Un nuevo paso hacia el futuro

Un nuevo paso hacia el futuro

21-06-2021

Prueba del nuevo Mercedes EQA 250, el segundo Mercedes 100% eléctrico

  • Mercedes EQA.

Por Fran J Méndez

La marca alemana al igual que la inmensa mayoría de los fabricantes de automóviles está apostando fuerte por la electrificación. Esto está conllevando un enorme esfuerzo tanto en I+D como en el plano económico con el que buscan ofrecer nuevas soluciones tecnológicas de cara a lo que nos espera en el futuro.

Es cierto que en nuestro país el tema eléctrico aún está con los primeros brotes verdes pero la enorme presión marcada en el territorio europeo para reducir la media general de emisiones de las marcas está ayudando a un avance significativo en el número de modelos y motorizaciones que están llegando a nuestro mercado.

Mercedes no es ajeno a ello y poco a poco está llegando con su artillería. Fruto de esto es la llegada del EQA, un SUV de tamaño medio que está montado sobre la plataforma del GLA. De momento no existe modelo en la marca (sólo existen el EQA y el EQC) que tengan un chasis propio.

Visualmente nos encontramos con un coche sobrio, elegante y que mantiene la línea estética que lleva años marcando Mercedes para toda su gama.

Mercedes EQA.

MOTORIZACIONES Y EQUIPAMIENTO

Actualmente sólo podemos encontrar a la venta la versión denominada EQA 250, la cual parte desde 49.900€. Este dato es importante pues le permite acogerse al Plan Moves 3 que existe actualmente en nuestro país.

Después del verano se añadirán a la gama el EQA 300 4Matic y el 350 4Matic además de la versión 4Matic de esta versión.

En su interior nos encontramos con un motor eléctrico de inducción o también denominado asíncrono, ofrece 190 CV de potencia y 375 Nm de par. Este tipo de motores ofrecen una eficiencia perfecta para la conducción y además son económicos y silenciosos.

Con los datos en la mano es capaz de acelerar de 0-100 km/h en 8,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 160 km/h.

El elemento quizás más importante dentro de un vehículo eléctrico es su batería la cual es de iones de litio y cuenta con una capacidad útil de 66,5 kW. Tiene un peso aproximado de 500 kg.

eqa

 

La autonomía homologada según el ciclo WLTP se sitúa en 424 kms, lo cual le sitúa por encima de sus dos principales rivales, el Lexus 300e y el Volvo XC40 Recharge. Esto es gracias a su consumo mixto homologado de entre 19,0-17,9 kWh/100 kms.

El consumo que he obtenido durante los días que lo he probado ha variado un poco por encima de lo homologado, como suele ser habitual, y es que desde la propia marca nos remarcan que la autonomía de un coche eléctrico puede verse alterada tanto por el tipo de conducción como con los factores ambientales como la temperatura ambiente.

Con una conducción normal por ciudad aprovechando la frenada regenerativa he logrado consumos de entre 21.3 y 22.4 kWh/100 y cuando he seleccionado el modo sport y he abusado del acelerador el consumo ha llegado a subir hasta los 25 kWh/100 kms.

Esto me da el cálculo de unos 320 kms en modo comfort y unos 280 kms en modo sport. Sobre estas cifras es donde realmente estará la autonomía real.

Otro punto básico e importante es el tiempo de recarga, la cual va a marcarnos por norma general el tipo de compradores al que irá dirigido. Es importante señalar que existen dos tipos, mediante corriente continua como son los supercargadores y mediante la cual admite un máximo de 100 kW y mediante corriente alterna (nuestra casa y mayoría de cargadores a nivel nacional) la cual admite un máximo de 11 kW.

Mercedes EQA.

A continuación te detallo los tiempos de carga según los datos proporcionados por Mercedes:

Corriente continúa (supercargadores):

  • 10 - 80% en 30 minutos.
  • 0 - 100% en 49 minutos.

Corriente alterna (cargadores de centros comerciales):

  • 10 - 80% en 4 horas y 18 minutos.
  • 0 - 100% en 6 horas y 12 minutos.

Corriente alterna con Wallbox (nuestra casa)

  • 10 - 80% en 6 horas y 52 minutos.
  • 0 - 100% en 9 horas y 55 minutos.

En estos datos he omitido la carga por caja de enchufe doméstica, pues no entra dentro de los planes de un comprador que quiera adquirir un vehículo eléctrico, ya que se recomienda al menos la instalación de un equipo Wallbox.

Mercedes EQA.

El hecho de ser un eléctrico no le quita la opción de contar también con un abundante equipamiento de serie y la posibilidad de poder añadirle prácticamente lo que se nos antoje, lo cual también irá acompañado de la subida en la factura como es lógico.

La unidad de prueba contaba con los paquetes AMG Line y Premium los cuales completan un equipamiento al que no le falta nada.

Entre su equipamiento de serie destaca:

Faros LED High Performance, Cámara de Visión Trasera, Doble pantalla de 7,25 pulgadas con sistema MBUX, Climatizador Thermotronic Bizona, Iluminación ambiente de 64 colores, Portón Trasero Eléctrico y llantas específicas de 18 pulgadas.

El paquete AMG Line tiene un coste de 1815€ y añade:

Lunas traseras sobretintadas, Alfombrillas AMG, Kit estético AMG, Pedales deportivos AMG de acero inoxidable y Llantas de 5 radios AMG.

Por su parte el paquete Premium tiene un coste de 2977€ y añade:

Sensores traseros y delanteros de aparcamiento, Acceso sin llave, Retrovisores eléctricos, Carga Inalámbrica, Sonido Advanced, Pantallas de 10,25 pulgadas, Realidad Aumentada para el Navegador y Asistente activo de ángulo muerto.

Además también contaba con techo panorámico.

Todo este equipamiento eleva la factura hasta los 55.792€.

eqa

PARECE UN GLA PERO NO LO ES

Cuando observamos al EQA desde la distancia es imposible que no se nos venga a la cabeza la imagen del GLA y es por ello que debemos fijarnos con más detenimiento para ver los rasgos específicos que le otorgan su propia personalidad.

Su físico es prácticamente idéntico, y las medidas casi que también. Crece 5 cm en largo y 1 cm en alto, pero mantiene tanto su batalla, la distancia entre ejes y la anchura.

Longitud (mm) / Anchura (mm) / Altura (mm) : 4463 / 1834 / 1620

El conjunto de batería y motor hacen que el peso sea de 2040 kg.

Hay que destacar que Mercedes ha querido ofrecer un producto eficiente energéticamente lo cual se ve por su coeficiente aerodinámico, el cual es el mismo que el de su hermano (0,28 cx). Esto ha sido posible gracias a la inclusión de una parrilla cerrada, unos bajos carenados y unas llantas que favorecen el flujo de aire.

También ayuda el hecho de que al motor le falte un poco de empuje si lo comparamos con otros vehículos eléctricos, y es que la marca ha priorizado su autonomía por encima de su potencia bruta.

Mercedes EQA.

Si lo observamos de manera frontal observamos que cuenta con dos faros con tecnología Led en las luces diurnas, la mencionada parrilla cerrada en negro brillo, su estrella en el centro de la misma y con un paragolpes muy bonito con detalles deportivos en la zona inferior.

Un detalle importante con el que la marca nos hace ver que es un coche eléctrico es la luz Led en forma de franja que une a ambos faros.

Su vista lateral es la que más se parece a la del GLA ya que apenas contamos con dos detalles que nos “chive” que es el EQA. Éstos son la nomenclatura con su nombre en la aleta posterior de la parte del acompañante y la toma de corriente para la recarga, la cual en el GLA va situada en el otro lateral.

El color blanco de esta unidad lucía muy elegante al combinarse con todos los detalles negros que se encuentran repartidos por toda la carrocería como las molduras, los pasos de rueda o las barras del techo.

Finalmente en vista posterior es donde más cambios existen ya que la incorporación de la luz infinita que une a ambos pilotos provoca que la estrella se tenga que situar un poco más abajo en el portón y ésta a su vez desplaza a la matrícula hasta el paragolpes trasero.

Dicho paragolpes gracias a la línea AMG es más grande, bonito y cuenta hasta con salidas de aire que no son reales.

Mercedes EQA.

ELÉCTRICO SÍ, CALIDAD ALEMANA TAMBIÉN

Cuando nos montamos a bordo del EQA vamos a ver que estamos ante un modelo Mercedes como cualquier otro de la gama existente hoy en día.

Cuenta con el mismo salpicadero y es aquí, en el interior, donde apenas vamos a encontrar distinciones con el GLA.

El único cambio es el referente a los datos, telemetría y demás ajustes específicos de un vehículo eléctrico y a la inclusión de un navegador denominado Electric Intelligent el cual nos marcará las “electrolineras” y tendrá la función de poder seleccionar una ruta pasando por diferentes puntos de recarga hasta llegar al destino final si es que fuese necesario.

La calidad de los acabados, sus ajustes y su diseño se encuentra a la altura de lo esperado en la marca alemana. Combina multitud de elementos y acabados en todas las zonas la cual refuerzan la imagen de marca premium.

Podemos contar desde asientos acabados en mixtos de piel y tela, multitud de costuras rojas repartidas por todo el habitáculo, salidas de aire con iluminación hasta plásticos acabados en aluminio cepillado y piano black.

Cuando interactuamos con cualquiera de los materiales y botones que existen comprobamos una vez más que la calidad está ahí. Parece sencillo pero no lo es, desde los botones táctiles del volante, pasando por la sensación al usar las diversas ruedas del mismo hasta el touchpad situado en la consola central, el cual una vez que lo usamos un par de veces nos sorprenderá por lo útil y práctico que resulta ser.

Mercedes EQA.

Entrando más en detalles voy a contaros que tenemos a nuestra disposición una vez nos montamos a bordo.

Empezando por el salpicadero, lo que más nos llama la atención son sus dos enormes pantallas unidas en una sola pieza que manejan todo el sistema tanto de los velocímetros como del sistema de infoentretenimiento.

Llaman la atención sus bonitas salidas de aire dispuestas a lo ancho del salpicadero, las cuales nos sorprenderán más aún cuando llegue la noche, pues la iluminación ambiental hace gala y nos da una enorme sensación de estar ante un coche del futuro.

El volante bajo mi punto de vista es otro punto a favor, ya que aunque pueda parecer una tontería, no me siento identificado con los volantes de dos radios que tanto se ve en otros modelos eléctricos que ya circulan por nuestras carreteras. Imagino que será legado del montaje sobre la plataforma del GLA.

Éste es cómodo, de 3 radios y cuenta con botones tanto en la zona izquierda como en la derecha. La primera es para controlar la pantalla destinada como cuadro de instrumentos y la segunda para la pantalla de infoentretenimiento.

En la zona central bajo la enorme “tablet” de la que disponemos se encuentra la botonera a través de la cual podemos manejar el sistema de climatización y la luz de emergencia.

Mercedes EQA.

Hablando de la consola central, podemos encontrar multitud de elementos que están destinados a diferentes fines. Por un lado tenemos una tapadera la cual se desliza y deja paso a la carga inalámbrica, dos posavasos y una toma de 12V.

Después damos paso al mencionado touchpad el cual se encuentra rodeado de una botonera desde la cual tendremos acceso rápido a los diversos menús del sistema y a la elección del modo de conducción (Eco, Comfort, Sport y Personalizado). Junto a él tenemos un reposamuñecas que nos permite poder usar el touchpad con una excelente comodidad.

Finalmente tenemos la reconocida guantera central que la marca lleva años montando. Su apertura es en dos partes y da acceso a un profundo hueco donde poder guardar objetos y a las tomas de USB-C, porque sí, son tomas USB-C, no USB normales lo cual no será del agrado de más de uno.

Por último vamos a hablar del sistema MBUX, de todo lo que ofrece y de la efectiva IA con la que interactuamos con el ya conocido “ey, mercedes”.

El sistema está muy pulido y nos ofrece una vez más una enorme sensación de calidad. Dentro de él contamos con diferentes menús como son vehículo, navegador, medios, radio, ajustes, Mercedes Me y Navegación entre otros.

Desde él podemos consultar multitud de información sobre el consumo, configuración del coche, ajustar el color de la iluminación o ajustar el perfil de conducción para el modo de conducción personal.

Mercedes EQA.

Todo ello es llevado a cabo desde diferentes mandos, ya que podemos usar tanto el volante, la pantalla táctil o el touchpad.

Destacable es también la Inteligencia Artificial que tiene el sistema de la marca alemana, la mejor del mercado desde mi punto de vista. Es fluida, responde con bastante rapidez y es capaz de cumplir bastantes órdenes.

Podemos pedirle que nos cambie la iluminación ambiental, que nos calcule una ruta hacia una dirección exacta, que nos cambie la música y un largo etcétera.

Destacable es también su sistema de sonido denominado como “Advanced” que se incluye con el paquete “Premium”. Tiene un sonido realmente excepcional y por más que le busquemos las cosquillas no se las vamos a encontrar.

LA COMODIDAD COMO SU ARGUMENTO PRINCIPAL

Si algo ha querido hacer Mercedes con este EQA es un coche donde el confort sea su principal baza, que no la única. Y vaya si lo ha conseguido. Empezando por su ajuste de rodadura, la cual está perfectamente reglada para filtrar cada una de las imperfecciones del asfalto.

Mercedes EQA.

Tenemos también una muy buena insonoridad en todo el habitáculo que se ve favorecido por la ausencia de sonido del motor eléctrico.

Cuando lo conduje por carretera me dio sensación de seguridad. Es un coche al que se le nota su aplomo sobre todo gracias a sus más de dos toneladas de peso.

En lo que respecta a la conducción por ciudad se siente ágil. Tanto por la conducción, como por el radio de giro, su concepto eléctrico que combina la ausencia de cambio de marcha con la conducción combinada a través de los pedales y sus levas tras el volante.

Con las levas me refiero al sistema de frenada regenerativa con la que cuenta y que funciona a través de cuatro modos que van desde más restrictivo hasta menos (--D, -D, D y D+).

Dichos modos gestionan la intensidad de la retención que se ejerce para detener el vehículo y tiene la peculiaridad de que en el modo “--D”, el más restrictivo, nos permite una conducción conocida como de un sólo pedal, que consiste básicamente en circular con sólo pisar o soltar el acelerador. Si bien es cierto que no llega a ser 100% efectiva porque hay que terminar pisando el freno si queremos detener el vehículo.

Gracias a los sistemas combinados de cámara trasera y los sensores repartidos por todo el vehículo podremos circular por las calles más estrechas sin el más mínimo problema.

Otro aspecto destacable es que al detenernos frente a un semáforo se nos activará la cámara frontal y saldrá reflejada en la pantalla, esto que puede parecer algo no muy útil en realidad sí que lo es, ya que podremos visualizar el semáforo sin tener que fijarnos si hemos detenido el coche justo donde el pilar tapa la visión sobre el semáforo.

También es llamativo que como hemos comentado anteriormente el paquete “Premium” añade la realidad aumentada del navegador, que nos mostrará a través de la cámara delantera la visión en tiempo real y nos dará las indicaciones como si las tuviéramos en la propia calle.

Todo lo que he descrito anteriormente respecto al confort de marcha queda reflejado también a través de sus asientos. Son muy cómodos, cuentan con la banqueta ajustable y recogen muy bien la espalda.

Mercedes EQA.

Sus plazas traseras son amplias y cómodas. En ellas pueden ir 4 adultos con total comodidad, dejando la quinta plaza para un niño o para un uso casual.

Tengo que recalcar el detalle de que el suelo está un poco más elevado de lo habitual debido a que la batería está situada debajo. Esto hace que la posición de las piernas se vean alteradas quedando las rodillas por encima de la cintura, detalle que a lo mejor a algunos acompañantes pueden llegar a molestarles en viajes largos, lo cual no creo que vayamos a realizar muy a menudo.

Su maletero se ve reducido frente a su hermano GLA. Tiene una capacidad de 340 litros, lo que le coloca por debajo tanto del Lexus 300e como del Volvo XC40 Recharge.

Igualmente su forma tan cuadrada permite aprovechar el espacio al máximo, y si lo unimos con su portón eléctrico nos encontramos ante un maletero que nos va a facilitar la vida.

Bajo el piso tenemos espacio para un kit repara pinchazos (algo típico hoy día), los triángulos de emergencia e incluso una pequeña bomba de aire.

Mercedes EQA.

RESUMEN

En resumidas cuentas creo que Mercedes ha hecho un buen trabajo pese a aprovechar la plataforma de un modelo de combustión.

Es un coche que tiene sus argumentos muy claros y que disimula sus desventajas. Respecto a la competencia cuenta con una menor potencia pero una mayor autonomía.

Conducirlo es una delicida, sobretodo en la ciudad donde sacaremos el máximo partido a todos sus sistemas y donde mejoraremos la autonomía final con una carga de batería.

Es cierto que aún queda mucho por recorrer en España para que el vehículo eléctrico llegue a ser una alternativa real para cualquier tipo de comprador pero sin duda las grandes inversiones que las marcas están haciendo en desarrollar los motores y las baterías ayudarán a que llegue más pronto que tarde.

Por mi experiencia personal he de decir que es un coche que me ha sorprendido muy gratamente. Sin duda su sistema MBUX es una grata experiencia de conducción y va a hacer que los conductores cada vez nos sintamos más cómodos al conducir nuestro coche.

Sin más, espero que os haya gustado mi análisis y espero que me volváis a leer muy pronto en otra prueba, pero de mientras sólo me queda deciros “hasta pronto”.

Mercedes
EQA
vehículo eléctrico

Últimos coches publicados

8.500 €
04-Dic-2021
Sevilla
9.990 €
04-Dic-2021
Sevilla
6.500 €
04-Dic-2021
Sevilla

últimas noticias

Destaca su apuesta por un comportamiento más racing y el aumento de potencia de su...

03/12/2021

Analizamos en parado la tercera generación en Honda Carinsa, una apuesta fuerte por la...

02/12/2021

La versión GR Sport aporta una suspensión más rígida y una estética más llamativa con...

02/12/2021

Nuevo SUV del fabricante japonés inmediatamente inferior al RAV4 con motor híbrido de...

02/12/2021

La penúltima carrera del año se celebra en el Circuito urbano de Jeddah, el más rápido...

02/12/2021

Esta lujosa versión del SUV italiano supone la sublimación del concepto

01/12/2021