Andrea Dovizioso.

Ducati y las decisiones ¿correctas?

Lo que son las casualidades. Hasta el GP de Austria, la temporada de motociclismo llevaba ya tres carreras con dos ganadores diferentes y el equipo oficial Ducati muy desdibujado. El sábado tenía lugar el anuncio por parte del representante de Andrea Dovizioso comunicando que el piloto italiano no continuaría junto a la marca desde 2021 poniendo fin a ocho años de relación, siendo el corredor, con las cifras por delante, que mejores resultados y desarrollo ha hecho sobre la moto roja desde Casey Stoner. Y a las pruebas me remito: la experiencia con Valentino Rossi fue tan nefasta que él mismo abandonó el proyecto para volver a Yamaha. Cal Crutchlow le sustituyó y apenas duró un año. Ya de la experiencia con Jorge Lorenzo, ni hablamos. Sin embargo, el modesto Andrea es quien consiguió, también con los cambios vividos en la empresa, regresarles a la senda del triunfo, llegando a disputar el mundial a Marc Márquez con tres subcampeonatos que le avalan.

Dicen que el anuncio hecho por el entorno del piloto es una suerte de derecho al pataleo y de anticiparse a la propia marca que tenía previsto comunicar el fin de su relación contractual. Y justo ahora, el de Forli firma un GP de Austria impecable y con autoridad, vale que el Red Bull Ring se adapta muy bien a las motos italianas, pero no me negarán que esta victoria llega de modo peculiar, algo que nos hace preguntarnos ¿es acertada la decisión de Ducati y Dovizioso de separar sus caminos? Porque, ¿qué opciones hay para sustituirle?

Muchos sitúan a Jorge Lorenzo en la pugna por el asiento de la primera espada roja. Está más que claro que el campeón mallorquín salió del mundial por la puerta de atrás y visto su peculiar carácter, seguro que quiere resarcirse… todo bien hasta ahí, pero ¿es Lorenzo la decisión correcta más allá de lo mediático?

Uno que se ha reivindicado ha sido Johan Zarco. Un piloto rápido pero con un carácter peculiar y una actitud un tanto irregular y explosiva. Abandonó KTM en plena temporada porque decía no creer en el proyecto, logró la pole en Brno con la Ducati satélite y se subió al podio al finalizar la carrera, pero su inoportuna frenada en la carrera de Austria provocando el terrible accidente con Morbidelli dice también en su contra. Si me de mi dependiese, no lo tendría en cuenta ni para siquiera el Pramac, pero ya se verá.

Una solución realista sería Bagnaia que en la primera carrera de Jerez fue muy bien. Esta maniobra podría traer consigo subir a Bastianini que tan buen arranque de mundial ha tenido en Moto2, pero al fin y al cabo, para quien esto les escribe sería desvestir un santo para vestir a otro, porque lo lógico sería que Bastianini subiera a MotoGP como campeón, de lo contrario pasaría a engrosar las filas de pilotos que suben a la categoría reina demasiado rápido y bajan de ella a la misma velocidad.

A día de hoy, Dovizioso, con sus vicios y virtudes, me parece el piloto más idóneo para permanecer en Ducati y hacer crecer la moto y al equipo. Obviamente no es Stoner, pero sus resultados en la escuadra son mejores que los de Rossi y Lorenzo. Vivimos una temporada convulsa de motociclismo ya sea por lo deportivo como por el contexto social, por lo que, ¿podría darse un replanteamiento de la situación? Y es que tampoco Dovizioso es que tenga un sitio mejor donde ir, pues la única moto de fábrica que queda es la Aprilia, una moto con la que con toda seguridad no va a poder cumplir su sueño de ser campeón en MotoGP.

Artículos relacionados