Tracción, Control de Estabilidad, Asistencia para Arranque en Pendientes– van de serie, junto con un indicador de frenado de emergencia.

Toyota GR86.

Exterior

El diseño exterior del GR86 supone una evolución frente a la imagen más baja y agazapada del GT86, reflejo de su clásica configuración de motor frontal y tracción trasera, y con guiños al estilo de algunos de los grandes deportivos del legado de Toyota, como el 2000GT y el Corolla AE86.

Las dimensiones totales son similares a las del GT86, aunque cabe destacar que la altura se ha reducido 10 mm (hasta los 1.310 mm) y que se han añadido 5 mm a la batalla (2.575 mm). Conseguir rebajar el centro de gravedad ha resultado crucial para el tacto de conducción y la experiencia al volante del modelo, sumado a la rebaja de 5 mm del nivel de la cintura del conductor.

Los nuevos faros frontales LED presentan una disposición interna en forma de L, similar a los del GR Supra, mientras que la nueva parrilla incorpora un nuevo entramado con la G como motivo, exclusivo del GR. La moldura del paragolpes frontal tiene una nueva textura que resulta funcional al tiempo que deportiva, y ayuda a reducir la resistencia aerodinámica.

De perfil, las poderosas aletas delanteras y las grandes molduras que las flanquean forman unos faldones laterales, mientras que la parte inferior de la carrocería, alineada horizontalmente, por encima de las aletas y a través de las puertas, proyecta una marcada inclinación hacia atrás. Las aletas traseras ofrecen el mismo aspecto poderoso, mientras que el estrechamiento trasero del habitáculo subraya la presencia amplia del vehículo y su bajo centro de gravedad. Los grupos ópticos traseros presentan un llamativo diseño tridimensional y se fusionan con una moldura que atraviesa el vehículo de lado a lado.

Se ha introducido también una serie de mejoras aerodinámicas, como un faldón delantero y unas rejillas de ventilación totalmente funcionales, creadas a partir de la experiencia automovilística de Toyota Gazoo Racing. Concretamente, se encuentran detrás de los arcos de las ruedas delanteras, y ayudan a canalizar el flujo de aire y reducir las turbulencias alrededor de los neumáticos. Los nuevos retrovisores exteriores, acabados en negro, tienen un diseño curvado para una mayor eficiencia aerodinámica, y también se han añadido unas aletas a los arcos de las ruedas traseras y unos difusores aerodinámicos al paragolpes posterior para ayudar a que el aire fluya por encima del vehículo y hacia atrás, lo que refuerza la estabilidad. En las versiones superiores, se ha añadido un alerón de cola de pato en el borde inferior del portón trasero.

Según el acabado del modelo, el GR86 monta llantas de aleación mecanizadas de 17 pulgadas y 10 radios con neumáticos Michelin Primary HP o bien llantas negras de 18 pulgadas, con gomas Michelin Pilot Sport 4.

Toyota GR86.

Interior

El objetivo del diseño interior del GR86 era conseguir la mejor disposición posible para facilitar la usabilidad y el control de los sistemas del vehículo, con un pronunciado cuadro de mandos de configuración horizontal que ofrece a los conductores un amplio campo de visión y les ayuda a centrarse en la conducción. Todo el conjunto traslada una sensación de armonía en el diseño.

En torno al conductor, los controles de las funciones se han diseñado y situado para poder reconocerlos y manipularlos de forma intuitiva, incluido el panel del climatizador en la consola central, con unos mandos giratorios iluminados por LED y botones de tipo tecla de piano, así como los reposabrazos de las puertas, con tiradores integrados. La funcionalidad del reposabrazos central se ha mejorado con un hueco para vasos o botellas pequeñas, dos puertos USB y una conexión AUX.

Los nuevos asientos delanteros deportivos cuentan con refuerzos acolchados independientes entre ellos, lo que asegura un diseño fino y una buena sujeción del cuerpo. Una palanca situada en la parte superior externa del asiento delantero permite abatirlo para acceder fácilmente a los asientos traseros.

En términos de color, el interior también refleja que lo prioritario es la conducción: todo negro, con detalles plateados, o negro con toques en rojo intenso en la tapicería, las costuras, las alfombrillas y paneles de las puertas.

Los asientos traseros se pueden abatir mediante unas palancas situadas en el habitáculo, o bien una correa en el maletero. Una vez abatidos, hay espacio suficiente para cargar cuatro neumáticos, ideal para quienes se llevan el GR86 al circuito.

 

Toyota

Últimos coches publicados

31.990 €
23-Ene-2022
Madrid
20.700 €
23-Ene-2022
Madrid
26.900 €
23-Ene-2022
Madrid
24.990 €
23-Ene-2022
Madrid