Mini Aceman, anticipo de su próximo eléctrico

La nueva familia MINI va tomando forma. La marca británica presenta el MINI Concept Aceman, un primer avance del nuevo lenguaje de diseño que caracterizará a su próxima generación de modelos. Este concept car muestra las innovaciones tecnológicas y de diseño que MINI considera necesarias para ofrecer el clásico placer de conducir de la marca en el futuro. Un sistema de propulsión totalmente eléctrico, un lenguaje de diseño limpio y reducido denominado Charismatic Simplicity, una nueva experiencia digital en el interior y un diseño que hace un uso responsable de los materiales y que no recurre a ningún tipo de cuero ni a elementos cromados: el MINI fusiona estos atributos en este concepto que da forma al primer crossover para el segmento de los coches pequeños premium.

Sigue leyendo
Mini Cooper S Resolute.

‘Resolute Edition’ también para el Mini Cooper S tres puertas

Diseño expresivo, diversión al volante inspiradora, calidad premium y estilo individual: el MINI 3 puertas combina todo esto con un concepto de carrocería clásico y la fascinante tradición de la marca. La nueva Resolute Edition del original del segmento de los coches pequeños premium capta ahora la esencia misma de esta combinación única. Con su exclusivo diseño y características de equipamiento, ofrece una moderna reinterpretación de las auténticas cualidades que adopta el MINI 3 puertas.

En la edición Resolute, el MINI Cooper S de 3 puertas (consumo combinado de combustible: 6,6 – 6,2 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 151 – 140 g/km WLTP) es un ejemplo de deportividad tradicional. Su motor de 4 cilindros de 2,0 litros con tecnología MINI TwinPower Turbo tiene una potencia máxima de 131 kW/178 CV y un par motor máximo de 280 Nm. Con la caja de cambios manual de 6 velocidades de serie, este pequeño coche acelera desde cero hasta los 100 km/h en 6,8 segundos. Con la transmisión opcional Steptronic de 7 velocidades con doble embrague, se mueve un poco más rápido: en este caso, el sprint estándar dura sólo 6,7 segundos. La velocidad máxima del coche es de 235 km/h.

Mini Cooper S Resolute.
Mini Cooper S Resolute.
Sigue leyendo
Mini Cooper S Resolute Edition.

Mini Cooper S Cabrio Resolute Edition

Con su clásico estilo deportivo, su vigorosa apertura y su aspecto especialmente extravagante, el MINI Cooper S Cabrio está disponible en la Resolute Edition, justo a tiempo para la temporada de primavera. Las características de diseño y equipamiento exclusivas y adaptadas con precisión del modelo de edición añaden acentos frescos orientados al estilo individual y a la máxima diversión al volante. El MINI Cooper S Cabrio en la Resolute Edition estará disponible para su producción por primera vez en marzo de 2022 y se lanzará a la conquista de los bulevares y las carreteras rurales.

El cuatro plazas descapotable de la marca británica es actualmente el único descapotable premium del mundo en el segmento de los coches compactos. En la edición Resolute, su aspecto es exclusivo e inconfundible. La pintura exterior, las llantas de aleación ligera, el diseño interior y el equipamiento caracterizan al modelo de la edición como embajador del estilo tradicional y de la diversión al aire libre tan característica de MINI. La potente tecnología de motores del MINI Cooper S Cabrio en la Resolute Edition garantiza encuentros especialmente animados con el viento y el sol: un propulsor de 4 cilindros de 2,0 litros y 131 kW/178 CV con tecnología MINI TwinPower Turbo permite acelerar desde parado hasta los 100 km/h en 7,2 segundos.

Sigue leyendo
Nuevo Mini.

La próxima generación del Mini sólo será eléctrica

La nueva familia MINI está dando sus vueltas de calentamiento, y eso funciona mejor sobre el hielo y la nieve en el amargo frío del Círculo Polar Ártico. El futuro MINI está realizando sus pruebas dinámicas de conducción en el centro de pruebas de invierno del Grupo BMW en Arjeplog, Suecia El futuro modelo del MINI será totalmente eléctrico y ahora está completando un importante capítulo de su proceso de desarrollo en serie con las pruebas de invierno en Suecia. El tren motriz eléctrico, la batería de alto voltaje, la potencia y la tecnología de carga de los prototipos ya están demostrando su alto grado de madurez a temperaturas extremas bajo cero. Las carreteras cubiertas de nieve y las zonas especialmente preparadas en los lagos helados también sirven como ideales pistas de prueba en las que se pueden probar, perfeccionar y sincronizar todos los temas relacionados con la transmisión, la dirección o el chasis.

MINI vuelve a lanzar su quinta generación con el MINI 3 puertas como primer modelo de la nueva familia MINI. Con su concepto de vehículo orientado a la diversión de la conducción totalmente eléctrica desde el principio, el nuevo MINI es ideal para ofrecer la agilidad inspiradora que caracteriza a la marca y, el uso creativo del espacio que garantiza mucho espacio en el interior y un tamaño reducido.

Mini.

El futuro MINI de 3 puertas se complementará dentro de la nueva familia MINI con el sucesor del actual MINI Countryman. El nuevo modelo del superventas del segmento compacto premium se ofrecerá tanto con un motor de combustión como totalmente eléctrico. También este año, MINI presentará el concept de un modelo crossover para el segmento de los coches pequeños premium.

“MINI está en una senda de crecimiento y se dirige hacia un futuro totalmente eléctrico. Nuestro icónico MINI 3 puertas, maximiza la experiencia para nuestros clientes a través de su sensación de karting electrificado combinado con puntos de contacto digitalizados – y un claro enfoque en la sostenibilidad con una huella ambiental mínima”, dice Stefanie Wurst, máxima responsable de la marca MINI.

Mini.

El futuro MINI de 3 puertas continúa con el concepto de diversión de conducción urbana que ha tenido éxito durante más de 60 años. En el futuro se aplicará de forma aún más purista y sostenible. Esto queda especialmente claro en el diseño de la variante clásica de la carrocería. La electrificación ofrece a los diseñadores la oportunidad de pensar de forma fundamentalmente diferente y crear nuevos puntos de partida para la combinación distintiva de MINI de estilo individual, atención al detalle, sentido de la tradición y pasión por la innovación. El diseño del nuevo MINI se remonta a su historia, utiliza la última tecnología y crea un máximo de emociones combinadas con una huella mínima.

Mini.

Las inspiradoras características de conducción del nuevo MINI 3 puertas se perfeccionan de forma óptima en el centro de pruebas de invierno de Arjeplog. Con cada vuelta que da sobre nieve y hielo, los ingenieros de pruebas pueden ajustar con precisión el desarrollo espontáneo de la potencia del motor eléctrico, los sistemas de control para optimizar la tracción, el comportamiento en las curvas, las características de la suspensión y la amortiguación, así como el carácter del sistema de dirección y de frenado. La aplicación integrada de todos los sistemas de propulsión y chasis permite un grado maduro de armonía general, que ayudará al posterior modelo de producción a ofrecer un equilibrio coherente y característico de MINI entre la sensación de karting y el confort de conducción.

Mini JCW Clubman Untold Edition.

Mini JCW Clubman Untold Edition

Como interpretación moderna del clásico concepto shooting brake, el MINI Clubman se distingue claramente de sus competidores en el segmento de los compactos premium. Este estatus se refleja en su concepto de carrocería individual y en su elegante sobriedad, y ahora se pone aún más de manifiesto en la Untold Edition. Sus características de diseño específicas y el acabado de la carrocería en color Sage Green metalizado -disponible por primera vez en el MINI Clubman- confieren un aspecto carismático al modelo de edición, que estará disponible a partir de marzo de 2022.

A esto se añaden indicaciones de su distintivo placer de conducción que, en el caso del MINI John Cooper Works Clubman (consumo combinado de combustible: 7,9 – 7,4 l/100 km; emisiones combinadas de CO2: 180 – 168 g/km según WLTP) en la Untold Edition acentúan la potencia atlética de su motor. El diseño de los faldones delantero y trasero, inspirado en el kit aerodinámico John Cooper Works, refleja el carácter extremadamente decidido y ágil del modelo, propulsado por un motor turbo de 4 cilindros de 2,0 litros y 225 kW/306 CV. Esta extraordinaria potencia llega a la carretera a través de un cambio Steptronic Sport de 8 velocidades y del sistema de tracción total ALL4. El MINI John Cooper Works Clubman, en su versión Untold Edition, alcanza los 100 km/h desde 0 en 4,9 segundos, y acelera rápidamente hasta la velocidad máxima de 250 km/h.

Otro rasgo de diseño exclusivo del MINI John Cooper Works Clubman en la Untold Edition son los bordes de la parte inferior de la carrocería, que por primera vez están acabados en verde oscuro. Las cinco franjas deportivas paralelas que se extienden en el centro del capó y del techo también son específicas del modelo de la edición. Los escudos laterales de alta calidad impresos en 3D se hacen eco de este patrón de rayas deportivas, que también se encuentra en el logotipo proyectado desde los retrovisores exteriores y en los embellecedores de los umbrales de las puertas. Los expresivos rasgos de diseño del coche enfatizan el extravagante concepto de la carrocería, que también ofrece una funcionalidad excepcionalmente versátil con cuatro puertas, una línea de techo especialmente larga y dos puertas divididas de apertura lateral en la parte trasera.

Mini JCW Clubman Untold Edition.

El acabado en negro está disponible para el techo y las cubiertas de los retrovisores, mientras las manillas de las puertas, los embellecedores del tubo de escape, los logotipos de MINI y la inscripción del modelo en color Piano Black forman parte del diseño específico de la edición. Las llantas de aleación ligera de 18 pulgadas en diseño Untold Spoke con superficies bicolor en la combinación Jet Black/Refined Brass fueron desarrolladas exclusivamente para los vehículos de la edición. Con reminiscencias de latón refinado, como sugiere su nombre, esta combinación de colores también se aplica al marco de la parrilla del radiador y al travesaño, así como a la inscripción “Clubman” en las puertas divididas de la parte trasera.

El revestimiento del techo en color antracita y los asientos deportivos en cuero MINI Yours Lounge Sage Green dan un toque de deportividad y exclusividad al interior del MINI Cooper S Clubman en la Untold Edition. Las costuras y los ribetes brillantes, así como las inserciones textiles en la parte superior y exterior de los respaldos de los asientos, acentúan especialmente el ambiente elegante del interior. Como alternativa, los asientos deportivos también están disponibles en la variante MINI Yours Leather Lounge Carbon Black. En el habitáculo, las tiras de acentuación iluminadas en Sage Green se combinan con superficies interiores de diseño exclusivo que presentan un patrón de rayas y un acabado verde. Los embellecedores de latón refinado de las salidas de aire crean un aspecto especialmente elegante. El emblema MINI Untold Edition se encuentra en el radio inferior del volante deportivo de cuero Nappa y en las alfombrillas.

Mini JCW Clubman Untold Edition.

Además de sus características de diseño exclusivas, el MINI Clubman en la Untold Edition también ofrece un equipamiento de especial calidad. Esto incluye los faros LED adaptativos, el paquete MINI Excitement y los MINI Driving Modes, así como el paquete de iluminación para el interior.

Connected Media -que viene de serie- cuenta con una pantalla táctil de 8,8 pulgadas en la instrumentación central, el servicio digital MINI Online, Remote Services y la integración del smartphone para el uso de Apple CarPlay y otras apps a través del sistema operativo del vehículo. La última generación del sistema operativo de MINI optimiza el control rápido e intuitivo de las funciones del vehículo, el programa de audio, la comunicación, la navegación y las apps. Los widgets en la pantalla táctil de 8,8 pulgadas de la instrumentación central sirven para activar la opción de menú deseada, que puede seleccionarse como en un smartphone mediante un movimiento de deslizamiento. El paquete opcional Connected Navigation Plus garantiza una conectividad inteligente al más alto nivel, que incluye una pantalla de instrumentos multifuncional, un sistema de navegación, el MINI Head-Up Display y telefonía con carga inalámbrica, así como numerosos servicios digitales, como el asistente de voz Amazon Alexa, Remote Services y Real Time Traffic Information.

Mini Cooper SE Resolute Edition.

Resolute Edition, edición limitada del Mini Cooper SE

Con su combinación de rasgos de diseño tradicionales y tecnología de propulsión orientada al futuro, el MINI Cooper SE en Resolute Edition es una sorprendente encarnación del estilo individual. El modelo de edición del modelo de propulsión totalmente eléctrica basado en el MINI 3 puertas ofrece una mezcla especialmente atractiva de estilo deportivo clásico y sostenibilidad. Su exclusivo diseño exterior le confiere un aspecto auténtico inspirado en la historia de la marca. De este modo, el MINI Cooper SE en Resolute Edition transmite claramente el mensaje de que la diversión de conducir sin emisiones se ha convertido en una parte integral del carácter de la marca y de sus más de 60 años de historia.

Con su motor eléctrico de 135 kW/184 CV y su emocionante y ágil manejo, el MINI Cooper SE traslada la sensación de karting característica de la marca al mundo de la movilidad eléctrica. Su autonomía de hasta 234 kilómetros -determinada según el ciclo de pruebas WLTP- permite disfrutar de una conducción sin emisiones tanto en un entorno urbano como en salidas más allá de los límites de la ciudad. Estas son las cualidades que han convertido al MINI completamente eléctrico en la variante de modelo más popular de la marca, cuyas cifras de ventas mundiales casi se han duplicado en 2021. El diseño exclusivo y las características de equipamiento de la Resolute Edition ahora dan a la diversión de conducción sostenible un atractivo aún mayor.

Mini Cooper SE Resolute Edition.

Con el acabado de la carrocería en Rebel Green -que hasta ahora estaba reservado a los modelos John Cooper Works, extremadamente atléticos- y el acabado en contraste Pepper White para el techo y las tapas de los retrovisores exteriores, el MINI Cooper SE en la Resolute Edition tiene un aspecto deportivo con un estilo británico muy tradicional. El hecho de evitar deliberadamente los elementos cromados en el exterior proporciona una mirada hacia el futuro: en su lugar, los elementos de diseño distintivos están acabados en el exclusivo Resolute Bronze. Entre ellos se encuentran los bordes de los faros, la parrilla del radiador y los pilotos traseros, los embellecedores de los paneles laterales delanteros y los tiradores de las puertas y el portón trasero. En cambio, la franja que rodea el borde inferior del parabrisas está acabada en Piano Black, al igual que el marco interior de la parrilla del radiador, los logotipos de la marca y la inscripción del modelo.

La inconfundible apariencia del MINI Cooper SE en la Resolute Edition se ve reforzada por las franjas del capó de diseño exclusivo. Al igual que los embellecedores de los umbrales de las puertas, presentan un patrón formado por líneas paralelas con un gradiente de color que va de un tono dorado claro a uno oscuro, junto con la inscripción “RESOLUTE”. El modelo de edición cuenta con llantas de aleación de 17 pulgadas en diseño Electric Collection Spoke. Como alternativa, hay disponibles llantas de aleación del mismo formato en la variante Tentacle Spoke Black.

Mini Cooper SE Resolute Edition.

En el interior del MINI Cooper SE de la Resolute Edition, la sensación de diversión al volante se refuerza aún más con los asientos en tela/cuero con acabado Black Pearl/Light Chequered y el revestimiento del techo en color antracita, así como los apoyabrazos negros. El volante deportivo de cuero en acabado Nappa lleva un logotipo MINI Resolute específico de la edición en el radio inferior. Con líneas uniformemente curvadas en un ligero tono dorado, el diseño gráfico forma un exquisito patrón de rayas en las superficies interiores.

Los rasgos de diseño exclusivos de la Resolute Edition se unen para formar un conjunto perfectamente armonizado de estilo exterior e interior de primera calidad. El modelo de edición del MINI Cooper SE estará disponible a partir de marzo de 2022. Si bien el aspecto del coche transmite claramente una sensación de tradición, esto puede combinarse con características de equipamiento de última generación en las áreas de asistencia al conductor, infoentretenimiento y conectividad.

Mini Cooper SE Resolute Edition.

El paquete opcional de asistencia al conductor incluye una función de alerta de salida del carril que avisa al conductor del riesgo de salirse del carril involuntariamente haciendo vibrar el volante. Y el Control de Crucero Activo con función Stop & Go -que se incluye en el Driver Assistant Plus- garantiza un confort optimizado tanto en los trayectos más largos como en los atascos. Con su moderna pantalla gráfica de 8,8 pulgadas, la última generación del sistema operativo MINI está optimizada para un control rápido e intuitivo de las funciones del vehículo, el programa de audio, la comunicación, la navegación y las aplicaciones. Además, dispone de numerosos servicios digitales para aumentar la diversión al volante mediante funciones de confort y entretenimiento de alta calidad.

Mini Electric.

Electrificando el Mini clásico

i Alec Issigonis pudiera volver a diseñar hoy el MINI classic, el icónico coche tendría un motor eléctrico. Al fin y al cabo, el coche original lanzado en 1959 se creó durante una crisis del petróleo y se basó en la idea de ahorrar combustible y transportar a cuatro ocupantes y su equipaje en el menor espacio posible. Hoy, MINI sigue vinculado a los principios de su diseñador con su uso creativo del espacio y la diversión al volante. El proyecto “MINI Recharged” es una oportunidad para seguir contando la historia del Mini classic en el siglo XXI,  pero de forma sostenible.

La reconversión de los Mini classic a la propulsión eléctrica, combina valores tradicionales con la tecnología de futuro. La idea nació incluso antes de que el fabricante premium británico ofreciera un coche totalmente eléctrico como es el  MINI Electric. Como novedad, en 2018 se construyó un Mini Electric clásico que se presentó en el Salón del Automóvil de Nueva York. Las reacciones fueron tan positivas que un equipo especializado de la planta MINI en Oxford se puso a trabajar y desarrolló un plan para poder ofrecer lo mismo a los clientes que ya tuvieran un Mini clásico.

Mini Electric.

Para experimentar la tradicional sensación de “go kart feeling” con una transmisión sin emisiones, el motor de gasolina original del Mini classic se sustituye por un moderno motor eléctrico. En el marco de “MINI Recharged” sólo se realizan cambios reversibles en el fondo del vehículo durante la conversión. El manejo, totalmente cuidadoso, del patrimonio histórico es una parte importante e imprescindible dentro de este concepto. Esto hace posible que el Mini classic pueda volver a su estado original más adelante. Durante la conversión, el motor original de cada vehículo se marca y se almacena para poder reutilizarlo en caso de un futuro reequipamiento del coche.

“Lo que el equipo del proyecto está desarrollando preserva el carácter del Mini classic y permite a sus fans disfrutar de un rendimiento totalmente eléctrico. Con “MINI Recharged”, estamos conectando el pasado con el futuro de la marca”, afirma Bernd Körber, máximo responsable de MINI a nivel mundial.

El proyecto “MINI Recharged” permite prolongar la vida de un vehículo de forma sostenible. Un Mini clássic puede recibir una nueva vida, acompañando a su propietario al futuro y manteniendo al mismo tiempo su apasionante legado. El propulsor es un moderno motor eléctrico que genera una potencia de hasta 90 kW y acelera el Mini de 0 a 100 km/h en aproximadamente nueve segundos. La energía la suministra una batería de alto voltaje, que puede cargarse con una potencia de hasta 6,6 kW y tiene una autonomía de unos 160 kilómetros. Además, cada Mini classic eléctrico de MINI Recharged recibe el característico cuadro de instrumentos central, usado desde sus primeros tiempos, que ahora muestra la temperatura de conducción, la marcha seleccionada, la autonomía y la velocidad.

Mini Electric.

Los fans y dueños de los Mini classic obtienen una experiencia de conducción totalmente nueva: una transmisión silenciosa con aceleración instantánea y la posibilidad de entrar en las zonas de conducción eléctrica o de bajas emisiones de muchas grandes ciudades, que de otro modo serían inaccesibles con un motor de combustión. Por ejemplo, el Mini classic eléctrico puede circular por Oxford Street o Piccadilly Circus en Londres, y volver a formar parte del paisaje urbano, sin que el conductor tenga que pagar previamente un impuesto medioambiental. Además, la conversión del clásico en eléctrico no precisa una nueva matriculación.

MINI Recharged encaja perfectamente en la estrategia de futuro de la marca, que también incluye el aspecto de la economía circular. Para este proyecto, no se fabrican vehículos nuevos, sino que se crean a partir de coches ya existentes. Esto permite que un Mini clásico comience una segunda vida más sostenible. En la actualidad, uno de cada cinco modelos nuevos de MINI tiene una propulsión eléctrica y ahora el proyecto MINI Recharged permitirá que el amor por los vehículos clásicos de la marca se convierta en una experiencia que combine el pasado y el futuro.

Mini Electric.

La conversión a medida del Mini classic se lleva a cabo exclusivamente en el Reino Unido. Cada vehículo reconvertido recibe un número individual que lo hace único. “La individualización también desempeña un papel importante en MINI Recharged”, afirma Sebastian Beuchel, director de MINI Global Brand Management. “Siempre se han creado modelos únicos del Mini classic, incluyendo auténticas obras de arte sobre ruedas. Por eso también se han previsto futuras colaboraciones en el marco del programa MINI Recharged, que permitirán a artistas de renombre expresar su creatividad con modelos clásicos de Mini especialmente diseñados.”

Mini Cooper SE Resolute Edition.

Mini Cooper, 60 años del mito

Para los aficionados a la automoción con habilidades manuales, el local del suburbio londinense de Surbiton debía ser un paraíso. Chatarra por todas partes, piezas de coches, neumáticos y un padre entregado atornillando coches y motos en un garaje. Y en medio de todo ello, un tal John Cooper, que creó la base de una extraordinaria carrera como ingeniero de coches de carreras allí mismo, inmediatamente después del final de la Segunda Guerra Mundial. Hasta el día de hoy, su nombre no sólo está asociado a grandes éxitos en la Fórmula 1, sino también a los modelos más deportivos de la marca MINI. Fue gracias al empeño de John Cooper que una variante más potente del revolucionario coche pequeño llegó al mercado sólo dos años después de la presentación del Mini clásico en 1959. El Mini Cooper impresionó inmediatamente con su briosa entrega de potencia y su gran agilidad. Incluso 60 años después, los nombres del tradicional fabricante de coches británico y del legendario ingeniero de coches deportivos se mencionan con notable frecuencia en el mismo contexto cuando se trata de la máxima diversión al volante con las mínimas dimensiones exteriores.

La base de esta conexión es el auténtico espíritu deportivo. En Gran Bretaña, el deseo de correr volvió a despertarse poco después del final de la guerra. En todo el país se marcaron pistas y se celebraron competiciones. John Cooper tenía el talento y la ambición de dejar su huella en ese mundillo. Tenía sólo 23 años cuando fundó con su padre Charles la Cooper Car Company en 1946, que pronto desarrolló y construyó coches de carreras de Fórmula 3 y Fórmula 2. El espíritu inventivo del hijo culminó con la construcción de un nuevo tipo de coche de carreras de Fórmula 1 en el que el motor no iba delante del piloto, como era habitual en la época, sino detrás de él. Cooper celebró sus primeras victorias con él en 1958. En 1959 y 1960, Jack Brabham llegó a ser campeón del mundo con Cooper. Y el revolucionario principio del motor central se estableció de forma permanente en los Grandes Premios. El equipo de Cooper se mantuvo activo en la Fórmula 1 hasta el final de la década de 1960. Entre los pilotos más famosos, además de Jack Brabham, estaban Sir Stirling Moss, Bruce McLaren y Jochen Rindt.

Aunque sus innovadores coches de carreras de Fórmula 1 hace tiempo que pasaron a la historia, la influencia de John Cooper en la experiencia de conducción deportiva en vehículos de producción sigue viva hasta hoy. También en este campo, todo comenzó con un diseño revolucionario. Mientras John Cooper estaba ocupado dejando su huella en las carreras de Fórmula 1, el ingeniero Alec Issigonis había desarrollado un nuevo coche pequeño para la British Motor Corporation. Con una longitud exterior de poco más de tres metros, el Mini clásico ofrecía un espacio asombroso para cuatro pasajeros y su equipaje. Issigonis había dispuesto el motor transversalmente en la parte delantera, con la caja de cambios justo debajo. Las ruedas situadas muy lejos y los faldones cortos hacían el resto. Con su motor de cuatro cilindros en posición transversal y su tracción delantera, el Mini clásico sentó las bases de un diseño para coches pequeños y compactos que fue completamente nuevo en su momento y que sigue vigente hoy en día.

El Mini clásico partía de un motor de 34 CV, pero era ligero y mostraba una sorprendente agilidad en las curvas gracias a la tracción delantera, una vía ancha y una carrocería rígida. Mientras que Issigonis tenía en mente principalmente un vehículo económico y de bajo precio para todo el mundo, John Cooper reconoció inmediatamente el potencial deportivo del Mini clásico. Los dos ingeniosos ingenieros ya se habían conocido durante las actividades conjuntas en carreras, posteriormente también cultivaron relaciones comerciales y desarrollaron una íntima amistad con el tiempo. Sin embargo, se necesitó mucha persuasión para elevar el temperamento deportivo del Mini clásico. Por ello, con el beneplácito de la dirección de BMC, John Cooper mandó construir inicialmente una pequeña serie de 1.000 vehículos, cuyo motor modificado, ampliado en su cilindrada a algo menos de 1,0 litros, generaba 55 CV, suficientes para alcanzar una velocidad máxima de 135 km/h. Cooper también aportó una caja de cambios de relación más estrecha, una palanca de cambios mejor guiada, frenos de disco en las ruedas delanteras y neumáticos más anchos. Además, el techo era de color en contraste y el interior era bicolor. Así, el primer Mini Cooper llegó al mercado en septiembre de 1961.

Las reacciones fueron de euforia y sólo dejaron un deseo sin cumplir: aún más potencia. Cooper e Issigonis, que se habían convencido del talento deportivo del Mini clásico, aumentaron la capacidad del motor a 1.071 centímetros cúbicos. Esto aumentó la potencia a 70 CV. La tecnología del chasis supuso otro importante impulso para la carrera deportiva del Mini clásico: Issigonis también había abierto nuevos caminos en los ámbitos de la dirección y la suspensión de las ruedas, sentando así las bases de la sensación de karting que sigue siendo famosa hoy en día. Las juntas universales homocinéticas redujeron la influencia de la tracción en la dirección, un bastidor secundario al que también estaban sujetas las ruedas traseras mejoró la estabilidad direccional, una suspensión de goma y pequeños amortiguadores telescópicos aseguraron una respuesta fina y una acción de muelle progresiva.

Mini 01_Guia_del_Motor

El Mini Cooper tuvo un éxito inmediato en los circuitos de carreras y de rally. Se convirtió en una leyenda con sus apariciones en el Rally de Montecarlo. En 1963, el finlandés Rauno Aaltonen consiguió la primera victoria en la categoría. Además de los trofeos, el Mini Cooper ganó más y más popularidad año tras año durante sus apariciones. Su éxito en la competición con numerosos rivales mucho más grandes y potentes lo convirtió en el favorito del público. Los puntos culminantes fueron las victorias generales logradas con el Mini Cooper S en el Rally de Montecarlo en 1964, 1965 y 1967. Sólo entonces llegó a su fin la carrera del Mini clásico en los rallyes.

En carretera, el Mini Cooper entusiasmó a sus fans desde 1961 hasta 1971, tiempo durante el cual la denominación de su modelo se convirtió en sinónimo de diversión apasionada al volante. El nombre John Cooper se mantuvo siempre presente entre los aficionados al Mini clásico. Los kits de tuning desarrollados por Cooper para los vehículos de producción de Mini tuvieron una gran demanda en las décadas de 1970 y 1980. En 1990, el Mini Cooper volvió a la gama de modelos. El motor de cuatro cilindros de 1,3 litros, con una potencia inicial de 61 CV, funcionaba ahora bajo el corto capó. Así, los aficionados volvieron a conquistar las curvas cerradas y las carreteras serpenteantes de este mundo con un Mini Cooper ágil y deportivo. Esta versión con 63 CV se fabricó hasta el otoño de 2000. Para entonces, su sucesor ya estaba listo para el despegue.

La adquisición del Grupo Rover por parte de BMW a principios de 1994 abrió perspectivas completamente nuevas para la marca MINI. En el Salón Internacional del Automóvil (IAA) de Frankfurt de 1997, se presentó el estudio de un MINI Cooper, que ofrecía la perspectiva de una nueva edición del singular coche británico. Como interpretación moderna del concepto de vehículo tradicional, combinaba los valores clásicos de su predecesor con los requisitos de un automóvil moderno en el umbral del siglo XXI. Así, en 2001, el nuevo MINI vio la luz en las calles del mundo.

El nuevo MINI era más grande, más elegante, más colorido y, por supuesto, técnicamente actualizado. Además, trasladaba la típica sensación de karting del Mini clásico a la era moderna. Al mismo tiempo, el MINI producido en Oxford, Inglaterra, se presentaba como el primer vehículo premium en el segmento de los coches pequeños. A diferencia del clásico, el MINI Cooper pasó a formar parte inmediatamente de la gama de salida. Con una potencia máxima de 85 kW/115 CV, hacía honor a su nombre. El diseño del motor y del chasis formaron inmediatamente una armoniosa alianza para lograr el máximo placer de conducción. El motor de cuatro cilindros, de nuevo montado transversalmente en la parte delantera, tenía ahora una cilindrada de 1,6 litros. Su potencia permitía al MINI Cooper acelerar de 0 hasta los 100 km/h en 9,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 197 km/h. La tecnología de chasis de alta calidad del MINI Cooper incluía montantes McPherson en el eje delantero, ejes de igual longitud y un eje trasero multibrazo único en el segmento de los coches pequeños, frenos de disco en las cuatro ruedas y el sistema de estabilidad de conducción DSC (Dynamic Stability Control).

El deseo de tener aún más potencia también se cumplió con el MINI moderno. El MINI Cooper S de 120 kW/163 CV llegó ya en otoño de 2001.

En noviembre de 2006, se lanzó la nueva edición del MINI moderno con un desarrollo evolutivo del diseño y una revisión técnica fundamental. “Del Original al Original”, el aspecto visual del MINI, que ha recibido las más altas valoraciones, se perfeccionó en numerosos detalles, que acentuaron aún más las virtudes deportivas del compacto artista de las curvas. El MINI Cooper con 88 kW/120 CV y el MINI Cooper S con 128 kW/175 CV, que estaban disponibles en el momento de su lanzamiento al mercado, impresionaron inmediatamente por sus mayores prestaciones y la reducción significativa del consumo de combustible y emisiones. Dos años más tarde, las características deportivas de un Mini Cooper también pudieron experimentarse por primera vez con un motor diésel altamente eficiente. En el MINI Cooper D, 81 kW/110 CV, y en el Mini Cooper SD, que se introdujo poco después, 125 kW/170 CV proporcionaron una conducción muy potente.

Mini Cooper.

Cuando se desarrolló el MINI moderno en torno al cambio de milenio, Mike Cooper ya había aportado al proyecto los conocimientos técnicos reunidos en su familia. El hijo de John Cooper se dedicó con pasión a las versiones especialmente deportivas del MINI. En los años siguientes, la conexión con la tradición se hizo aún más estrecha. A principios de 2007, el Grupo BMW adquirió los derechos de marca de John Cooper Garages. Como resultado de este acuerdo, la marca John Cooper Works es parte oficial de la marca MINI desde 2008. Desde entonces, los modelos extremadamente deportivos John Cooper Works representan la máxima potencia y rendimiento que se puede experimentar en un MINI.

Incluso en la actual generación de modelos, el MINI Cooper es el epítome de una porción extra de diversión al volante, que ahora se realiza en una amplia variedad de formas. Con un motor de gasolina de tres cilindros bajo el capó, ahora entrega 100 kW/136 CV. Además, el nombre Cooper está anclado en toda la gama del programa actual de modelos. El primer modelo totalmente eléctrico de la marca se llama MINI Cooper SE (consumo de energía combinado: 17,6 – 15,2 kWh/100 km según WLTP; emisiones de CO2 combinadas: 0 g/km). Impulsado por un motor eléctrico de 135 kW/184 CV, combina la movilidad sostenible con el característico placer de conducción, el diseño expresivo y la calidad premium. En el otro lado del espectro está el nuevo MINI John Cooper Works GP (consumo de combustible combinado: 7,3 l/100 km; emisiones de CO2 combinadas: 167 g/km según WLTP). Cuenta con un motor turbo de cuatro cilindros de 225 kW/306 CV, lo que lo convierte en el MINI más rápido jamás matriculado para carretera. Ya sea sin emisiones locales en el tráfico urbano cotidiano o con el irrefrenable impulso de salir a la pista de carreras: cada MINI con el nombre Cooper en la designación del modelo lleva el singular espíritu deportivo británico de una asociación que existe desde hace 60 años.

Mini Strip.

Strip: Paul Smith vuelve a dar su toque al Mini

El MINI STRIP (co)creado por Paul Smith celebra su estreno mundial en Londres el 12 de agosto de 2021. Este coche único hecho a medida es un producto de la colaboración entre MINI y Paul Smith anunciada en noviembre de 2020, que ha dado lugar a que estas dos marcas británicas icónicas compartan pensamientos creativos sobre el diseño sostenible durante los últimos meses. El MINI STRIP pone de relieve un enfoque innovador de la cuestión de la sostenibilidad en la fabricación de automóviles. Bajo el lema “Simplicidad, Transparencia, Sostenibilidad”, el coche muestra ideas inspiradoras para una forma más sostenible de diseñar automóviles. Como su nombre indica, el proceso comenzó desnudando por completo un MINI Cooper SE de tres puertas y reduciéndolo a su esencia estructural. A continuación, se definieron, implementaron y colocaron sólo los elementos que el diseñador consideraba absolutamente necesarios, dando prioridad a la sostenibilidad.

“Para mí, el MINI STRIP demuestra de una forma impresionante que MINI y Paul Smith comparten la misma forma audaz de pensar en el futuro en términos de innovación y diseño, y juntos creamos más. Paul hizo preguntas esenciales desde el principio del proceso de diseño con su perspectiva no automovilística y, por tanto, fresca. Estamos orgullosos de haber desarrollado juntos una declaración con tanto carácter”, explica Oliver Heilmer, jefe de Diseño de MINI.

MINI siempre ha sido receptivo a los puntos de vista que vienen de más allá de su universo; ayudan a la marca a refinar su visión de sí misma y de su forma de abordar los retos. Como diseñador apasionado por las bicicletas, los libros y muchas otras cosas, Paul Smith planteó preguntas que proporcionaron un nuevo impulso para explorar más allá de lo obvio. “Estoy increíblemente agradecido por la oportunidad de rediseñar el icónico MINI”, dice. “Conozco y amo el coche actual, pero respetando el pasado y mirando al futuro hemos creado algo muy especial. Me siento privilegiado por el hecho de que el equipo de MINI me haya dado la confianza y la libertad de pensar de forma diferente sobre como enfocar el diseño del coche. Creo que juntos hemos creado algo realmente único, volviendo a lo básico, reduciendo las cosas y desnudando el coche”.

Mini Strip.

Diseño

En el proceso dirigido conjuntamente se aplicó el principio de máxima reducción para producir un diseño minimalista y de alta calidad con un atractivo fresco y poco convencional. Numerosos toques inteligentes dotan al exterior del MINI Cooper SE de tres puertas con una estética totalmente única. Los materiales en bruto son una pieza muy deliberada del diseño exterior. Por ello, la carrocería se dejó inacabada sin aplicar pintura de color, sino sólo una fina capa de pintura transparente para protegerla de la corrosión. Las marcas de amolado de la fábrica se han dejado intactas a propósito en los paneles de acero galvanizado para identificar claramente el coche como un objeto funcional y un compañero robusto para la vida cotidiana. Paul Smith también bautizó este efecto de aspereza intencionada como “la perfecta imperfección”.

Las secciones de la conocida banda negra de MINI están impresas en 3D a partir de plástico reciclado y sus cualidades materiales básicas se han dejado al descubierto, como los paneles metálicos. El entusiasta de la bicicleta Smith -que disfruta remangándose de vez en cuando y sustituyendo o modificando él mismo piezas de sus bicicletas de carretera- proporcionó la inspiración para los tornillos visibles de las piezas complementarias, que muestran lo sencillo que sería el desmontaje y lo fácil que sería reincorporar el vehículo al ciclo de materias primas al final de su vida útil. Las distintivas inserciones funcionales del faldón delantero y trasero se fabricaron también mediante un proceso de impresión en 3D, lo que produjo su llamativa textura.

La rejilla del radiador del MINI STRIP y sus cubiertas de las ruedas contribuyen a reducir la resistencia aerodinámica al estilo de los coches eléctricos, aumentando así su autonomía teórica. Los embellecedores de la parrilla y las cubiertas aerodinámicas de las ruedas están fabricados con metacrilato reciclado, lo que permite ahorrar peso y recursos. También se ha utilizado plexiglás reciclado para el gran techo panorámico que permite a los ojos curiosos ver la estructura, en gran parte desnuda, de la carrocería interior.

MINI lo llama un “brillo en los ojos”, Paul Smith un “clásico con un toque especial” – ambos se refieren a detalles inesperados como los detalles de color de alto contraste que sólo se revelan a través del trabajo de los diseñadores en una segunda o tercera mirada, delatando su afición por los detalles. Lo mismo ocurre con el MINI STRIP: al abrir las puertas se descubren las emblemáticas rayas de Paul Smith en una vívida composición de cinco colores. La tapa de carga añade un toque verde neón cuando se abre, mientras que el dibujo grabado de un enchufe eléctrico en la tapa es obra del propio Paul Smith.

Mini Strip.

Interior

El MINI STRIP se mantiene fiel al lema de “Simplicidad y Transparencia” también en el interior, gracias a una reducción radical. Se han omitido intencionadamente todas las piezas de revestimiento (a excepción del salpicadero, la almohadilla superior y la bandeja trasera), convirtiendo la carrocería en el elemento visual dominante del habitáculo. Se ha coloreado en azul a petición explícita de Paul Smith, lo que produce un efecto especialmente llamativo. El material básico expuesto y el intenso tono azul confieren al interior un atractivo estético propio; está desnudo pero parece “vestido” al mismo tiempo.

En lugar del habitual diseño de varias partes, el salpicadero consiste únicamente en una gran sección semitransparente con un acabado de cristal ahumado. Tomando como referencia el tradicional uso de elementos circulares del diseño de MINI, la geometría se ha simplificado enormemente con una interpretación mucho más gráfica. No existe el clásico instrumento central, dejando que el smartphone del conductor sea el protagonista. Se coloca en el lugar donde normalmente estaría la pantalla central, se conecta automáticamente al coche y, de este modo, se convierte en el centro de control multimedia. Los únicos mandos físicos del interior están situados en la parte inferior de la columna central, donde se encuentran los interruptores de los elevalunas y la función de arranque y parada.

Junto con el diseño geométrico minimalista del interior del MINI STRIP, el uso de materiales reciclados y respetuosos con el medio ambiente también respalda las credenciales de sostenibilidad del coche. El interior está completamente libre de cuero y cromo, con asientos tapizados en un tejido de punto. El diseño completamente monomaterial de los revestimientos de los asientos significa que son totalmente reciclables, incluidos los ribetes, lo que permite mantener la circularidad del material. Las alfombrillas están hechas de caucho reciclado. Su diseño en forma de terrazo es un subproducto del proceso de reciclaje y fabricación, y pone de manifiesto los elementos multicolores que lo constituyen y que disfrutan de una segunda vida como parte de este material.

La almohadilla del salpicadero, los arcos de las puertas y la bandeja trasera también presentan una geometría muy simplificada y están hechos de corcho reciclado. El tipo de corcho utilizado no contiene agentes aglutinantes sintéticos y es totalmente reciclable. Gracias a su agradable firmeza combinada con un tacto suave, el corcho podría sustituir a los plásticos espumados en el futuro. Debido a su capacidad de reciclaje y a su condición de materia prima renovable que “fija” el dióxido de carbono durante su producción, existe un potencial para reducir los gases de efecto invernadero. Otro efecto secundario positivo del tejido de punto y el corcho es que ambos son materiales de poro abierto que mejoran la acústica interior.

Mini Strip.

Minimalista 

El volante, que también es un punto central del interior, se ha reducido a las funciones más esenciales. Su aro se ha envuelto en cinta de manillar al más puro estilo de las bicicletas de carretera. Tres radios de aluminio conectan el aro con el amortiguador del volante, cuyo revestimiento de malla permite ver el airbag que hay detrás. Al igual que en el exterior del coche, aquí hay tornillos visibles que muestran lo fácil que sería desmontar el volante más adelante y reutilizar el aluminio. Una pequeña etiqueta de tela de Paul Smith en la posición de la una es uno de los indicadores de la colaboración que se puede encontrar en el interior.

Los paneles de las puertas están hechos del mismo material de malla que cubre el airbag. La estructura de la puerta puede verse claramente detrás de los paneles de malla, que están sujetos a un marco. La transparencia de la malla tejida cambia según el ángulo de visión, añadiendo una dimensión más al aspecto del interior. Los tiradores de  las puertas están hechos de cuerda de escalada enrollada y, junto con los cinturones de seguridad a juego, animan el interior con su brillante acabado naranja. Igual que los tiradores, el sistema de apertura de las puertas, de aluminio fresado, está alojado en las puertas de corcho y aportan un toque final de alta calidad a la zona de las puertas. A medida que el ojo se desplaza hacia arriba, llega a la unidad de airbag expuesta en el pilar del techo. Esto tiene el mismo efecto que el tendido de cables visible en el interior, llamando deliberadamente la atención sobre funciones que normalmente se ocultan durante la fabricación y empleándolas para dar un efecto estético agradable.

Mini Strip.

Sostenible

La forma sigue a la función en todos los detalles ingeniosos que se han incorporado al MINI STRIP. La simplicidad, la transparencia y la sostenibilidad han sido temas centrales del proceso de diseño y brillan en cada aspecto del coche. Esto ha permitido que el MINI STRIP traduzca la filosofía de Uso Creativo del Espacio de MINI en un rediseño radical y fundamental de un MINI, especialmente en el interior. Como tal, puede ser un catalizador para un uso más sostenible de los recursos en el diseño de automóviles

Mini.

Techo tritono para el Mini

MINI tiene una larga tradición de diversidad de colores. Un acabado de pintura de contraste para el techo ayudó en su día al Mini clásico a conseguir un aspecto especialmente expresivo y ha seguido poniendo atractivos detalles visuales en varios tonos de color desde el lanzamiento del MINI moderno hace 20 años. Con el exclusivo techo Multitono, la personalización del exterior de MINI que se puede lograr mediante la pintura, alcanza ahora una dimensión totalmente nueva. Por primera vez, se utiliza un innovador proceso de pintado solapando pintura sobre pintura húmeda”, para crear un diseño de tres colores para el techo del vehículo.

El pionero de esta nueva forma de diseño del techo es el MINI Cooper SE (consumo combinado: 17,6 – 15,2 kWh/100 km según WLTP). El techo Multitono se ofreció por primera vez como parte de la MINI Electric Collection para el modelo totalmente eléctrico de la marca, que se presentó en el estreno mundial de la última edición de los modelos de MINI. Entretanto, el techo Multitono que es una característica única entre los coches pequeños producidos en serie, está disponible como opción para los MINI 3 puertas y MINI 5 puertas, así como para el MINI Clubman, que triunfa en el segmento de los compactos premium.

Lo más destacado del nuevo diseño es la sucesión fluida entre los tres tonos de color seleccionados para el techo multitono. Desde el oscuro San Marino Blue en la parte delantera del techo del vehículo, el esquema de color pasa suavemente al tono más claro Pearly Aqua, y después, con la misma suavidad, al Jet Black en la parte trasera. La estética única creada por estos colroes que es también fácilmente reconocible en combinación con el techo de cristal panorámico (opcional), así como con los raíles de techo opcionales. La combinación de colores del techo multitono es tan atractiva como armoniosa con casi todos los acabados de carrocería disponibles para el MINI 3 puertas, el MINI 5 puertas y el MINI Clubman. Por lo tanto, está disponible en combinación con todos los colores exteriores, a excepción de las variantes Chili Red y British Racing Green metalizado, así como el Indian Summer Red metalizado disponible para el MINI Clubman.

Con la pintura de contraste para el techo, la característica división en tres partes de la carrocería de MINI se acentúa con especial intensidad. La estructura horizontal de la carrocería, el habitáculo de cristal y el techo es un diseño típico de la marca. El diseño del techo se convierte en una expresión de estilo personal. Dependiendo de la variante del modelo, se ofrecen como opciones acabados de pintura en blanco, negro y plata de fábrica. Para los modelos John Cooper Works también está disponible un techo pintado en rojo. Además, la gama de Accesorios Originales MINI incluye decoraciones para el techo en varios diseños; desde la “Union Jack” hasta el diseño de la bandera a cuadros, para su montaje posterior.

La ampliación de la gama de acabados de pintura de contraste para incluir el techo Multitono es posible gracias a la introducción de un nuevo tipo de técnica de pintura en la planta británica de MINI en Oxford. Allí, el color claro Pearly Aqua se aplica primero al techo de los vehículos configurados de forma correspondiente. En pasos posteriores, se aplica el San Marino Blue en la parte delantera del techo y el Jet Black en la parte trasera, creando los fluidos gradientes de color característicos del techo multitono. El innovador proceso de pintura está totalmente integrado y automatizado en el proceso de producción de la planta de MINI en Oxford. No obstante, se producen ligeras desviaciones en el patrón de color debido a las cambiantes condiciones ambientales, de modo que cada MINI con techo Multitono es un ejemplar único gracias al proceso de pintura en la fábrica.