Tony Brooks cruza su última bandera a cuadros

Ha muerto a los 90 años Charles Anthony Standish Brooks, más conocido como Tony Brooks, el último ganador vivo de GGPP de F1 de los años 50 perteneciente a esa generación de grandes hombres que fueron Stirling Moss, Mike Hawthorn, Peter Collins o el español Alfonso de Portago.

Su salto a la fama la vino cuando ganó el GP de Syracuse de 1955 a bordo de un Connaught apenas tras tres años anteriores haciendo carreras de club con el equipo Aston Martin. Y es que en los planes de Brooks no figuraba ser piloto profesional de coches de competición, sino dentista. Su estilo de conducción rápido y limpio iba a juego con su carácter exquisito y reservado de todo un gentleman driver que nunca buscó sobresalir, y ello se vio reflejado en que casi siempre estuvo a la sombre de otros grandes nombres de su tiempo. Su victoria con el Connaught en 1955 fue la primera de un coche británico en el incipiente Campeonato de F1 que comenzaba.

Tras un breve y tormentoso paso por otro equipo que echaba a andar en esos años, BRM, Brooks se unió a Vanwall, dando lugar a la primer super estructura británica de competición compartiendo box con Stirling Moss y Stuart Lewis-Evans. En 1958, los pilotos de Vanwall lograron el primer campeonato de equipos de F1 pero el de pilotos fue a parar a Mike Hawthorn, de Ferrari, coronándose como el primer campeón británico de F1 de la historia. Brooks se anotó una disputada victoria con los pilotos de Ferrari, Hawthorn y Collins, en el GP de Alemania en Nurburgring. Collins también perdería la vida ese año. La intensa amistad de Brooks con estos corredores le dejó muy marcado ese 1958.

Precisamente, Tony Brooks pasó a conducir para Ferrari a partir de 1959 y fue contendiente directo en la pugna por el título contra Jack Brabham y el Cooper de motor central-trasero. En 1960 se enroló en el equipo privado Yeoman Credit, que corría con los mismos Cooper que el equipo oficial, pero Brooks nunca se mostró cómodo en este tipo de monoplazas, prefiriendo los rápidos motor delantero como el Ferrari. 1961 fue su último año en F1 con el equipo BRM. También corrió en resistencia y turismos. Seis victorias y 10 podios en F1 en 38 carreras son su palmarés. De carácter tranquilo y discreto, y con un pilotaje muy técnico y efectivo, está considerado uno de los mejores pilotos sin campeonato, una auténtica leyenda. DEP

Vic Elford y el Porsche 911.

Vic Elford, paradigma del piloto «todoterreno»

El pasado 13 de marzo de 2022 el mundo del automovilismo recibía la triste noticia de la muerte de Victor Henry Elford, el gran Vic Elford, piloto de leyenda y famoso por su talento para ir deprisa con cualquier cosa con ruedas, una afirmación no baladí, pues Vic Elford, en su trayectoria de deportiva, cuenta con victorias en el Mundial de Rallyes, en el de Resistencia e incluso un podio en F1. Un perfil de piloto muy paradigmático de una época muy diferente a la actual, donde el piloto se ha profesionalizado y especializado… pese a que hay corredores que hoy día tratan de replicar de algún modo el palmarés de corredores como Elford, como es el caso de Fernando Alonso, que ha logrado también victorias en Resistencia y ha probado suerte en otras categorías como la Indy americana o el Dakar, sin duda, Elford es un espejo donde mirarse.

Sigue leyendo

Frank Williams y Nelson Piquet.

Frank Williams, el último ‘outsider’ de la F1

El pasado viernes 26 de noviembre, Frank Williams, con un delicado estado de salud, ingresó en el hospital y ayer domingo 28 de noviembre de 2021, una de las figuras clave de la F1 moderna, fallecía a los 79 años de edad rodeado del cariño de su familia. Pese a llevar unos años ya retirado de la gestión del equipo que creó, Frank Williams está considerado como el último de los ‘outsiders’ de la F1, el último de los conocidos como ‘Garajeros Británicos’ tan populares en la década de los 70 y que definieron de uno u otro modo el camino que en aquellos años llevó el gran circo.

Grandísimo apasionado del mundo del motor, se inició en el automovilismo como piloto, financiándose con el dinero que ganaba como vendedor ambulante hasta que en 1966 se estableció como gestor de su propio equipo, Frank Williams Racing Cars, participando en la F2 y en la F3 con Piers Courage -uno de sus grandes amigos- y Tony Trimmer. Entre 1970 y 1976 desarrolló varios proyectos en F1 siendo su primera aventura asociado al constructor italoargentino Alejandro de Tomaso, quien le construyó un monoplaza de F1 con el que disputó el Mundial Piers Courage, pero la muerte de éste en el GP de los Países Bajos finalizó con dicha asociación por el duro golpe que supuso. También trabajó esos años con el equipo italiano Iso. Tras la ruptura de su sociedad con el millonario canadiense del petróleo Walter Wolf, Williams fundó su propia estructura de carreras junto a quien sería su mano derecha y más íntimo colaborador, Patrick Head.

Su primer gran éxito llegaría en 1980 ganando su primer Mundial gracias al piloto australiano Alan Jones. En 1982 y de forma sorpresiva en uno de los mundiales más locos y tristes que se recuerdan, Williams lograría su segundo campeonato con Keke Rosberg. La racha continuaría en 1987 con Nelson Piquet, ya en la época de los motores turbo y asociado a Honda. Un año antes sufrió un accidente de tráfico que le produjo una lesión espinal y le dejaría postrado en una silla de ruedas, aunque ello nunca fue obstáculo para que dirigiese su equipo con mano de hierro.

Frank Williams.

La década de los 90 serían los auténticos años dorados de Williams. Su asociación con Renault como motorista y la presencia de técnicos como Adrian Newey y Paddy Lowe dejaron años de gloria, en la temporada 1992, el poderoso Williams Renault FW14 B con suspensión inteligente a los mandos de Nigel Mansell conquistó el Mundial. Un año más tarde y con el FW15 Alain Prost hizo lo propio. En 1994 Ayrton Senna fichó por el equipo británico, pero ya la FIA había prohibido los sistemas inteligentes de Williams y el FW16 resultó un coche inconducible, lo que llevó a uno de los capítulos más negros de la historia del constructor, el accidente con fallecimiento de Senna en el GP de San Marino de 1994 en Imola, cuando el coche se estrelló en la curva de Tamburello. 

En 1996 y 1997 Williams lograría sus dos últimos títulos mundiales con Damon Hill y Jacques Villeneuve. En 1998 Renault, socio motorista de Williams anunciaba su salida de la F1 y el constructor de Groove anunciaba una asociación con BMW a partir del año 2000. Fueron también buenos años para la formación aunque no lograron ningún título pese a las buenas manos de Juan Pablo Montoya. BMW informó a Williams su intención de adquirirle su equipo de cara a 2006, pero Frank no aceptó, por lo que su asociación con los bávaros terminó y estos se hicieron con el equipo Sauber. Williams volvió a ser un constructor independiente recurriendo a motores cliente y desde entonces hasta hoy el equipo comenzó a vivir su particular decadencia, pasando de ser un ganador a pelear en el final de la tabla. Su última victoria fue la del venezolano Pastor Maldonado en el GP de España en Barcelona 2012. El último podio, un tanto artificial, lo logró George Russell en el rocambolaesco GP de Bélgica de 2021. 

Un total de 114 victorias, 128 poles, siete campeonatos de pilotos y nueve de constructores son los números de Williams F1 Racing. Es a día de hoy tras Ferrari el segundo equipo más exitoso de la historia de la F1.

En 2013, Frank dio un paso atrás en favor de su hija Claire en la dirección del equipo. En 2020 la empresa financiera Dorlington Capital adquirió el mítico equipo a la familia Williams y, por primera vez desde su fundación quedaban fuera del mismo. 

Frank y su hija Claire.

Frank Williams recibió en 1986 de manos de SM la Reina Isabel II la Orden del Imperio Británico, y en 1988 fue nombrado Caballero del Imperio Británico. Con su muerte, muere igualmente una forma de competir y gestionar con un equipo de F1, desde el trabajo duro, el tesón, la ilusión, la familia… y sin mucho dinero. Pues cada años los Williams debían hipotecar sus propiedades para disputar el Mundial de F1. 

Sin duda, es un buen momento para ver cómodamente sentado en el sofá el documental que en 2017 dirigió Jonathan Mathews sobre la vida y trayectoria profesional de Sir Frank Williams. DEP Leyenda.

Bob Bondurant.

Bob Bondurant, una leyenda americana del motor

El Automovilismo Deportivo en EEUU siempre ha contado con prestigiosos campeonatos y competiciones propias y eso ha provocado que los pilotos de este país de forma mayoritaria desarrollasen sus trayectorias a nivel local. Con todo, ha habido pilotos estadounidenses cuyos éxitos cruzaron el Océano Atlántico y uno de ellos nos dejó a los 88 años el pasado viernes 12 de noviembre. Hablamos del célebre Bob Bondurant, uno de los corredores más exitosos de EEUU.

Bondurant, que falleció en Paradise Valley, Arizona, no sólo será recordado por sus éxitos en diferentes categorías tanto en EEUU como en Europa, sino como fundador de una de las escuelas de conducción para pilotos más prestigiosas que se conocen.

Nacido el 27 de abril de 1933 en Evanston, Illinois, la gasolina y los coches formaban parte de su ADN ya que su padre poseía el concesionario ‘Bondurant Motors’. Fue a los ocho años cuando acudió con su padre a una carrera de Midgets por primera vez y se inició en la competición con las motos. A finales de los 50 probó suerte con los coches compitiendo con un Morgan y descubrió que se le daba muy bien. 

En 1964 conocería el éxito internacional al enrolarse en el equipo de su amigo Carroll Shelby, logrando la 4ª plaza en las 24 Horas de Le Mans junto a otro mito del automovilismo estadounidense, su otro gran amigo Dan Gurney. En dicha prueba ganaron la categoría de GT en el icónico Shelby Cobra Daytona Coupé. En 1965 ganó también con el mismo coche el Campeonato FIA de Constructores y tomó parte en el GP de EEUU de F1 con un Ferrari privado del North American Racing Team de Luigi Chintetti. También disputó ese mismo año el GP de México en un Lotus del equipo privado de Reg Parnell.

Bob Bondurant.

En 1966, Bondurant sería el consultor principal para el rodaje de la mítica película ‘Grand Prix’ de John Frankenheimer, y en especial desarrollaría la labor de instructor de manejo de uno de los protagonistas, James Garner. Ese mismo año y junto a Graham Hill cumpliría un papel fundamental en el accidente de Jackie Stewart en Bélgica, que sería el germen de la cruzada por la seguridad que iniciaría el piloto británico. En la temporada 1966 de F1 Bondurant tomó parte en cinco GGPP con un BRM dentro del equipo Chamaco Collect, con el cuarto puesto en el GP de Mónaco como mejor clasificación. Luego su amigo Dan Gurney le ofrecería realizar las dos carreras de EEUU con su equipo, el Anglo American Drivers y conduciendo el mítico Eagle Gurney Weslake con motor V12, quizás el monoplaza de F1 más elegante de la historia.

En 1967 corrió las 24 Horas de Le Mans con un Corvette y disputó la Can Am con McLaren, donde sufrió un fatal accidente en la carrera de Watkins Glen. Casi se queda en una silla de ruedas, pero a base de coraje, salió adelante. En su convalecencia y recordando su papel en la película ‘Grand Prix’, Bondurant decide fundar la ‘Bob Bondurant Racing School for High Performance, que tuvo sede en Orange County, Ontario y Sonoma. Contó con el apoyo de Nissan que le cedió los automóviles deportivos Datsun. En 1989 tras el terremoto de Loma Prieta, la escuela fue trasladada a Arizona. Bondurant fue instructor de conducción de actores como James Garner, Paul Newman, Clint Eastwood, Robert Wagner, Tim Allen, Tom Cruise, Nicolas Cage y Christian Bale, este último para la película ‘Le Mans 66’. En 2003 fue incluido por méritos propios en el Motorsport Hall of Fame of America. DEP LEYENDA.

Nino Vacarella.

Adiós al ‘Preside Volante’, Nino Vacarella

El número de personajes legendarios que el automovilismo italiano ha alumbrado es casi ilimitado y hace unos días se extinguió la llama de todo un veteranos, un piloto rápido, de aspecto pausado, pero temperamental y explosivo… hablamos de Nino Vacarella. El corredor de Palermo el 23 de septiembre en su Palermo natal a los 88 años de edad y no queríamos dejar pasar en ‘La Guía del Motor’ el poder recordarle.

Apodado como el Preside Volante -Director Volador-, porque su familia era propietaria de un colegio privado donde él impartía clases y era director, Nino Vacarella se inició en el automovilismo allá por 1956 haciendo sus pinitos con el Fiat Abarth 1100 de su padre. Tras disputar diversas carreras locales con un Lancia Aurelia y con un Maserati A6G 2000, en 1961 debutó en F1 de la mano del equipo privado Scuderia Serenissima con un humilde De Tomaso OSCA. Tras participar en varias carreras de resistencia con la estructura veneciana captó la atención de Ferrari, que lo fichó para disputar las pruebas de resistencia con el equipo oficial. 

Nino Vacarella.

Y es que el paso de Vacarella por la F1 fue fugaz, apenas cinco carreras en los años 1961, 1962 y 1965 con Porsche, el mencionado De Tomaso o un Lotus, en ambos casos con la formación privada Scuderia Serenissima. Sólo disputó una carrera de F1 con Ferrari, el GP de Italia en Monza de 1965.

Su debut con Ferrari fue esperanzador, terminando segundo en las 12 Horas de Sebring de 1963 con Lorenzo Bandini y Willy Mairese. Un año más tarde, en1964 alcanzó la gloria al ganar las míticas 24 Horas de Le Mans junto a Jean Guichet a bordo del 275P. Ese mismo año también ganó los 1.000 Km de Nurburgring y quedó segundo de nuevo en las 12 Horas de Sebring. En 1965 sería profeta en su tierra al alzarse con la victoria en la mítica Targa Florio, también con Ferrari. Su última victoria con la Scuderia sería en las 12 Horas de Sebring de 1970 a bordo del fabuloso 512 S, uno de los coches de competición más bellos jamás fabricados.

Nino Vacarella.

En 1971 repetiría triunfo en la carrera de casa, su amada Targa Florio, en este caso ya como piloto Alfa Romeo conduciendo su no menos mítico 33/3 junto al holandés Hezemans. Ese mismo años logró el segundo puesto en los 1.000 Km de Zeltweg y en las 12 Horas de Sebring. Tras ganar la Targa Florio de 1975 también con Alfa Romeo y junto a otro gigante, Arturo Merzario, el Preside Volante colgó el casco y los guantes. 

Nino Vacarella.

Personaje venerado en su Sicilia natal, unos días antes de disputarse la Targa Florio, todas las carreteras de La Madonie que conformaban el circuito de la mítica prueba amanecían con su nombre escrito. Nino Vacarella ya se encuentra en el Olimpo del automovilismo dando lecciones de pilotaje. Descanse en Paz, leyenda.

 

Carlos Reutemann.

Fallece el mítico Carlos Reutemann, ‘El Lole’

El mundo del automovilismo se tiñe de luto ante la muerte del célebre corredor argentino Carlos Reutemann, el mítico Lole, que ha fallecido a consecuencias de una serie de complicaciones derivadas de un cáncer que le diagnosticaron en 2017. Desde hace unas semanas se encontraba en Cuidados Intensivos. 

Ha sido su hija, Cora, quien se ha encargado de comunicar vía Twitter la muerte del piloto y también político argentino. Carlos Alberto Reutemann, apodado ‘El Lole’, participó en el Mundial de F1 entre las temporadas 1972 y 1982. Se dice que su apodo se debe a una anécdota de cuando era muy niño, cuando el maestro de su escuela le preguntó a qué se dedicaba su padre y él contestó: «A criar LoLechones».

Tras Juan Manuel Fangio, es el corredor de F1 más exitoso que ha dado su país, con 12 victorias y 48 podios. En su trayectoria fue piloto de equipos míticos como Brabham, Ferrari, Lotus y Williams. Destacó por ser un piloto muy fino y técnico. La vez que más cerca estuvo de ganar el Mundial fue en 1981, cuando fue superado por Nelson Piquet que se impuso por un punto de diferencia en la última carrera de aquel año, el rocambolesco GP de EEUU Oeste celebrado en el parking del hotel Caesar’s Palace de Las Vegas bajo un sol de justicia. En las temporadas 1975, 1978 y 1980 fue tercero.

La política fue otra faceta por la que Reutemann también destacó. Enrolado en las filas del Partido Justicialista fue dos veces Gobernador de la Provincia de Santa Fé y Senador por la misma. Siempre de posturas centristas y moderadas, el Reutemann político fue cada vez virando más a posicionas más liberales, alejadas del ideario socialista de su partido, lo que le llevó a apoyar y militar en el partido del ex presidente Mauricio Macri, de hecho, sus últimos escaños se los debe a la formación derechista.

Son muchas las voces autorizadas que lo consideran uno de los mejores pilotos de F1 sin lograr el título, caso similar al de Stirling Moss, Chris Amon o Jacky Ickx. Todo el equipo de ‘La Guía del Motor’ expresa sus condolencias a la familia de ‘El Lole’.

 

Mansour Ojjeh.

Mansour Ojjeh, el cerebro del éxito de McLaren

La Fórmula 1 no son sólo los pilotos y los ingenieros, sin los empresarios la categoría reina del automovilismo no sería nada. Precisamente, el pasado fin de semana se marchaba para siempre uno de los personajes cruciales de la Fórmula 1 moderna, uno de esos empresarios que con su decisiva labor y actuación sobre uno de los equipos más míticos, contribuyó a engrandecer la categoría. Por poner un ejemplo: el éxito de dos mitos de esta modalidad deportiva como son Alain Prost y Ayrton Senna quizás no podría contarse a día de hoy de no tomar la iniciativa y apoyar con sus empresas y fortuna al equipo McLaren. Hablamos, por supuesto, de Mansour Ojjeh.

En momentos previos a la salida del GP de Azerbayán el pasado domingo 6 de junio, toda la parrilla formaba y guardaba un minuto de silencio por la muerte de Mansour Ojjeh. Respeto máximo a uno hombre de vital contribución a la F1 pero siempre discreto y enemigo de los objetivos de las cámaras. El empresario suizo de ascendencia árabe-saudí comenzó a finales de los 70 y principios de los 80 a acercarse al mundo de la F1 empleando el potente conglomerado empresarial de su padre, Akram Ojjeh, el gigante tecnológico TAG -Techiques D’Avantgarde-. 

Ojjeh y TAG entraron en la categoría reina de la mano del primigenio equipo Williams del que fueron patrocinador principal y con el que lograron los mundiales de F1 de 1980 -con Alan Jones- y 1982 -con Keke Rosberg-. El joven equipo de sir Fran Williams y Patrick Head necesitaban liquidez para dar lustre a una prometedora base técnica y Ojjeh, además de ser patrocinador principal, posibilitó la entrada de la familia real saudí con sus líneas aéreas Saudia como segundo patrocinador. El mítico Williams blanco con los logos de empresas saudíes en azul es en gran parte obra suya.

Con Prost y Lauda en los tiempos de McLaren-TAG.

El Project Four

De personalidad afable y nada egocéntrica, Mansour Ojjeh siempre fue un águila para los negocios. Su primera experiencia con Williams en F1 le gustó tanto que quería más y cuando el viejo equipo McLaren en 1981 entró en crisis se alió con un tal Ron Dennis para salvar la mítica escudería y conformar el McLaren Project 4. Dicha aventura empresarial incluyó también la más exitosa participación de Porsche en la categoría reina. La nueva McLaren echó a andar en 1982 con Niki Lauda y John Watson como pilotos. La era turbo de la F1 comenzaba y los coches de Woking se veían muy limitados al tener que emplear los sempiternos motores Cosworth atmosféricos pese a contar con los nuevos chasis de fibra realizados por Hércules Aerospatial.

Renault, Ligier Matra, Alfa Romeo y Ferrari ya tenían sus propios motores Turbo. Williams se había asociado con Honda y Brabham hizo lo propio con BMW dejando a McLaren a merced del motor generalista Ford Cosworth. Necesitaban dar un paso adelante y Ojjeh y Dennis convencieron a Porsche de sumarse a su aventura, pero el fabricante de Stuttgart era muy reticente a ligar su nombre a la F1 cuando en Resistencia era el equipo referente y ante el temor de que el experimento saliera mal. Ahí entró el Mansour Ojjeh negociador. Logró que Porsche le construyera un motor Turbo V6, pero finalmente la mecánica fue bautizada con el nombre de la empresa del suizo-saudí, TAG. Los motores TAG Porsche debutaron a finales de temporada de 1983 en modo de prueba sobre los McLaren y un año después Niki Lauda lograba su tercer mundial sobre el McLaren TAG-Porsche. La marca de Stuttgart sólo estaba presente sobre las culatas del motor, que no se veían… En 1985 y 1986 Alain Prost comenzaba a cimentar su leyenda ganando los dos mundiales también a bordo del coche británico con motor alemán.

Mansour Ojjeh y su 935 Flatnose TAG Turbo.

Como gran apasionado de los coches, el señor Ojjeh atesora fruto de esos años de relación con Porsche el único Porsche 935 Flatnose Turbo TAG de calle que existe, hecho en exclusiva para él, con todo el lujo imaginable y un motor afinado por la división de F1 de TAG Porsche.

De este modo comenzó la leyenda de McLaren de la que Mansour Ojjeh fue siempre su más valioso fontanero, con periodos de lo más exitoso como el glorioso cuatrienio 1988-1991 con los tres mundiales de Senna más uno de Prost, o la alianza con Mercedes con los campeonatos de Hakkinen y Hamilton. Los éxitos empresariales no sólo se cernieron a la F1. Ojjeh adquirió la mítica firma de relojes suiza Heuer a cuyo nombre añadió el de su empresa, TAG, y el resto es historia, pues, ¿hay una marca de relojes más vinculada a la F1 que TAG Heuer? Ayrton Senna, Alain Prost, Mika Hakkinen, Kimi Raikkonen, Fernando Alonso, Jenson Button y Lewis Hamilton, todos han lucido sobre sus muñecas piezas de la firma relojera.

Junto a Ron Dennis en los tiempos McLaren Mercedes.

Fricciones con Dennis, retiro y enfermedad

Como se ha expresado en líneas anteriores, destacaba de Mansour Ojjeh su talante tranquilo, afable y modesto, lo que contrastaba enormemente con el de su socio, Ron Dennis, un personaje polémico, autoritario y siempre en el ojo del huracán. La relación Dennis-Ojjeh está llena de tiras y afloja, pero llegó a un punto de no retorno en la temporada 2011, ante la polémica suscitada por un intento de boicot al GP de Bahrein a cuentas de los derechos humanos. Dennis apoyó el boicot cuando la empresa bareiní Mumtakalat era accionista de McLaren a través de Ojjeh. Empezaría el descenso a los infiernos del equipo de Woking.

En 2012, Lewis Hamilton, la joya de la corona de McLaren, anunciaba la salida del equipo que lo había criado, automovilísticamente hablando, con destino a Mercedes. El equipo oficial alemán mejoraba a la vez que el de Woking empeoraba e iba siendo relegado a situación de cliente con respecto a los de la estrella. Lewis, que desde 2008 vivía una suerte de estancamiento en su carrera, paralelo a una conversión en una suerte de celebrity, decidió que necesitaba dar un cambio en su trayectoria y afrontar nuevos retos, respirar nuevos aires. En McLaren confiaron la sustitución de su piloto británico a un joven mexicano que esperaba poder subir a Ferrari, Checo Pérez. Fue un año muy complicado, que a la bajada de rendimiento técnico del equipo, cada vez más perjudicado por la paulatina mejora de Mercedes, que se guardaba lo mejor para sí mismo, se suma una mala adaptación del azteca a un equipo con una férrea disciplina. Se cuenta que incluso Mansour Ojjeh rechazó a uno de los patrocinadores de Pérez porque no lo encontró digno de estar sobre su coche. Esa temporada 2013 terminó como el rosario de la aurora. Ron Dennis despidió unilateralmente a Pérez así como al director del equipo, Martin Whitmarsh, a la postre hombre de confianza de Ojjeh. 

En aquellos días, Mansour Ojjeh estaba gravemente enfermero, había sido transplantado de pulmón y todos los movimientos de Dennis empeoraron la situación hasta tal punto que sería expulsado de la empresa de por vida, llegando a McLaren el nuevo y actual propietario, Zakk Brown. Ojjeh viviría sus últimos años ya muy desvinculado de la F1 pero dejándose ver de cuando en cuando por los grandes premios, siempre de forma discreta, de hecho, su fallecimiento a causa de su enfermedad, también ha sido algo discreto y sin notoriedad, siempre con la sencillez y modestia con que este gran hombre se condujo por el paddock, aunque siempre, con paso firme y dando resultados.

Mansour Ojjeh, con su mujer Kay, Michael Dougles y Katherine Zeta-Jones

De su plano más social destacaría la profunda amistad que siempre mantuvo con el actor Michael Douglas, con el que era muy habitual verle en el paddock en determinados GGPP. DEP.

Robert Opron.

Muere a los 89 años Robert Opron, gurú del diseño de automóviles

La industria del automóvil se viste de luto tras el fallecimiento el 29 de marzo de 2021 del gran diseñador francés Robert Opron a los 89 años de edad. De su mesa de dibujo y su maestría con los lápices surgieron algunos de los diseños más geniales de la historia caracterizados por su aspecto innovador y disruptivo, siempre huyendo de lo convencional y dando a sus trabajos ese toque especial y diferenciador.

Su trayectoria comienza cuando entra a formar parte del equipo de Flaminio Bertoni en Citroen, nada más y nada menos que el responsable de uno de los diseños automotrices más importantes de la historia, el DS. De hecho, Opron a mediados de los 60 sería el encargado ya como sustituto de Bertoni de ponerlo al día, dotándolo de su icónico frontal de faros carenados que giraban con la dirección. 

Robert Opron.

En 1970 Opron diseñó el que siempre consideró su gran obra maestra y otro importante icono de la historia del automóvil, el Citroen SM, posiblemente el coupé GT más innovador jamás fabricado. También de su época en Citroen son de su autoría los no menos importantes GS y CX, diseños tremendamente populares pero no exentos de polémica en su momento por su enorme parecido con el concept car BMC 1800 realizado por Pininfarina, pero luego se demostró que ni Opron ni el italiano habían tenido contacto alguno.

Cuando a mediados de los 70 Peugeot adquiere a Citroen salvándola de la quiebra, Robert Opron fue despedido y de ahí pasó a Renault, para quien diseñó sus coches de gama alta, el deportivo Alpine A310, el coupé Fuego y la berlina 25. 

Robert Opron.

Su último trabajo en la industria del automóvil fue para el Grupo Fiat, participando en el diseño del extravagante Alfa Romeo SZ. En 1999, Robert Opron fue nominado al premio ‘Designer of the Century’. DEP maestro.

Johnny Dumfries.

Muere Johnny Dumfries, ganador de Le Mans y ex piloto de F1

Johnny Dumfries, cuyo verdadero nombre era John Crichton-Stuart conde de Dumfries y marqués de Bute, falleció el lunes 22 de marzo de 2021 a los 61 años tras una corta enfermedad. Fue ex piloto de F1 y ganador de Le Mans y pese a su modesta trayectoria en el Motorsport, su historia bien merece ser recordada por su calidad como persona.

Adoptó el nombre de Johnny Dumfries para así aportar un perfil bajo en su vida y alejar la sombra de su importante fortuna familiar, de hecho, se sufragó con su propio trabajo su carrera deportiva. Tras ahorrar dinero trabajando como pintor y decorador de interiores, y como chófer del camión del equipo Williams, pudo disputar a Fórmula Ford 1600 donde logró hacerse un nombre y donde pocos sabían de su ascendencia nobiliaria. 

En 1984 ganó la F3 Británica para pasar en 1985 a la F-3000, categoría donde no tuvo mucha suerte y que compatibilizó con el rol de piloto probador de Ferrari. En 1986 fue fichado por Lotus para ser compañero de Ayrton Senna, se dice que el brasileño inclinó la balanza en favor del escocés en detrimento de Dereck Warwick al que consideraba un rival más duro. Los mejores resultados de Dumfries fueron un quinto en Hungría y un sexto en Australia. Fue su único año en F1, aunque también fue piloto de pruebas de Benetton. 

En 1988 ganó las 24 Horas de Le Mans sobre el poderoso Jaguar XJR19 junto a Jan Lammers y Andy Wallace. Siguió compitiendo en resistencia hasta que en 1993 falleció su padre y se convirtió en marqués de Bute, y desde entonces se trasladó a la Isla de Bute en Escocia para gestionar la finca familiar Mont Stuart. Su familia le recuerda con un inmenso cariño como persona cálida y de espíritu indomable. DEP.

Sabine Schmitz.

Muere Sabine Schmitz, Reina de Nurburgring y estrella de Top Gear

El circuito de Nurburgring ha informado del fallecimiento de la piloto y estrella de la TV Sabine Schmitz tras una larga y dura batalla contra el cáncer. Tenía 51 años.

La única piloto en ganar las 24 Horas de Nurburgring fue diagnosticada de dicha enfermedad a finales de 2017. Dos triunfos se anotó en la mítica prueba de resistencia en el Infierno Verde los años 1996 y 1997 sobre su BMW M3 conocido popularmente como ‘El Rayo de Eiffel’. 

Sabine Schmitz.

Se le considera como uno de los pilotos que mejor conocía el célebre viejo Nordschleife, de hecho, durante un tiempo ejerció de piloto del famoso BMW M5 E60 ‘Ring Taxi’ con el que se le daba una vuelta a los visitantes. 

Tanto como piloto es conocida también su faceta de estrella de la TV en el popular programa Top Gear de la BBC británica en su nueva etapa sin los tres presentadores originales. De hecho, para este espacio audiovisual, Sabine logró un récord en su circuito fetiche, la vuelta rápida con una camioneta Ford Transit aligerada, récord, que aún mantiene. 

Desde el equipo de La Guía del Motor nos sumamos al luto por su triste pérdida.