Cuatro décadas del 288 GTO, el primer supercoche moderno de Ferrari

La imagen del actor Don Johnson al volante de su inseparable Testarossa blanco en la serie de TV ‘Miami Vice’ encumbró a este modelo a la categoría de icono como el coche deportivo con el que todos soñaban. Sin embargo, hubo otro modelo coetáneo del ‘Cavallino Rampante’ que inmediatamente se elevó a la categoría de mito. Porque a fin de cuentas, el Testarossa no fue más que un playboy, un símbolo de Status, pero el automóvil al que nos referimos pronto fue elevado a los altares en Maranello.

Sigue leyendo