Toyota hace doblete en Portimao pese a Alpine

Toyota hace doblete en Portimao pese a Alpine

14-06-2021

La escuadra nipona celebra su carrera nº 100 en el WEC y Ferrari se impone en las categorías GT

  • Hartley, Buemi y Nakagima junto al Toyota #8.

TOYOTA GAZOO Racing celebró su carrera número 100 en el Campeonato Mundial de Resistencia —World Endurance Championship (WEC)— con un doblete, primero y segundo, en las 8 Horas de Portimao, con una actuación impecable en Portugal de los dos tríos de pilotos de los Toyota GR010 HYBRID.

Después de no poder hacerse con la pole position el sábado y finalizar la calificación en segundo y tercer lugar, el equipo de Toyota en el WEC respondió a la perfección en carrera para lograr imponerse en la segunda cita del campeonato de 2021 y obtener su victoria número 32 en las 100 carreras disputadas hasta la fecha en la máxima competición de resistencia.

Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley, en el GR010 HYBRID nº 8, ganaron la batalla encarniza que mantuvieron con sus compañeros de equipo durante toda la carrera, para llevarse la victoria finalmente por sólo 1,8 segundos sobre los actuales campeones del mundo, Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López.

Con la segunda victoria en dos carreras en 2021, tras el triunfo el pasado 1 de mayo en las 6 Horas de Spa-Francorchamps que abrieron la temporada, TOYOTA GAZOO Racing afianza su primera posición en el Campeonato de Constructores, con 64 puntos, 22 más que su inmediato perseguidor. En la clasificación de pilotos, Sébastien Buemi, Kazuki Nakajima y Brendon Hartley son primeros con 20 puntos más que sus compañeros Mike Conway, Kamui Kobayashi y José María ‘Pechito’ López —63 frente a 43 puntos—.

Tras la emocionante batalla de los hypercar en su debut en Spa el mes pasado, la primera visita del WEC a Portugal fue testigo de otra gran batalla. Solo 10 segundos separaron a los tres primeros en las primeras paradas en boxes para repostar. Incluso Buemi logró situar al GR010 HYBRID nº 8 líder antes de la segunda hora de carrera al beneficiarse de las paradas extra que tienen que realizar los Alpine por su depósito de combustible de menor tamaño, algo que por otro lado supone un beneficio al rodar con menor peso y realizar las paradas para repostar más rápidamente.

Cuando Conway y Hartley se subieron a los dos GR010 HYBRID en el primer cambio de piloto, poco antes de las dos horas de carrera, la lucha por el primer puesto seguía en menos de 10 segundos, los que separaban al líder de los dos Toyota tras 75 vueltas. En un par de ocasiones los prototipos LMP2, más lentos, y el tráfico perjudicaron a los dos GR010 HYBRID, que intercambiaron sus posiciones 2 y 3 a consecuencia del gran número de coches de otras categorías que ralentizaron su ritmo.

A medida que se acercaba la mitad de carrera, los dos pilotos japoneses de TOYOTA GAZOO Racing, Kobayashi y Nakajima, se pusieron al volante y lograron situarse en cabeza, con una ventaja de una parada en boxes sobre el Alpine. Parecía que la carrera estaba bajo control hasta que un LMP2 se atascó en la grava a menos de tres horas ya para el final de la cita portuguesa. El coche de seguridad hizo acto de presencia y metió de nuevo en la batalla por la victoria al Alpine.

A dos horas y media del final, una vez reanudada la carrera tras la marcha del coche de seguridad, el Alpine le arrebató el segundo lugar a Nakajima y presionó al líder, el GR010 HYBRID nº 8 con Kobayashi al volante, justo antes de otra parada en boxes. Los dos GR010 HYBRID respondieron y lograron situarse de nuevo en primera y segunda posición. El GR010 HYBRID nº 7, en manos de ‘Pechito’ López emergió como líder por delante de su compañero Buemi y su GR010 HYBRID nº 8, que estaba ahorrando combustible.

Una bandera amarilla en toda la pista ralentizó la carrera a 30 minutos para el final y ‘Pechito’ López tuvo que realizar una breve parada para reponer combustible. Regresó a la pista a solo tres segundos de Buemi, de forma que se vivió un final muy apretado. El equipo le dio la oportunidad de tomar la delantera. Pero el piloto francés y su GR010 HYBRID nº 8 se quedaron justamente por detrás, por lo que el equipo pidió a ‘Pechito’ López que invirtiera el orden según el protocolo.

Por lo tanto, el GR010 HYBRID n° 8 cruzó la meta en primer lugar y se llevó la segunda victoria de la temporada, por delante del GR010 HYBRID n° 7, a sólo 1,8 segundos, y el Alpine n° 36, que finalizó a 1min 8.597 segundos después de 300 vueltas. La batalla los nuevos hypercar del WEC tendrá su tercera cita en Italia en algo más de un mes, el próximo 18 de julio, con las 6 Horas de Monza.