La electrificación de Seat llega al Tarraco

La electrificación de Seat llega al Tarraco

03-05-2021

Tiene 245 CV y puede circular en modo eléctrico 49 Km

  • Seat Tarraco e-Hybrid.

SEAT sigue adelante con el plan de aumentar la electrificación y la eficiencia de su gama. El proceso comenzó con el León e-HYBRID y ahora continúa con un segundo modelo híbrido enchufable, el SEAT Tarraco e-HYBRID, que se convierte en el primer SUV electrificado de la gama.

El SEAT Tarraco es una propuesta atractiva dentro de su segmento y la introducción de la versión híbrida enchufable, sin duda, le ayudará a consolidar su posición en el mercado. Este sistema de propulsión aporta un perfecto equilibrio entre dinamismo y eficiencia.

“El SEAT Tarraco e-HYBRID es un modelo importante en nuestra gama, ya que es el segundo vehículo híbrido enchufable de la marca SEAT”, comenta Wayne Griffiths, presidente de SEAT y CUPRA. “La introducción de la tecnología híbrida enchufable en el Tarraco permite a SEAT ofrecer un modelo más eficiente. Nuestro objetivo este año es que la versión PHEV acapare el 25% de las ventas del Tarraco a nivel mundial”.

Seat Tarraco e-Hybrid.

Diseñado y desarrollado en Barcelona, ​​en la sede de SEAT en Martorell, el SEAT Tarraco e-HYBRID se fabrica en Wolfsburgo. Disponible con 5 plazas, tracción delantera y en los niveles de acabado Xcellence y FR.

La ambición de SEAT de electrificar su gama se materializa en el uso combinado de la electricidad y la combustión para dar vida a vehículos como el SEAT Tarraco e-HYBRID”, asegura Dr. Werner Tietz, vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de SEAT. “Demuestra que las últimas tecnologías aplicadas a los sistemas de propulsión pueden hacer que incluso los vehículos de gran tamaño sean muy eficientes, manteniendo así su relevancia en un mercado que se preocupa cada vez más por el respeto al medio ambiente”.

Bajo el capó del SUV se encuentra un avanzado corazón híbrido enchufable, que combina un motor de gasolina 1.4 TSI de 150 CV (110 kW) con un motor eléctrico de 115 CV (85 kW), conectado a una transmisión DSG de doble embrague y seis velocidades que aporta motricidad al eje delantero. El sistema ofrece una potencia combinada de 245 CV (180 kW) y un par máximo combinado de 400 Nm.

Seat Tarraco e-Hybrid.

La energía eléctrica se almacena en una batería de iones de litio de 13 kWh ubicada en posición baja, en la parte trasera del coche, lo que ayuda a distribuir el peso de una manera uniforme a lo largo del chasis.

El sistema híbrido permite cambiar instantáneamente entre los diferentes modos de conducción, de manera que el SEAT Tarraco e-HYBRID puede funcionar con el motor eléctrico, el de combustión, o combinado ambos.

La versión híbrida enchufable logra una autonomía exclusivamente eléctrica de hasta 49 kilómetros (según ciclo de homologación WLTP) gracias a la energía almacenada en la batería del vehículo, que puede servir para lograr una mayor eficiencia en la conducción o para moverse por las calles de la ciudad donde las regulaciones de calidad del aire son más estrictas. Cuando llega el momento de recorrer distancias más largas, el SEAT Tarraco e-HYBRID permite alcanzar una autonomía total de 730 kilómetros.

El modo puramente eléctrico está disponible a velocidades de hasta a 140 km/h, lo que hace al coche increíblemente versátil y utilizable. La entrega de potencia y par del motor eléctrico es progresiva e instantánea. Esto permite disfrutar de unas prestaciones muy dinámicas y una respuesta realmente rápida a las órdenes del acelerador.

La tecnología híbrida enchufable permite al conductor tomar el control del sistema. El SEAT Tarraco e-HYBRID siempre arranca en modo totalmente eléctrico (cuando la batería está suficientemente cargada). Sin embargo, la hibridación se activa si la capacidad energética de la batería cae por debajo de cierto nivel o si la velocidad supera los 140 km/h. En el modo híbrido el conductor también puede actuar sobre el estado de la carga, aumentándolo o reduciéndolo hasta un punto previamente definido. El Tarraco e-HYBRID cuenta con tres niveles de frenada regenerativa, que se pueden ajustar a través del sistema de info-entretenimiento.

Y precisamente mediante este mismo sistema se puede acceder a los diferentes y configurables modos del sistema híbrido enchufable (e-Mode, Hybrid automático e Hybrid manual). El SEAT Tarraco e-HYBRID también cuenta con dos botones específicos adicionales: e-Mode y s-Boost  —este último permite utilizar ambos motores a la vez para conseguir las máximas prestaciones en todo momento, perfecto para realizar adelantamientos con total seguridad—.

Aumentar el nivel de carga de la batería es una tarea fácil que se lleva a cabo mediante el puerto de carga ubicado en la aleta delantera izquierda del coche. El proceso se completa en solo 3 horas y media con un cargador de pared tipo Wallbox de 3,6 kW, o en cinco horas si se hace uso de una toma de corriente doméstica de 2,3 kW.

Seat Tarraco e-Hybrid.

En materia de chasis, el SUV de mayor tamaño de SEAT combina una suspensión de tipo McPherson en el eje delantero con una suspensión multibrazo independiente en el eje posterior. Este esquema, unido a la dirección asistida eléctrica progresiva, logra un tacto de conducción afinado y muy comunicativo. El disfrute está garantizado en todo tipo de terrenos.

El Tarraco e-HYBRID puede contar con el sistema de Control de Chasis Adaptativo (DCC), que permite variar la firmeza de los amortiguadores en varias posiciones, para ganar en confort o en deportividad. Este sistema es opcional en el Xcellence, y de serie en el FR, exclusivamente para las versiones e-HYBRID.

Por otra parte, los perfiles de conducción seleccionables a través del mando giratorio (Eco, Normal, Sport e Individual), permiten modificar el comportamiento dinámico del vehículo según las preferencias del usuario. El modo Individual ofrece múltiples posibilidades de personalización (firmeza de los amoritugadores en caso de disponer del DCC, dureza de la dirección, respuesta del pedal del acelerador y de la caja de cambios DSG, la gestión de la batería de alto voltaje, funcionamiento del control de crucero adaptativo (ACC), y la gestión del climatizador).

Seat Tarraco e-Hybrid.

La nueva versión e-HYBRID del Tarraco ofrece un gran nivel de agilidad gracias al sistema híbrido enchufable que, si bien es evidente que requiere más espacio que un motor de combustión tradicional, se ubica de tal manera que logra un efecto positivo en el dinamismo del modelo.

El peso se reparte de forma equilibrada entre ambos ejes: en la parte delantera, bajo el capó, se encuentran el motor de combustión, el motor eléctrico y la unidad de control de potencia PCU. En la parte posterior se sitúan el depósito de combustible, ubicado bajo el maletero, y la batería de iones de litio, delante del eje trasero y bajo la butaca de asientos traseros, de forma que ayuda a bajar el centro de gravedad y a distribuir los pesos de manera uniforme. El chasis cuenta con unos largueros adicionales para proteger de impactos a la batería, así como un carenado específico contra picotazos.

El SEAT Tarraco e-HYBRID cuenta con las cualidades fundamentales que todo SEAT debe tener, pero al mismo tiempo eleva la eficiencia hasta un nivel increíble.

Seat Tarraco e-Hybrid.

Gracias a la combinación del motor térmico y el eléctrico, las emisiones de CO2 se sitúan en unos contenidos 37-47 g/km, mientras el consumo medio de combustible es de apenas 1,6-2,1 l /100 km. Todo ello según el ciclo de homologación oficial WLTP. Esas cifras resultan llamativas por sí solas, pero lo son aún más si se tiene en cuenta que el Tarraco híbrido enchufable puede acelerar de 0 a 100 km/h en solo 7,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 205 km/h.

El SEAT Tarraco e-HYBRID demuestra que la electrificación es una solución que ofrece numerosas ventajas y permite dibujar un futuro brillante en el que se pueden satisfacer las necesidades de la movilidad sin dejar de reducir el impacto en el medio ambiente.

Últimos coches publicados