Logos de ambos grupos.

Oficial: FCA y PSA serán Stellantis desde el 16 de enero

Las asambleas de accionistas de Fiat Chrysler Automobiles N.V. (“FCA”) (NYSE: FCAU / MTA: FCA) y Peugeot S.A. (“Groupe PSA”), reunidas hoy, han aprobado el proyecto de fusión entre FCA y Groupe PSA, lo que permite la creación de Stellantis N.V. (“Stellantis”) por una amplia mayoría (más del 99% de los votos emitidos a favor de la transacción).

Los accionistas de FCA han aprobado asimismo resoluciones complementarias vinculadas a la fusión, en particular, la adopción de los futuros estatutos de Stellantis y el nombramiento de los miembros del consejo de administración de Stellantis, decisiones que serán efectivas al día siguiente de la realización de la fusión. El texto de las resoluciones sometidas a los accionistas y el resultado de las votaciones están disponibles en las respectivas páginas web de FCA y Groupe PSA (www.fcagroup.com; www.groupe-psa.com).

Como consecuencia de la aprobación de los accionistas en el día de hoy y de la obtención de las últimas autorizaciones reglamentarias durante este último mes, sobre todo por parte de la Comisión Europea y del Banco Central Europeo, FCA y Groupe PSA prevén completar su fusión el sábado 16 de enero de 2021.

Las acciones ordinarias de Stellantis empezarán a negociarse en el mercado Euronext de Paris y en el Mercato Telematico Azionario de Milán el lunes 18 de enero de 2021, y en el New York Stock Exchange el martes 19 de enero de 2021.

Nuevo logo de Stellantis.

Stellantis presenta su logotipo definitivo

Peugeot S.A. (Groupe PSA) y Fiat Chrysler Automobiles N.V. (FCA) (NYSE: FCAU / MTA: FCA) han desvelado hoy el logo de Stellantis, la nueva empresa resultante de su fusión al 50%.

El logo simboliza la rica herencia de las empresas fundadoras de Stellantis y la fuerza del elenco de 14 marcas de automóviles históricas del nuevo grupo. Asimismo, pone de manifiesto la riqueza de la diversidad de perfiles profesionales de los empleados que trabajan en todas las regiones del mundo. El nombre Stellantis -cuya raíz latina “stello” significa “brillo de estrellas”- encarna la representación visual del espíritu de optimismo, energía y renovación de una empresa diversificada e innovadora, determinada en convertirse en uno de los nuevos líderes de la próxima era de movilidad sostenible.

La presentación del logo es una nueva etapa en el proyecto de fusión, que debería concretarse antes del fin del primer trimestre de 2021, bajo reserva de las condiciones de cierre habituales que incluyen la aprobación de la operación por parte de los accionistas de ambas empresas en sus respectivas asambleas generales extraordinarias y la satisfacción de las exigencias en materia de competencia y otras exigencias normativas.

Nuevo logo de la fusión PSA-FCA

La fusión entre PSA y FCA se denominará Stellantis

Peugeot SA («Groupe PSA») y Fiat Chrysler Automobiles NV («FCA») (NYSE: FCAU / MTA: FCA) anuncian que el nombre corporativo del nuevo grupo será Stellantis. Supone un paso importante a medida que avanzan hacia la finalización de su fusión 50:50 como se define en el Acuerdo de combinación anunciado el 18 de diciembre de 2019.

Stellantis tiene sus raíces en el verbo latino «stello» que significa «iluminar con estrellas». Se inspira en esta nueva y ambiciosa alineación de marcas automotrices históricas y culturas empresariales sólidas que, al unirse, crean uno de los nuevos líderes de la próxima era de la movilidad preservando el valor excepcional del conjunto creado y los valores de las partes que lo componen. Stellantis combinará la escala de un negocio global con una excepcional amplitud y profundidad de talento, know how y recursos capaces de proporcionar soluciones de movilidad sostenible para las próximas décadas. 

Los orígenes latinos del nombre rinden homenaje a la rica historia de sus empresas fundadoras, mientras que la evocación de la astronomía captura el espíritu de optimismo, energía y renovación que impulsa esta fusión que va a transformar la industria.

El proceso de creación del nuevo nombre confiado al Grupo Publicis comenzó poco después de que se anunciara el acuerdo de fusión y la alta dirección de ambas compañías ha estado estrechamente involucrada en todo momento.

El nombre Stellantis se utilizará exclusivamente a nivel de Grupo, como marca corporativa. El siguiente paso en el proceso será la presentación de un logotipo que, con el nombre, se convertirá en la identidad corporativa de la empresa. Los nombres y los logotipos de las marcas constituyentes del Grupo Stellantis permanecerán sin cambios.

Como se indicó anteriormente, se espera que la finalización del proyecto de fusión ocurra en el primer trimestre de 2021, sujeto a las condiciones de cierre habituales, incluida la aprobación de los accionistas de ambas compañías en sus respectivas Juntas Generales Extraordinarias y el cumplimiento de los requisitos antimonopolio y otros requisitos reglamentarios.

Los representantes sellan la unión

PSA y FCA acuerdan su fusión

Fiat Chrysler Automobiles  y Peugeot S.A. han firmado hoy un acuerdo vinculante que facilita la fusión de sus empresas al 50/50 con el fin de consolidarse como 4º fabricante mundial del sector de la automoción por volumen y el 3º por ingresos. De la combinación propuesta surgirá un líder del sector con la capacidad de gestión, los medios, recursos y escala necesarios para capitalizar con éxito las oportunidades que ofrece la nueva era de movilidad sostenible.

Con la combinación de fortaleza financiera y capacidad de la entidad fusionada, esta quedará perfectamente posicionada para ofrecer soluciones de movilidad innovadoras, limpias y sostenibles tanto en entornos de creciente urbanización como en las zonas rurales de todo el mundo. Las ventajas obtenidas por la eficiencia derivada de los mayores volúmenes, así como de la unificación de las cualidades y competencias de las dos empresas, darán paso a una nueva empresa capaz de ofrecer a todos sus clientes productos, tecnologías y servicios de primera, y de responder con mayor agilidad al cambio que se está produciendo en este sector profundamente exigente. 

La empresa fusionada obtendrá unas ventas anuales de 8,7 millones de vehículos, ingresos por un valor aproximado de 170.000 millones de euros, unos resultados de explotación superiores a 11.000 millones de euros y un margen operativo del 6,6%, todo ello resultante solamente de la agregación de los resultados de 2018. El potente balance general combinado implica una gran flexibilidad financiera y amplia capacidad de maniobra para la ejecución de planes estratégicos e inversión en nuevas tecnologías a lo largo de todo el ciclo. 

La entidad fusionada tendrá una presencia global equilibrada y rentable y una cartera de marcas emblemáticas altamente complementarias que abarcan todos los grandes segmentos, desde turismos de lujo, premium y generalistas, hasta SUV, camionetas y vehículos comerciales ligeros. Esto estará respaldado por la fuerza de FCA en Norteamérica y Latinoamérica, y por la sólida posición de Groupe PSA en Europa. El nuevo Grupo tendrá mucho más equilibrio geográfico, ya que el 46% de los ingresos provendrá de Europa y el 43% de Norteamérica, según los datos agregados de cada empresa en 2018. La combinación ofrecerá a la nueva empresa la oportunidad de remodelar la estrategia en otras regiones.

La eficiencia generada por la optimización de las inversiones en plataformas de vehículos, gamas de motores y nuevas tecnologías, así como el aprovechamiento del aumento de escala, permitirán a la empresa ampliar su capacidad de compra y generar valor añadido para los accionistas. Más de dos tercios de los volúmenes se concentrarán en 2 plataformas, con unos 3 millones de vehículos anuales en cada una, la plataforma pequeña y la plataforma compacta / mediana. 

Se prevé que esa tecnología y los ahorros relativos a los productos y a las plataformas aporten aproximadamente el 40% de los 3.700 millones de euros de ingresos anualizados generados por las sinergias, en tanto que las compras, que se beneficiarán principalmente de la escala y de la obtención de mejores precios, representen otro 40% estimado de las sinergias. Otros aspectos, como el marketing, los bienes inmuebles, las tecnologías de información y digital, gastos generales y logística, generarán en torno al 20% restante. Estas estimaciones de las sinergias no se basan en el cierre de ninguna planta a causa de la transacción. Se prevé que las sinergias estimadas generen un flujo de caja neto positivo desde el primer año y que aproximadamente el 80% de las sinergias se materialicen en el cuarto año. Se calcula que el gasto no periódico para lograr las sinergias ascienda a 2.800 millones de euros.

Esas sinergias permitirán a la empresa resultante realizar inversiones significativas en las tecnologías y servicios que transformarán la movilidad del futuro y afrontar con éxito las exigentes normas globales sobre CO2. Con una presencia mundial de I+D que ya es de gran relevancia, la entidad combinada contará con una sólida plataforma para fomentar la innovación y ampliar el desarrollo de la capacidad de transformación en vehículos de nuevas energías, movilidad sostenible, conducción autónoma y conectividad.

La entidad fusionada se beneficiará de una eficiente estructura administrativa diseñada para promover un rendimiento eficaz, con un Consejo formado por 11 miembros, en su mayoría independientes. Cinco miembros del Consejo de Administración serán designados por FCA y su accionista de referencia (incluido John Elkann como presidente) y cinco serán nombrados por Groupe PSA (incluido el vicepresidente y el director principal no ejecutivo). Además, al cierre el Consejo incluirá dos miembros en representación de los empleados de FCA y Groupe PSA. El consejero delegado será Carlos Tavares por un periodo inicial de cinco años y también formará parte del Consejo de Administración.

Carlos Tavares, Mike Manley y sus equipos ejecutivos tienen una excelente trayectoria reciente en la conversión de empresas y la combinación de diversos fabricantes con distintas culturas. Esa experiencia impulsará la velocidad de ejecución de la fusión, respaldada por los buenos resultados recientes de las empresas y unos balances generales ya de por sí robustos. La entidad fusionada maniobrará con agilidad y eficiencia en una industria automotriz sometida a cambios rápidos y profundos. 

La nueva compañía matriz con domicilio en Países Bajos cotizará en la Euronext (París), la Bolsa de Valores italiana (Milán) y la Bolsa de Valores de Nueva York, y disfrutará de una presencia importante en Francia, Italia y Estados Unidos.

Según los estatutos propuestos para la empresa resultante de la fusión, ningún accionista tendrá capacidad para ejercer más del 30% de los votos emitidos en las reuniones de accionistas. También se prevé que no se transferirán los derechos de doble voto existentes, sino que se acumularán los nuevos derechos de doble voto después de un período de tenencia de tres años tras la conclusión de la fusión.

 
Los grupos FCA y PSA negocian una importante fusión.

FCA y PSA serán el cuarto fabricante mundial de automóviles tras su unión

El Consejo de Vigilancia de Peugeot S.A. y el Consejo de Administración de Fiat Chrysler Automobiles N.V. anuncian que han acordado unánimemente trabajar para lograr una combinación completa de sus respectivos negocios mediante una fusión 50/50. Ambos Consejos han dado mandato a sus respectivos equipos para llevar a término las negociaciones para alcanzar un Memorando de Entendimientovinculante en las próximas semanas.

El plan para fusionar las actividades de Groupe PSA y FCA es la continuación de intensas negociaciones entre los altos directivos de las dos empresas. Ambas comparten la convicción de que existe una lógica convincente para un movimiento tan audaz y decisivo que crearía un grupo líder mundial con la dimensión, las capacidades y los recursos para aprovechar con éxito las oportunidades y gestionar eficazmente los desafíos de la nueva era de la movilidad.

La fusión propuesta crearía el 4º fabricante de autos mundial más grande en términos de unidades vendidas (8,7 millones de vehículos), con ingresos combinados de casi 170 mil millones[ de euros y ganancias operativas recurrentes de más de 11 mil millones de euros sobre una base agregada simple de los resultados de 2018, excluyendo Magneti Marelli y Faurecia. Se estima que el incremento significativo en el valor resultante de la transacción es del orden de 3,7 mil millones de euros en sinergias anuales proyectadas, derivadas principalmente de una asignación de recursos más eficiente para inversiones a gran escala en plataformas de vehículos, propulsión y tecnología, y mayor poder adquisitivo inherente a la nueva dimensión del grupo fusionado. Estas estimaciones de las sinergias no se basan en el cierre de ninguna planta.

Se estima que el 80 % de las sinergias se lograrían después de 4 años. El coste para lograr las sinergias se estima en 2,8 mil millones de euros.

Los accionistas de cada empresa poseerían el 50 % del capital del nuevo Grupo resultante de la fusión y, por lo tanto, compartirían equitativamente los beneficios derivados de la misma. La transacción se efectuaría mediante una fusión a través de una empresa matriz holandesa y la estructura de gobierno de la nueva empresa se equilibraría entre los accionistas, y la mayoría de los consejeros serían independientes. El Consejo de Administración estaría compuesto por 11 miembros. Cinco miembros del Consejo de Administración serían nombrados por FCA (incluido John Elkann como presidente) y cinco serían nombrados por Groupe PSA (incluido el vicepresidente y el director independiente principal). El consejero delegado sería Carlos Tavares por el período inicial de cinco años y también sería miembro del Consejo de Administración.

Carlos Tavares declaró: “Esta convergencia aporta un valor significativo a todas las partes interesadas y abre un futuro brillante para la Empresa resultante de la fusión. Estoy satisfecho del trabajo realizado hasta ahora con Mike y estaré muy feliz de trabajar con él para construir juntos una gran compañía”. 

Mike Manley dijo: “Estoy encantado por la oportunidad de trabajar con Carlos y su equipo en esta fusión que puede potencialmente cambiar el sector. Contamos con una larga trayectoria de cooperación de éxito con Groupe PSA, y estoy convencido que juntos con nuestra gente podemos crear una Empresa de movilidad global de clase mundial”.

La nueva compañía matriz con domicilio en Holanda cotizaría en la Euronext (París), la Bolsa de Valores italiana (Milán) y la Bolsa de Valores de Nueva York, y seguiría manteniendo presencias significativas en las sedes centrales actuales en Francia, Italia y Estados Unidos.

Se propone que los estatutos de la nueva Empresa resultante de la fusión establezcan que el programa de voto de fidelidad no operará para otorgar derechos de voto a ningún accionista individual en la Junta de Accionistas que exceda el 30 %4 del total de los votos emitidos. También se prevé que no se transferirán los derechos de doble voto existentes, sino que se acumularán los nuevos derechos de doble voto después de un período de tenencia de tres años tras la finalización de la fusión.

Se ha acordado una suspensión de las participaciones accionarias de EXOR N.V., Bpifrance Participations SA, DFG y la familia Peugeot por un período de 7 años después de la finalización de la fusión. EXOR, Bpifrance Participations y la familia Peugeot estarían sujetos a un bloqueo de 3 años con respecto a sus participaciones, excepto que a la familia Peugeot se le permitirá aumentar su participación hasta el 2,5 % en los primeros 3 años después del cierre, solo mediante la adquisición de acciones de Bpifrance Participations y DFG.

Antes de la finalización de la transacción, FCA distribuiría a sus accionistas un dividendo especial de 5,5 mil millones de euros, así como su participación en Comau. Además, antes de la finalización, Peugeot distribuiría a sus accionistas su participación del 46% en Faurecia. Esto permitiría a los accionistas de los grupos fusionados compartir por igual las sinergias y los beneficios que deriven de una fusión, además de reconocer el valor significativo de la plataforma diferenciada de FCA en América del Norte y su sólida posición en América Latina, incluidos sus márgenes líderes de sector en esas regiones. También reflejaría el valor agregado que aportarían las marcas globales de alta gama de FCA, Alfa Romeo y Maserati, dado su importante potencial de desarrollo.

La cartera ampliada cubriría todos los segmentos de mercado con marcas emblemáticas y productos fuertes basados ​​en plataformas racionalizadas y en la optimización de las inversiones.

La propuesta se sometería al proceso de información y consulta de los órganos de los trabajadores pertinentes y estaría sujeta a las habituales condiciones de cierre, incluida las aprobaciones finales de la junta del Memorando de Entendimiento vinculante y el acuerdo sobre la documentación definitiva.