Oscar Piastri ficha por McLaren y Alpine queda a la altura del betún

El culebrón de la temporada de 2022 de Fórmula 1 ha tenido como protagonista a un joven piloto que aún no ha debutado en la categoría reina: su nombre es Oscar Piastri, es australiano y vigente campeón de F2. Era el piloto llamado a ser el sustituto de Fernando Alonso a medio plazo en Alpine, equipo que ha venido tutelando su trayectoria deportiva, pero una serie de acontecimientos han dado un giro de 180 grados a la situación.

Sigue leyendo

Álex Palou ficha por McLaren

Noticia bomba en el automovilismo español: Álex Palou, actual campeón de las Indy Car Series correrá con McLaren a partir de la temporada 2023, poniendo fin al término del presente año a su relación con el equipo de Chip Ganassi, con el que se coronó el pasado año en lo más alto de la categoría de monoplazas más importante en el continente americano. El fichaje se antoja polémico y enigmático, pues incluso deja la puerta abierta al desembarco del catalán en la F1.

Sigue leyendo
Mansour Ojjeh.

Mansour Ojjeh, el cerebro del éxito de McLaren

La Fórmula 1 no son sólo los pilotos y los ingenieros, sin los empresarios la categoría reina del automovilismo no sería nada. Precisamente, el pasado fin de semana se marchaba para siempre uno de los personajes cruciales de la Fórmula 1 moderna, uno de esos empresarios que con su decisiva labor y actuación sobre uno de los equipos más míticos, contribuyó a engrandecer la categoría. Por poner un ejemplo: el éxito de dos mitos de esta modalidad deportiva como son Alain Prost y Ayrton Senna quizás no podría contarse a día de hoy de no tomar la iniciativa y apoyar con sus empresas y fortuna al equipo McLaren. Hablamos, por supuesto, de Mansour Ojjeh.

En momentos previos a la salida del GP de Azerbayán el pasado domingo 6 de junio, toda la parrilla formaba y guardaba un minuto de silencio por la muerte de Mansour Ojjeh. Respeto máximo a uno hombre de vital contribución a la F1 pero siempre discreto y enemigo de los objetivos de las cámaras. El empresario suizo de ascendencia árabe-saudí comenzó a finales de los 70 y principios de los 80 a acercarse al mundo de la F1 empleando el potente conglomerado empresarial de su padre, Akram Ojjeh, el gigante tecnológico TAG -Techiques D’Avantgarde-. 

Ojjeh y TAG entraron en la categoría reina de la mano del primigenio equipo Williams del que fueron patrocinador principal y con el que lograron los mundiales de F1 de 1980 -con Alan Jones- y 1982 -con Keke Rosberg-. El joven equipo de sir Fran Williams y Patrick Head necesitaban liquidez para dar lustre a una prometedora base técnica y Ojjeh, además de ser patrocinador principal, posibilitó la entrada de la familia real saudí con sus líneas aéreas Saudia como segundo patrocinador. El mítico Williams blanco con los logos de empresas saudíes en azul es en gran parte obra suya.

Con Prost y Lauda en los tiempos de McLaren-TAG.

El Project Four

De personalidad afable y nada egocéntrica, Mansour Ojjeh siempre fue un águila para los negocios. Su primera experiencia con Williams en F1 le gustó tanto que quería más y cuando el viejo equipo McLaren en 1981 entró en crisis se alió con un tal Ron Dennis para salvar la mítica escudería y conformar el McLaren Project 4. Dicha aventura empresarial incluyó también la más exitosa participación de Porsche en la categoría reina. La nueva McLaren echó a andar en 1982 con Niki Lauda y John Watson como pilotos. La era turbo de la F1 comenzaba y los coches de Woking se veían muy limitados al tener que emplear los sempiternos motores Cosworth atmosféricos pese a contar con los nuevos chasis de fibra realizados por Hércules Aerospatial.

Renault, Ligier Matra, Alfa Romeo y Ferrari ya tenían sus propios motores Turbo. Williams se había asociado con Honda y Brabham hizo lo propio con BMW dejando a McLaren a merced del motor generalista Ford Cosworth. Necesitaban dar un paso adelante y Ojjeh y Dennis convencieron a Porsche de sumarse a su aventura, pero el fabricante de Stuttgart era muy reticente a ligar su nombre a la F1 cuando en Resistencia era el equipo referente y ante el temor de que el experimento saliera mal. Ahí entró el Mansour Ojjeh negociador. Logró que Porsche le construyera un motor Turbo V6, pero finalmente la mecánica fue bautizada con el nombre de la empresa del suizo-saudí, TAG. Los motores TAG Porsche debutaron a finales de temporada de 1983 en modo de prueba sobre los McLaren y un año después Niki Lauda lograba su tercer mundial sobre el McLaren TAG-Porsche. La marca de Stuttgart sólo estaba presente sobre las culatas del motor, que no se veían… En 1985 y 1986 Alain Prost comenzaba a cimentar su leyenda ganando los dos mundiales también a bordo del coche británico con motor alemán.

Mansour Ojjeh y su 935 Flatnose TAG Turbo.

Como gran apasionado de los coches, el señor Ojjeh atesora fruto de esos años de relación con Porsche el único Porsche 935 Flatnose Turbo TAG de calle que existe, hecho en exclusiva para él, con todo el lujo imaginable y un motor afinado por la división de F1 de TAG Porsche.

De este modo comenzó la leyenda de McLaren de la que Mansour Ojjeh fue siempre su más valioso fontanero, con periodos de lo más exitoso como el glorioso cuatrienio 1988-1991 con los tres mundiales de Senna más uno de Prost, o la alianza con Mercedes con los campeonatos de Hakkinen y Hamilton. Los éxitos empresariales no sólo se cernieron a la F1. Ojjeh adquirió la mítica firma de relojes suiza Heuer a cuyo nombre añadió el de su empresa, TAG, y el resto es historia, pues, ¿hay una marca de relojes más vinculada a la F1 que TAG Heuer? Ayrton Senna, Alain Prost, Mika Hakkinen, Kimi Raikkonen, Fernando Alonso, Jenson Button y Lewis Hamilton, todos han lucido sobre sus muñecas piezas de la firma relojera.

Junto a Ron Dennis en los tiempos McLaren Mercedes.

Fricciones con Dennis, retiro y enfermedad

Como se ha expresado en líneas anteriores, destacaba de Mansour Ojjeh su talante tranquilo, afable y modesto, lo que contrastaba enormemente con el de su socio, Ron Dennis, un personaje polémico, autoritario y siempre en el ojo del huracán. La relación Dennis-Ojjeh está llena de tiras y afloja, pero llegó a un punto de no retorno en la temporada 2011, ante la polémica suscitada por un intento de boicot al GP de Bahrein a cuentas de los derechos humanos. Dennis apoyó el boicot cuando la empresa bareiní Mumtakalat era accionista de McLaren a través de Ojjeh. Empezaría el descenso a los infiernos del equipo de Woking.

En 2012, Lewis Hamilton, la joya de la corona de McLaren, anunciaba la salida del equipo que lo había criado, automovilísticamente hablando, con destino a Mercedes. El equipo oficial alemán mejoraba a la vez que el de Woking empeoraba e iba siendo relegado a situación de cliente con respecto a los de la estrella. Lewis, que desde 2008 vivía una suerte de estancamiento en su carrera, paralelo a una conversión en una suerte de celebrity, decidió que necesitaba dar un cambio en su trayectoria y afrontar nuevos retos, respirar nuevos aires. En McLaren confiaron la sustitución de su piloto británico a un joven mexicano que esperaba poder subir a Ferrari, Checo Pérez. Fue un año muy complicado, que a la bajada de rendimiento técnico del equipo, cada vez más perjudicado por la paulatina mejora de Mercedes, que se guardaba lo mejor para sí mismo, se suma una mala adaptación del azteca a un equipo con una férrea disciplina. Se cuenta que incluso Mansour Ojjeh rechazó a uno de los patrocinadores de Pérez porque no lo encontró digno de estar sobre su coche. Esa temporada 2013 terminó como el rosario de la aurora. Ron Dennis despidió unilateralmente a Pérez así como al director del equipo, Martin Whitmarsh, a la postre hombre de confianza de Ojjeh. 

En aquellos días, Mansour Ojjeh estaba gravemente enfermero, había sido transplantado de pulmón y todos los movimientos de Dennis empeoraron la situación hasta tal punto que sería expulsado de la empresa de por vida, llegando a McLaren el nuevo y actual propietario, Zakk Brown. Ojjeh viviría sus últimos años ya muy desvinculado de la F1 pero dejándose ver de cuando en cuando por los grandes premios, siempre de forma discreta, de hecho, su fallecimiento a causa de su enfermedad, también ha sido algo discreto y sin notoriedad, siempre con la sencillez y modestia con que este gran hombre se condujo por el paddock, aunque siempre, con paso firme y dando resultados.

Mansour Ojjeh, con su mujer Kay, Michael Dougles y Katherine Zeta-Jones

De su plano más social destacaría la profunda amistad que siempre mantuvo con el actor Michael Douglas, con el que era muy habitual verle en el paddock en determinados GGPP. DEP.

Presentación de McLaren.

McLaren-Mercedes, segunda era

McLaren abrió fuego el lunes 15 de febrero como el primer equipo de F1 en dar a conocer su monoplaza de 2021 con una presentación en formato telemático desde su sede, el McLaren Tecnology Center de Woking. Denominado MCL35 M, realmente se trata de un coche muy continuaste y similar al del año pasado de acuerdo a las normas excepcionales adoptadas por los constructores en relación a los efectos de la pandemia. 

Sin embargo, McLaren es el equipo que más novedad en el aspecto técnico puede aportar dado que son la única formación del Mundial que cambia de proveedor de motor, cambiando las unidades de potencia Renault que viene utilizando desde 2018 para ser de nuevo clientes de Mercedes, de hecho, la M de la denominación del monoplaza hace referencia a su motor Mercedes.

El nuevo MCL35 M.

Junto al MCL35 M estuvieron los dos pilotos oficiales, Lando Norris, que afronta su tercer año vestido de naranja y azul, y Daniel Ricciardo, que sustituye a Carlos Sainz tras el fichaje de éste por Ferrari. Dados los buenos resultados obtenidos la pasada campaña, donde McLaren terminó tercero en el Mundial de Constructores, el equipo tiene muy buenas perspectivas este año gracias a la adopción del motor Mercedes, por lo que confían en ser un duro rival. 

El nuevo MCL35 M.

Estéticamente, el MCL35 M luce de forma muy similar al coche del año pasado con su librea naranja papaya y azul. Los objetivos que se marcan, según apuntaron el CEO de la compañía, Zak Brown, y el director del equipo, Andreas Seidl, es mantener el tercer lugar de constructores y luchar regularmente por los podios. Más ambicioso se mostró Daniel Ricciardo, cuya aspiración es coronarse campeón con el equipo de Woking a corto plazo.

El nuevo MCL35 M.

Sea como sea, habrá que ver qué plus aporta al McLaren el motor Mercedes, aunque a priori se antoja una lucha muy apretada por ser el segundo equipo del mundial en la que se puede incluir además de a Ferrari y a Red Bull, a la propia McLaren, a Aston Martin, equipo que también llevará motor Mercedes y seguro que dará que hablar, y, como no, Alpine, con Fernando Alonso como primer espada.

El Arrow McLaren SP con el que Alonso disputará la Indy 500.

Alonso correrá la Indy 500 con McLaren

Ya se conocen los planes de Fernando Alonso para la presente temporada deportiva. El bicampeón de F1 y doble ganador de Le Mans apuesta por perseguir la célebre triple corona e intentará lograr la que la falta, las 500 Millas de Indianápolis. Era algo que no era nuevo, ya que el asturiano lo tenía claro, el problema era el equipo con el que disputar esta prueba con ciertas garantías.

Finalmente ya se ha confirmado y Alonso vuelve a confiar en McLaren y su nuevo proyecto para las Indy de la mano del equipo Arrow McLaren Schmidt and Peterson, motorizado por Chevrolet. Igualmente, Alonso ha anunciado el dorsal con el que tomará parte en esta mítica carrera, el 66, toda vez que el 14 y el 29, están cogidos.

En un principio, el de Oviedo había estado negociando con el equipo de los Andretti, uno de los máximos favoritos de la categoría, pero según varias informaciones, el hecho de que Honda fuese el motorizador de esta escuadra imposibilitó que Alonso pudiera competir con ellos, que fue precisamente con el equipo con el que tomó parte en su primera tentativa, allá por 2017, carrera en la que llegó a liderar algunas vueltas pero se vio obligado a abandonar por la rotura de su motor.

En 2019 la tentativa de Alonso sobre la Indy 500 fue un sonado fracaso. La juventud y premura del proyecto liderado por McLaren le impidieron clasificarse para la prueba debido a un coche que no estaba a la altura. McLaren, que ya cuenta desde hace un año con una estructura en la Indy, ligada al equipo Schmidt and Peterson, debería haber pulido sus problemas del año pasado y poder ofrecer al español una mejor alternativa para afrontar una de las carreras más importantes con garantías suficientes.

Desde el equipo, aseguran que tienen un coche rápido que junto al talento del astur cuentan con grandes posibilidades de firmar un buen resultado.

 

McLaren MCL35.

McLaren MCL35, un coche para un gran salto

El MCL35, el nuevo coche con el que McLaren afronta el campeonato de F1 2020, ya ha visto la luz, y más allá de sus bonitos colores, en la escuadra de Woking, tienen motivos para creer en que este monoplaza les va a suponer un salto de calidad.

McLaren MCL35.

El gran objetivo de McLaren para esta nueva temporada es seguir progresando y abandonar la zona media de la parrilla y acercarse más a las posiciones de Ferrari, Mercedes y Red Bull, su sitio natural para un equipo de su categoría. Lo contrario sería inaceptable para el que es el segundo equipo más laureado de la F1.

McLaren MCL35.

Con Carlos Sainz y Lando Norris como pilotos, dos de los grandes valores del presente y del futuro de la F1, y con un renovado equipo técnico, McLaren cuenta con los mimbres necesarios para seguir progresando y convertir ese eventual podio de Brasil del año pasado en algo más habitual para en 2021 consumar esa evolución y aspirar a objetivos más ambiciosos.

McLaren MCL35.

El MCL35 es el primer coche creado por el nuevo director técnico, James Key, otro de los grandes valores de la F1 en lo que a ingenieros se refiere. Y bajo la dirección deportiva de Andreas Seidl, el hombre que llevó a Porsche de nuevo a conquistar Le Mans en su última aventura. Por tanto, hay motivos para creer más allá del atractivo aspecto naranja papaya y azul del nuevo MCL35.